publicidad
Flint

Cinco claves para ententer la grave crisis de agua en Flint

Cinco claves para ententer la grave crisis de agua en Flint

El agua del grifo en la ciudad está contaminada con plomo: cómo ha sucedido, cuáles son los efectos, quién (o quiénes) son los responsables... Estos son los principales puntos para comprender qué ha sucedido

Flint
Flint

Este martes el presidente Barack Obama se reúne con la alcaldesa de Flint (Michigan) para abordar la crisis de agua que golpea a la ciudad. La situación es de tal dimensión que el propio Obama firmó la declaración de emergencia el pasado fin de semana.

Estos son los cinco puntos claves para comprender qué ha sucedido:

Cómo y cuándo empezó

Esta crisis empezó a gestarse en 2014, cuando en abril de ese año el agua se contaminó con plomo. Por motivos presupuestarios, un administrador de emergencias nombrado por el estado dispuso el cambio de un sistema de agua de Detroit del Lago Huron al del río Flint mientras se construía una tubería al lago Huron. La iniciativa prometía ahorros pero no se tuvo en cuenta la situación de las aguas contaminadas.

Como carecían del tratamiento adecuado, el plomo se filtró de viejas tuberías a las casas y escuelas.

Desde aquel abril de hace casi dos años los habitantes de la ciudad se quejaron del aspecto del agua, de su saber… e incluso de su olor.

Ante esta situación, Flint -que tiene más de 100,000 habitantes- volvió al sistema de Detroit en octubre después de que fueran descubiertos los elevados niveles de plomo en niños, y podría conectarse a la nueva tubería en el verano, pero los funcionarios siguen preocupados de que las viejas tuberías puedan seguir filtrando plomo.

Cuáles son los efectos

La exposición a este metal puede causar problemas de conducta y discapacidad de aprendizaje en los niños, así como problemas renales en adultos.

La situación es tan crítica que se ha recomendado que todos los niños de la ciudad de Flint sean tratados. Según el censo, las consecuencias de este problema podrían afectar a más de 8,600 menores que hay en la ciudad.

La Guardia Nacional ha estado distribuyendo agua gratuita, filtros y otras provisiones, y los trabajadores de la FEMA de antemano proporcionan apoyo logístico y técnico.

Qué se ha hecho

Desde que la situación ha empeorado y han entrado en juego incluso figuras públicas, como el director Michael Moore, las actuaciones políticas se han sucedido en cascada.

El gobernador de Michigan, Rick Snyder, declaró el martes 5 de enero el estado de emergencia en Flint al detectarse plomo en el suministro de agua potable a la ciudad, el mismo día que autoridades federales confirmaron que investigan la anomalía que propició una emergencia local de salud pública.

Snyder adoptó la medida después de las emergencias declaradas por la ciudad y el condado Genesee, que habían solicitado la asistencia estatal. Una semana después, el gobernador activó la Guardia Nacional para que ayudara a distribuir agua embotellada y filtros.

publicidad

Durante este mes, el caso saltó a los medios de comunicación nacionales, que se hicieron eco del estado del agua y de las manifestaciones de protesta en las calles de la ciudad.


El pasado sábado, el presidente Barack Obama firmó una declaración de emergencia que permite acceso de la ciudad a fondos federales para que supere su crisis de agua potable.

La Casa Blanca agregó que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés) coordinará todos los esfuerzos de recuperación de desastre para "aliviar las adversidades y sufrimientos" de los habitantes.

La FEMA ha sido autorizada para proporcionar agua, filtros, cartuchos y otros artículos durante 90 días. Flint puede recibir hasta cinco millones de dólares en financiamiento directo, si bien el estado debe equiparar 25% y más dinero puede ser asignado a través de un acta del Congreso.

publicidad

Cómo se ha llegado a este punto

Los errores en la gestión de este problema han sido tan evidentes que la semana pasada, Snyder se vio obligado a disculparse y la principal autoridad ambiental de Michigan renunció después de que un equipo de trabajo establecido por el gobernador achacara los problemas a la agencia del funcionario dimitente.

Pese a las quejas, el estado había minimizado al principio las preocupaciones sobre el plomo pero al final tuvo que asignar 10,6 millones de dólares a la reconexión de Flint con Detroit y tuvo que instalar filtros, pruebas y otros servicios. Ya fue demasiado tarde.

Las responsabilidades

¿Hay algún responsable? ¿Se pudo evitar? ¿Se puede perseguir ante los tribunales?

Por ahora, es pronto. Pero lo cierto es que el pasado fin de semana, el cineasta Moore –originario de Flynt- llegó a solicitar a la secretaria de Justicia que arreste y enjuicie al gobernador de Michigan, Rick Snyder, porque él "sabía de las lixiviaciones de toxinas, contaminantes y finalmente plomo en el agua enviada a los grifos de las casas de las personas", según informó AP.

El fiscal del estado, Bill Schuette, declaró en un comunicado que “la situación en Flint es una tragedia humana en la que las familias están pasando trabajo incluso por las cosas más cotidianas del día a día”.ç


Así, el Departamento de Justicia federal va a investigar lo sucedido y va a coopera con la Agencia de Protección Ambiental en las investigaciones sobre los hechos en torno a lo que se declaró como un problema de salud pública y una emergencia federal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad