publicidad
Policía federal en la sede del Instituto Lula, en Sao Paulo

De qué se le acusa a Lula da Silva

De qué se le acusa a Lula da Silva

La justicia sospecha que el exmadatario, que gobernó entre 2003 y 2010, ha lavado dinero y ha ocultado parte de su patrimonio

Luiz Inacio Lula da Silva
Luiz Inacio Lula da Silva

La detención por unas horas del expresidente brasileño Lula da Silva para declarar ha supuesto un terremoto político en Brasil y toda la región latinoamericana. Pese a que el caso de corrupción de la petrolera estatal Petrobras se ha ido extendiendo, la irrupción de la policía en el domicilio de Lula en las afueras de Sao Paulo supone un paso de gigante en esta investigación.

En la mañana el juez federal Sergio Moro, quien investiga el paradero de unos 2,000 millones de dólares apropiados indebidamente de la petrolera, ordenó que los agentes allanaran la casa de Lula y el instituto que lleva el nombre del expresidente.

publicidad

Con estas actuaciones, Moro pretende investigar si el político brasileño, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, ha lavado dinero y ha ocultado parte de su patrimonio obtenido de la trama que se tejió alrededor de Petrobras. De hecho, se cree que dos residencias registradas esta mañana (una finca en Atibaia y un apartamento en Guarujá) pertenecen al exmandatario pese a que figuran a nombre de otras personas.

Policía federal en la sede del Instituto Lula, en Sao Paulo
Policía federal en la sede del Instituto Lula, en Sao Paulo

Lula siempre ha declarado que "jamás" ha realizado o participado de actos ilegales. Pero este jueves, se difundió la declaración de informante involucrado con el caso, según la cual Lula "ordenó" sobornar a algunas de las personas detenidas para que no lo denunciaran a la justicia.

El exjefe del bloque oficialista en el Senado, Delcidio Amaral, acusado en este caso, pactó con la justicia brasileña reducir su condena a cambio de dar información. Según los extractos publicados por la revista Istoé, el expresidente llegó a pedir a Amaral "expresamente" que tratara de sobornar a Nestro Cerveró, el director de la petrolera, para que no colaborara con los jueces.

Problemas para Rousseff

publicidad

Los investigadores tienen la sospecha de que el expresidente se benefició durante y después de su mandato de empresas que participaron en la red de corrupción y que habrían pagado reformas en algunas de las propiedades del expresidente. El propio Lula ha intensificado en las últimas semanas las notas en las que niega dicha participación.

Santana dirigió las cuatro campañas presidenciales de Lula y Rousseff
Santana dirigió las cuatro campañas presidenciales de Lula y Rousseff

Pero el "careo" de Amaral no se detiene en Lula. Según los textos publicados, el exjefe del bloque oficialista llegó a apuntar a la actual presidenta Dilma Rousseff, sucesora de Lula. Amaral sostiene que la mandataria ha buscado interferir en la nominación de miembros del Tribunal de Justicia para así facilitar la "liberación" de algunos de los arrestados en toda esta trama de corrupción.

Lea también:
João Santana: el "hacedor" de presidentes que acabó preso

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad