publicidad
El alguacil Joe Arpaio.

El alguacil Arpaio admitió haber investigado a la familia de juez que lo juzga

El alguacil Arpaio admitió haber investigado a la familia de juez que lo juzga

El policía es juzgado por desobedecer la orden de un juez federal y no detener las redadas de inmigrantes.

El alguacil Joe Arpaio.
El alguacil Joe Arpaio.

El polémico alguacil (sheriff) del condado Maricopa, Arizona, Joe Arpaio, admitió en una corte de Phoenix haber investigado a la familia del juez federal Murray Snow, quien lo declarara culpable de prácticas de perfil racial en el 2013.

publicidad

Durante el tercer día de testimonios en el juicio en contra del denominado el “sheriff más duro de Estados Unidos” - por su postura contra los inmigrantes indocumentados- por desacato a las órdenes de la corte, y en un acalorado intercambio de palabras, el juez Snow preguntó a Arpaio si había mandado investigar a su familia a lo que el alguacil admitió.

El alguacil de Maricopa trató de explicarse indicando que la investigación en contra de la esposa del juez Snow (a través de un investigador privado contratado por el policía) se inició por recomendación de sus abogados, después de que supuestamente hiciera un comentario diciendo que el juez federal "estaba tratando de hacer todo lo posible" para que el policía no fuera reelecto.

"Este es un ejemplo de las prioridades del alguacil quien gastó recursos para hacer una investigación de la familia del juez pero cuando tuvo evidencia del caso de corrupción del exagente Charley Armendáriz no dijo nada", aseguró a Efe Alessandra Soler, directora ejecutiva de la Unión Americana de Libertades Civiles en Arizona (ACLU) quienes lideran el caso e contra de Arpaio y su oficina.

 

Grave acusación sobre Joe Arpaio Univision

Preguntas del juez

El tema salió a luz durante la audiencia después de que Arpaio concluyó su testimonio y el juez Murray Snow empezó a hacerle preguntas sobre las investigaciones del alguacil.

Arpaio dijo que creía que su exabogado, Tim Casey, había contratado a un investigador privado para que llevara a cabo la pesquisa secreta en torno a la esposa de Snow.

La medida se derivó de un comentario que presuntamente hizo la esposa de Snow acerca de que el juez prefería que Arpaio no fuera reelegido en 2012.

Casey declinó comentar al respecto, y para ello esgrimió el argumento del privilegio abogado-cliente "el concepto legal que protege ciertas comunicaciones entre un cliente y su abogado-, cuando The Associated Press se puso en contacto con él tras lo sucedido en la corte.

publicidad

En opinión del juez Murray este es otro acto de abuso de poder por parte de Arpaio y sus subordinados, cuyas acciones también son responsabilidad del alguacil.

Arpaio ocupó el jueves el banquillo de los acusados por segundo día y dio sus testimonio, defendió y aseguró que las órdenes emitidas por el juez Snow las delegó a sus subordinados y equipo legal.

El fallo de 2013

En 2013 el juez Murray determinó que la oficina del jefe policial sistemáticamente se enfocaba en detener a latinos por violaciones al reglamento de tránsito, y convocó a una audiencia por desacato a la corte esta semana después de que Arpaio desafió las órdenes del magistrado en el sentido de que dejara de efectuar patrullajes destinados a detener a inmigrantes.

Los demandantes aseguran que a pesar de que la corte federal ordenó a Arpaio terminar sus operativos donde aplicaba leyes migratorias federales en diciembre del 2011, este continúo llevando a cabo redadas en el 2012.

El caso de desacato en contra de Arpaio continúa este viernes, pero la decisión del juez no se dará a conocer hasta el próximo mes de junio.

"El juez está cuestionando a Arpaio sobre la investigación sobre su familia, esto es algo nuevo, algo muy serio, creo que inclusive se podría tomar como una amenaza", dijo a Efe la activista Lydia Guzmán, directora del comité de inmigración de LULAC en Arizona y quien ha estado presente durante todo el juicio.

publicidad

Futuro inmediato

En caso de ser encontrado culpable de desacato a la corte, Arpaio enfrenta la posibilidad de fuertes sanciones económicas.

El juez Snow también abrió la puerta para que en el futuro se pudiera llevar a cabo una investigación criminal en su contra.

La oficina de Arpaio es conocida por haber investigado a sus opositores. Dos supervisores del condado electos y un juez estaban entre los investigados y acusados de delitos la década pasada tras enfrentarse con el jefe de la policía.

Las personas que fueron objeto de las investigaciones dijeron que las acusaciones en su contra habían sido inventadas. Las pesquisas fallidas tuvieron como consecuencia que el condado se viera obligado a hacer pagos millonarios a algunos individuos investigados sin una razón válida.

Un funcionario del condado indicó que investigadores del jefe policial acudieron a las viviendas de 70 trabajadores del condado y de la corte durante la noche y en fines de semana de 2009 en un intento de intimidarlos.

El mensaje del sheriff

David Smith, en ese entonces administrador del condado, declaró a The Associated Press en 2010 que el mensaje de Arpaio era claro: "Sabemos dónde vives. Sabemos dónde encontrarte. Haz algo que no nos guste y estarás en riesgo".

Un jurado investigador federal efectuó una pesquisa de casi tres años de la oficina de Arpaio sobre acusaciones penales de abuso de poder, y examinó específicamente el trabajo investigativo del escuadrón del jefe policial contra la corrupción pública que indagó a los funcionarios públicos. La pesquisa se cerró en 2012 sin que se presentara ningún cargo.

publicidad

Durante la comparecencia del jueves, el jefe policial del condado Maricopa, que suele mostrarse impetuoso, dio respuestas suaves y tersas en el banquillo de los testigos. La audiencia pudiera derivar en multas, mayor supervisión de su agencia y posible desacato penal. Varias veces respondió "no lo recuerdo".

Arpaio volvió a disculparse por desatender una orden emitida en 2011 para que dejara de efectuar los patrullajes, al tiempo que Snow siguió examinando si esa táctica involucraba encasillamiento racial. El jefe de policía ha reconocido que hizo caso omiso de la orden durante 18 meses.

"Tengo un profundo respeto por los tribunales", afirmó Arpaio. "Realmente me duele estar en esta posición después de 55 años. Quiero disculparme con el juez. Debí haber sabido más sobre estas órdenes judiciales que escaparon a mi atención".

Cuando se le preguntó si el desafiar esa orden significó que violó su juramento del cargo, Arpaio respondió: "No pretendía violar mi juramento".

Los cargos

Una demanda pendiente sobre derechos civiles interpuesta por el Departamento de Justicia federal argumenta que la oficina del jefe de policía ha aplicado represalias contra los críticos de Arpaio.

Tras la audiencia del jueves, miembros de la comunidad hispana en Arizona aseguraron en una reunión no querer una "disculpa" del alguacil del condado Maricopa sino que pague por los abusos cometidos en contra de la comunidad inmigrante dentro de su propia cárcel.

publicidad

"El alguacil Arpaio ha hecho lo que le ha dado la gana. Ha violado los derechos humanos, los derechos civiles, ha separado a familias y ha dejado a hijos sin sus padres", dijo a Efe el activista Víctor Guerrero Martínez, quien estuvo presente en la reunión que se llevó a cabo en una escuela primaria en la ciudad de Tempe, Arizona.

En su opinión, el policía prefirió utilizar todos sus recursos para "perseguir" a los trabajadores sin papeles en vez de investigar, por ejemplo, a los cientos de casos de niños que fueron abusados sexualmente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad