publicidad

Las reducciones de emisiones propuestas por los países para 2030 no son suficientes

Las reducciones de emisiones propuestas por los países para 2030 no son suficientes

Un informe de la AIE estima que con los compromisos presentados hasta ahora las emisiones causantes del cambio climático seguirían aumentando.

Las reducciones de emisiones propuestas por los países para 2030 no son...

Por Clemente Álvarez@clementealvarez

A poco más de un mes para la transcendental Cumbre Mundial del Clima de París (COP21), los compromisos propuestos por los países para reducir sus emisiones no son suficientes para evitar que la temperatura del planeta suba más de 2 ° C.  Esta es la conclusión principal de un informe presentado este miércoles por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que avisa que, si todos los países cumpliesen realmente con lo que se están comprometido de cara a París, para final de siglo la superficie de la Tierra se habría calentado 2.7 ° C, superando así el margen de seguridad asumido por científicos y políticos.  

publicidad

De momento, son más de 150 los países que han presentado en Naciones Unidas sus compromisos para luchar contra el cambio climático, una gran porción de la Humanidad que engloba el 90% de la actividad económica mundial y el 90% de las emisiones relacionadas con la energía causantes del calentamiento del planeta. Para la AIE, se trata de un esfuerzo “impresionante”, pero también insuficiente. De hecho, con los recortes a los que se han comprometido los países para 2030, las emisiones globales de CO 2 seguirían creciendo al llegar a esa fecha.

Más en concreto, la Agencia Internacional de la Energía calcula que con los compromisos puestos sobre la mesa por los países se lanzarían a la atmósfera de aquí a 2030 cerca de 3.7 gigatones de CO2 adicionales, un tercio de lo emitido desde el año 2000 hasta ahora. Esto significaría una fuerte ralentización del aumento anual de estos gases causantes del cambio climático (cerca de un 0.5% por año), pero no su parada o reducción a escala global. 

El análisis de la AIE resulta muy significativo por ser el sector de la energía el principal causante de la producción de estas emisiones. El informe especial de esta agencia estima que para llevar a cabo los compromisos propuestos hasta ahora se requieren unas inversiones de 13.5 trillones de dólares en eficiencia energética y tecnologías bajas en carbono. Y de estas, más de un 60% de las inversiones en nuevas centrales tendrían que dedicarse a las renovables, en especial, a la energía eólica y la solar. 

publicidad

Para la AIE estas inversiones tendrían un impacto positivo en el sector energético, pero no serían suficientes para evitar una subida de más de 2 °C.  “El sector de la energía puede hacer más para contener y reducir sus emisiones de efecto invernadero; para todos los países, hay muchas vías para seguir acelerando las acciones en el sector energético”, asegura la agencia.

En este sentido, el informe propone cinco medidas para conseguir un mayor impacto en la reducción de emisiones: aumentar la eficiencia energética en los sectores de la industria, la edificación y el transporte; eliminar gradualmente las centrales de carbón más contaminantes; ampliar las inversiones en las renovables (a 400 billones de dólares en 2030); acabar con los subsidios a las energías fósiles; y reducir las emisiones de metano en la producción de petróleo y gas.  Según la AIE, se requiere una inversión adicional de 3 trillones de dólares en eficiencia energética y tecnologías bajas en carbono para conseguir esos esfuerzos más ambiciosos requeridos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad