publicidad
Hillary Clinton este lunes en Iowa

Con la contienda demócrata cada vez más pareja, Hillary Clinton ataca a Bernie Sanders

Con la contienda demócrata cada vez más pareja, Hillary Clinton ataca a Bernie Sanders

Las encuestas muestran que la precandidata demócrata ha ido perdiendo la ventaja de la que gozaba para el primer caucus de la temporada

Hillary Clinton este lunes en Iowa
Hillary Clinton este lunes en Iowa

Ante una contienda primaria cada vez más estrecha, la candidata a la nominación presidencial demócrata, Hillary Clinton, está incrementando sus arremetidas contra su rival Bernie Sanders al decir que el senador de Vermont ofrece políticas poco reales y que exagera sus credenciales como opositor.

publicidad

Durante días, Clinton ha calificado a Sanders como un defensor menos contundente contra el control de armas, señalando una votación de 2005 en la que participó y la cual dio inmunidad a los fabricantes de armas. El martes amplió su crítica y argumentó que si Sanders no se enfrenta a la National Rifle Association (NRA, la asociación que defiende la posesión de armas), no puede ser de confianza para hacerse cargo de otros intereses especiales.

"Si vas por ahí diciendo que te ocupas de intereses especiales entonces enfrenta el más poderoso de los intereses especiales, encara el tema de la posesión de armas", afirmó Clinton, quien aceptó el respaldo de un grupo importante de defensa para el control de armas.

Clinton añadió: "No me hables de ocuparte de intereses corporativos y grandes potencias. Tengo cicatrices para mostrar".

Lea también: Clinton pide a Obama fin de las redadas

El nuevo asalto marca un esfuerzo de Clinton para socavar el argumento central de la campaña de Sanders: que el senador de Vermont es un ajeno que ofrece a los liberales una "revolución política".

Se produce al tiempo que una encuesta muestra este martes a Sanders por encima de Clinton en Iowa, estado que da inicio al proceso de nominación de candidatos el 1 de febrero.

Según el sondeo de Quinnipiac University, Sanders obtendría un 49% de apoyo, por encima del 44% de Clinton.

publicidad

Con un toque de sarcasmo, Clinton dijo que el trabajo del presidente Barack Obama para aprobar una reforma al sistema de salud fue un logro importante y se burló de los planes de Sanders sobre un sistema médico integral a cargo de un solo pagador.

"Deseo que pudiéramos elegir a un demócrata que pueda mover una varita mágica y decir 'haremos esto y haremos aquello'. ¡Ese no es el mundo real en el que vivimos!", afirmó Clinton, quien también pregonó sus credenciales de política exterior, dibujando otro, más implícito, contraste con Sanders, quien ha hecho de abordar la desigualdad económica el foco de su campaña.

"Estoy preparada para hacer todas las partes del trabajo", declaró, luego de ofrecer a los votantes un recuento detallado de su tiempo en la Sala de Crisis de la Casa Blanca durante el asesinato de Osama bin Laden.

Aunque Clinton tiene el respaldo de los líderes demócratas y los principales donadores, las encuestas muestran una competencia muy pareja en Iowa y a Sanders con ligera ventaja en New Hampshire, que colinda con su estado natal Vermont. Derrotas de la ex secretaria de Estado en ambas votaciones primarias encenderían las alarmas entre los demócratas sobre su fuerza contra Sanders, quien inició la campaña como un opaco senador que marcaba en un solo dígito en los sondeos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Es de costumbre el tono ligero y jocoso de los presentadores de los premios de la Academia. Este año, la víctima preferida de Jimmy Kimmel fue el presidente de los Estados Unidos, a quien incluso tuiteó en vivo dado el conocimiento popular del gusto de Trump por Twitter y por la televisión.
Asghar Farhadi decidió no asistir a la ceremonia de los premios en Los Ángeles después de que el presidente de Estados Unidos impusiera la prohibición de entrada a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana. A pesar de que el veto se encuentra suspendido tras una decisión judicial, el director mantuvo su negativa a viajar "por respeto al pueblo de su país y de las otras seis naciones".
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad