publicidad
El grupo de firmantes está integrado por exfuncionarios de mandatarios republicanos.

Por qué Trump es imparable mientras Cruz y Rubio sigan en campaña

Por qué Trump es imparable mientras Cruz y Rubio sigan en campaña

Las matemáticas pinta bien para Trump después de su victoria indiscutible en Nevada

El grupo de firmantes está integrado por exfuncionarios de mandatarios r...
El grupo de firmantes está integrado por exfuncionarios de mandatarios republicanos.

Por David Adams @dadams7308

Donald Trump logró otra contundente victoria en Nevada mientras las opciones del resto de los candidatos presidenciales republicanos se estrecha.

Los dos contrincantes principales de Trump, Marco Rubio y Ted Cruz, están en una lucha encarnizada codo a codo por el segundo lugar, dividiendo efectivamente el voto antiTrump. Al no haber indicios de cualquiera de ellos a dar marcha atrás, los analistas dicen que el tiempo puede estar acabándose para unir fuerzas con el fin de vencer a Trump en la cuenta regresiva hacia el denominado Supermartes el primero de marzo, cuando 12 estados realicen sus primarias.

"O Marco Rubio o Ted Cruz podrían llevarse una victoria, pero ninguno puede lograrlo mientras ambos estén en la carrera", dijo Al Cárdenas, expresidente del Partido Republicano de la Florida y partidario del excandidato, Jeb Bush.

Trump encabeza las preferencias en la gran mayoría de los 14 estados donde habrá primarias republicanas o asambleas electorales en las próximas dos semanas, según Real Clear Politics. Las encuestas también indican que Trump tiene una amplia ventaja en la Florida, el tercer estado más grande de la nación que vota el 15 de marzo.

"A menos que Cruz o Rubio abandonen la carrera antes del 15 de marzo, será muy difícil para ellos detener a Trump”, dijo Cárdenas, señalando que las cuatro primeras asambleas electorales en Iowa, New Hampshire, Carolina del Sur y Nevada mostraron que el apoyo recibido por el multimillonario neoyorquino fue bien probada y se mantiene fuerte.

publicidad

"Una vez que construyes una candidatura de teflón, es muy difícil que alguien pueda hacerte disgustar," dijo él. "Los partidarios de Trump son casi como una secta".

El apoyo para Cruz y Rubio también parece estar muy comprometido, haciendo así improbable que alguno de ellos desista o que unan fuerzas para tratar de derrotar a Trump, según los analistas.

“Los empates en Carolina del Sur y Nevada son realmente reveladores", dijo Helen Aguirre Ferre, consultora hispana en la campaña de Jeb Bush. "Si se mantiene de esa manera, gana Trump. Se trata de matemáticas, no es álgebra, es una simple suma".

Hijos de inmigrantes

Rubio y Cruz, ambos hijos de inmigrantes cubanos, podrían haber ganado ventaja en Nevada, donde los hispanos representan el 17% de los votantes elegibles, el sexto mayor número de votantes a nivel nacional, de acuerdo con el Centro de Investigación Pew.

Pero esto es más fácil decirlo que hacerlo en Nevada donde el 53% de los hispanos estaban registrados como demócratas, comparado al 20% como republicanos, según Latino Decisions. A pesar de sus raíces hispanas, ni Rubio ni Cruz hicieron avances con los votantes latinos en Nevada, en gran parte debido a sus récords legislativos en el Congreso sobre temas sociales como la salud y la reforma migratoria, según David Damore, un politólogo de la Universidad de Las Vegas, Nevada. Incluso, las encuestas señalan que Trump ganó el voto hispano en Nevada, sin importar sus virulentas críticas a los inmigrantes hispanos indocumentados.

Marco Rubio con la manager del Havana Grill y varios clientes
Marco Rubio con la manager del Havana Grill y varios clientes

"A fin de cuentas, más allá de los apellidos latinos, es poco lo que ambos candidatos (Rubio y Cruz) están ofreciendo que concuerde favorablemente entre los votantes latinos".

Rubio, notoriamente, retiró su apoyo a una reforma migratoria que originalmente copatrocinó en 2013, mientras que Cruz es un claro opositor a crear un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes que entraron al país ilegalmente.

Un estudio realizado a principios de este año por la firma de relaciones públicas Burson-Marsteller encontró que Rubio disfrutó de una ventaja de 11 puntos sobre Trump y Cruz entre los votantes hispanos en todo el país.

Pero hay tan pocos hispanos que no son cubanos registrados como republicanos, que no son un factor en las elecciones primarias, señala Damore.

publicidad

Rubio apuntó a una pequeña comunidad cubanoamericana en Nevada, donde vivió durante seis años cuando era un niño hasta que se trasladó a Miami a los 14 años de edad. Sin embargo, los cubanoamericanos representan sólo 26,000 de 800,000 latinos en Nevada, la mayoría de ellos mexicanoestadounidenses, de acuerdo al centro Pew. Los cubanoamericanos de avanzada edad se inclinan más hacia el Partido Republicano, en gran parte debido a razones históricas que datan desde el papel que desempeñó el presidente demócrata John F. Kennedy durante la fallida invasión de Bahía Cochinos de Cuba en 1961. Pero el voto cubano más joven esta igualmente dividido entre demócratas y republicanos.

Un portavoz de Cruz en Nevada dijo a Univision que la campaña esperaba ganar los votos de los latinos evangélicos en el estado. Rubio también tenía la esperanza de recibir el apoyo de la gran comunidad mormona del estado, que constituyeron casi el 25% de los votantes de la asamblea electoral en 2012. Rubio es un exmormón que se convirtió al catolicismo.

El único candidato republicano con un fuerte atractivo nacional entre los hispanos, tanto cubanos y no cubanos, fue Bush, el exgobernador de Florida, que está casado con una mexicana y habla español con fluidez.

Después de la salida de Bush, muchos analistas se preguntan qué será de los moderados y los hispanos en la carrera republicana.

publicidad


Imagen de Ted Cruz en uno de los casinos de Las Vegas
Imagen de Ted Cruz en uno de los casinos de Las Vegas

Un amigo de los hispanos

"Él tenía un pie en la vida de aquellos que controlan el poder, los blancos, y un pie en la comunidad de más rápido crecimiento de la nación, los hispanos", dijo el analista político Arnoldo Torres.

Bush es un apasionado defensor de la reforma migratoria, sin llegar a abogar por una vía hacia la ciudadanía para los que entraron en el país ilegalmente.

Mercedes Schlapp, una consultora política y ex-portavoz de la Casa Blanca para los medios de comunicación hispanos bajo el mandato de George W. Bush, dijo que el partido no había renunciado a ganar el apoyo de los latinos después de la salida de Jeb Bush.

"Jeb Bush se comunica de una manera muy singular con la comunidad, y Marco Rubio puede hacer lo mismo", dijo Schlapp. "Los demócratas, que hablan tanto de la diversidad, tienen candidatos que no hablan español y, por el contrario, los republicanos ahora tienen dos candidatos latinos. Con Jeb Bush, era como tener tres latinos", dijo ella.

publicidad

Pero otros ven la partida de Bush como un duro golpe, tanto para el ala moderada del partido y el alcance a los hispanos. "Una de las contribuciones que Jeb hizo fue levantar el tono y la importancia del cargo político y la responsabilidad correspondiente. Eso deja un vacío ", dijo Cárdenas, quien también es cubanoamericano.

Mientras que el voto hispano no es un factor importante para los republicanos en la mayoría de los estados, declaraciones negativas sobre los inmigrantes hispanos hechas por candidatos durante las primarias podría perjudicarlos más tarde. "Es muy difícil para Donald Trump y Ted Cruz retractarse", dijo. "Marco Rubio podría tener una oportunidad."

Reporte adicional de Fernando Peinado @FernandoPeinadoen Las Vegas y Damià S. Bonmatí @damiabonmati en Miami

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad