publicidad
El actor dice que los hispanos deben reconocerse en los cursos de historia.

"Nosotros hemos construido tanto este país": John Leguizamo

"Nosotros hemos construido tanto este país": John Leguizamo

El actor conversa de por qué los estudiantes latinos necesitan reconocerse en sus cursos de historia, de sus proyectos y de Donald Trump

El actor dice que los hispanos deben reconocerse en los cursos de historia.
El actor dice que los hispanos deben reconocerse en los cursos de historia.



publicidad


Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela

John Leguizamo es una de esas personas que se mueven y hacen las paces con la vida a través de su simpatía. Sus oraciones están mediadas por la sonrisa que ha sido motor y recurso interpretativo en la versátil carrera de 30 años que ha tenido el artista colombo-estadounidense en películas como “Moulin Rouge!”, “To Wong Foo Thanks for Everything, Julie Newmar” y "Carlito’s Way" o sobre los escenarios.

Es que sea en Hollywood, en teatro o en sus ‘one-man shows’, la inclinación hacia la comedia en la carrera de Leguizamo ha sido inevitable como prueba su nuevo libro de memorias “Ghetto Klown” del que conversó durante la Feria del Libro en Miami que culminó el domingo en el campus de Wolfson del Miami Dade College.

“Ghetto Klown” ha tenido aire en tres medios diferentes. La pieza debutó en Broadway en 2011, y luego tuvo adaptaciones como un especial en HBO y ahora como novela gráfica donde se le hace “muy chévere” verse a sí mismo y a su relato a través de las páginas trabajadas entre imágenes y burbujas de texto por Christa Cassano y Shamus Beyale. 

Cada medio le da una textura diferente a una obra y el marco de una novela gráfica se le hizo una opción divertida para llegar a la audiencia desde su cuento de vida.  

“Se ve el camino que he cruzado, mis principios súper humildes, muy 'ghettorrific', y de donde vine hasta el punto que llegué”, expresa quien llegó a Estados Unidos cuando tenía tres años desde Bogotá. “Al mismo tiempo, veo mis defectos, mis problemas y todo lo que casi me derrumba pero menos mal que siempre quiero tratar de ser mejor. Eso es lo que me ha ayudado a tener éxito, que siempre estoy buscando mejorar como persona, artista, esposo, padre”, comparte. 

En esa búsqueda y en consonancia a su identidad como hispano en Estados Unidos que ha permeado su discurso público así como varios de sus proyectos creativos, dio con las ideas para su más reciente show, “Latin History for Dummies”.

“Leí una estadística que 45% de los jóvenes latinos abandonan la escuela secundaria y es una tragedia horrible. Pero yo sabía por qué. Cuando era joven, creciendo como latino en los Estados Unidos, tampoco sentía que estudiar me iba a ayudar. ‘Because you don’t see your heroes, they don’t look like you, and they don’t talk about people like you’. (Porque no ves tus héroes, no se parecen a ti, y ellos no hablan de personas como uno)”, dice entre inglés y español, en ese cambio de códigos que refleja el de tantos hispanos en este país.   

Por esa estadística y repasando su propia experiencia, empezó a leer y a investigar sobre la presencia hispana en la historia.

“Nosotros hemos construido tanto este país, desde que lo descubrimos, lo exploramos, estuvimos durante la Revolución Americana, la Guerra de 1812, la Guerra Civil estadounidense y nunca nadie habla de eso. Como 50,000 latinos peleamos por los EEUU en la Guerra Mundial y 500,000 en la Segunda Guerra Mundial y nunca hablan de esa vaina”, exclama.

Esta es la base de la comedia que, a juicio de Leguizamo, puede hacer que muchos en el público se entusiasmen por ciertos temas y decidan hacer sus propias búsquedas. 

“El problema con nuestra ausencia de la historia en los libros de texto también envía un mensaje a los americanos de que no hemos contribuido y perpetúa una premisa falsa”, declara quien entiende que las contribuciones de los hispanos se han borrado y que, ante ello, es clave actuar. 

“Tuvimos generales en la Revolución Americana y mujeres cubanas en el sur que vendieron sus joyas para darles de comer a los patriotas”, asegura Leguizamo. “Si todos leyéramos eso, en comunidad, niños latinos se sentirían orgullosos y los blancos sabrían que hemos tenido valor, que somos valiosos y seguiremos siendo valiosos”, plantea como crítica a la enseñanza de la historia en las escuelas.

Cuando habla de los hispanos, en general, Leguizamo habla de “nosotros”, de una primera persona plural para darle voz a sus posturas.

Ello explica que criticara la presentación del precandidato republicano Donald Trump en Saturday Night Live por su retórica contra mexicanos e inmigrantes indocumentados. 

Según Leguizamo, latinos en el ojo público como atletas y artistas tienen “una responsabilidad de ser valientes”, de expresar descontento por comentarios como los de Trump para intentar que discursos racistas o que perpetúan estereotipos no continúen. 

“Creo en la primera enmienda que hace que este país sea el mejor del mundo, y entiendo que Trump diga lo que diga aunque sea horrible, ¿pero celebrarlo en un show de comedia? Ellos no pondrían en SNL a Michael Ritchie que dijo cosas horribles de los afroamericanos, tampoco pondrían a nadie que diga cosas así contra cualquier grupo étnico, ¿pero hacerlo con nosotros?”, cuestiona. 

Ese orgullo y defensa de lo hispano lo canalizó al narrar el especial que HBO transmitió hace poco, “The Latin Explosion: A New America”.

Fue la voz de ese especial, así como ha sido voz en muchos sentidos de los hispanos.

“Crecí en Queens, Jackson Heights y todos mis amigos eran boricuas, dominicanos, ecuatorianos, cubanos, colombianos, argentinos. Me enamoré de todos los países, de los acentos, de los idiomas, el ‘slang’ y yo me siento muy orgulloso de mis raíces latinas”, sostiene Leguizamo de aquellos inicios en los que las preguntas sobre la visibilidad de los hispanos en la cultura popular comenzaban a rondar. 

“Lo que me impresionaba era que yo veo a esta gente tan talentosa, tan capaz, tan inteligente, y no los veo en televisión, en la pantalla grande, en libros. Me preguntaba qué está pasando.  Hay un puente que no sirve”, expone de la inquietud que no se ha aplacado con los años.

Leguizamo está inmerso en proyectos como el rodaje de la serie de Netflix “Bloodline” a la que se incorpora y estará en dos películas que empezarán a filmarse luego y se le verá pronto en “Sisters” y el año que viene en “Infiltrator” con Bryan Cranston.

Se le ilumina la mirada al hablar de proyectos como “Infiltrator” y se despide reflexionando que hacer un proyecto que le ilusione es “the most beautiful thing”. “Lo más hermoso”, dice, con la sonrisa que viene de los goces creativos pero también del que vive así pese a todo. 


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad