publicidad

El mundo de Exxon Mobil para 2040

El mundo de Exxon Mobil para 2040

El gigante del petróleo y el gas ataca las energías renovables y defiende la primacía de los combustibles fósiles para dentro de 24 años.

El mundo de Exxon Mobil para 2040 GettyImages-79471113.jpg

Por Clemente Álvarez: @clementealvarez

¿Cómo espera que sea el mundo en 2040 la multinacional estadounidense de gas y petróleo Exxon Mobil, una de las bestias negras para los activistas que luchan contra el cambio climático? Esta compañía acaba de presentar The Oultook for Energy 2016, un informe en la que da su visión de cómo evolucionará la energía en el transporte, los hogares, la industria o la producción eléctrica dentro de 24 años.

Merece la pena echar un vistazo al informe, pues muestra cuáles son las proyecciones del gigante de estas energías sucias en EEUU tras el Acuerdo de París del pasado diciembre en el que casi 200 países se comprometieron a combatir el calentamiento del planeta para que el aumento de la temperatura media se quede muy por debajo de 2 °C (3.7°F), o incluso 1.5 °C.

Estas son las principales previsiones de Exxon Mobil para el mundo de 2040:

-El 80% de las necesidades de energía del mundo serán cubiertas por el petróleo, el gas y el carbón. El petróleo seguirá siendo el combustible más utilizado, aumentando su demanda un 20% de 2014 a 2040. Además, el gas natural desbancará al carbón en la segunda posición.

-Los autos híbridos convencionales pasarán del actual 2% de los vehículos nuevos en 2014 a un 40% en 2040. Los híbridos enchufables y los 100% eléctricos supondrán menos de un 10% de los autos nuevos para esa fecha.

publicidad

-El número de autos aumentará un 80% en el mundo, lo que provocará un aumento de cerca del 30% de la demanda de energía para el transporte.

-En este escenario, el petróleo seguiría representando el 90% de la energía utilizando el sector del transporte (que incluye también aviación y transporte marítimo).

-De forma global, sumando todos los sectores, la demanda de energía crecería un 25% en el mundo. Un incremento equivalente al total de energía usada hoy en Norteamérica y América Latina.

-En 2040, India habrá pasado a China como el país más poblado del planeta, con 1,600 millones de habitantes. China e India serán responsables de casi la mitad del crecimiento de la demanda de energía proyectado para 2040.

-Estos otros diez países clave supondrán cerca del 30% del aumento de la demanda esperada: Brasil, México, Suráfrica, Nigeria, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Irán, Tailandia e Indonesia.

-La demanda de electricidad crecerá un 65% de 2014 a 2040. La cantidad de electricidad nuclear se duplicaría. Y la eólica y la solar crecerían, de media, del 4% en 2014 a más del 10% en el mundo.

-Después de crecer un 50% de 1990 a 2014, las emisiones de CO 2 relacionadas con el energía llegarán probablemente a su pico máximo en 2030, momento en el que empezarían a bajar.

publicidad

-Fuertes avances en eficiencia energética harán que la intensidad del CO 2 en la economía global se reduzca a la mitad hacia 2040.

Todas estas son siempre las previsiones de la multinacional del petróleo y gas, que si bien asume en su informe que los países van a adoptar políticas para reducir las emisiones causantes del cambio climático, justifica la necesidad de seguir usando los combustibles fósiles que están provocando ese calentamiento del planeta por el fuerte aumento de la demanda en el mundo en las próximas décadas a causa del incremento de la población y la mejora de las condiciones de vida en los países en desarrollo.

En este contexto, Exxon Mobil intenta desacreditar a las energías renovables a las que considera tecnologías caras y defiende que sea el mercado el que decida qué energías se usan en función del coste/efectividad para reducir emisiones. El informe no aclara si con sus proyecciones se consigue que el aumento de la temperatura del planeta se quede debajo de 2 °C (3.7°F).

“En Estados Unidos es claro que mejorar la eficiencia de los autos convencionales de gasolina reducirá más emisiones –a menor coste– que la expansión del uso de caros vehículos eléctricos. Asimismo, en el sector de generación eléctrica, la sustitución del carbón por el gas natural es una mucho mejor opción en lo respecta al coste/eficacia para reducir emisiones que construir nuevas instalaciones eólicas y solares”, asegura de forma interesada el informe de la empresa de combustibles fósiles. “Enfocándose en soluciones basadas en el mercado, los gobiernos pueden evitar a los consumidores y contribuyentes soluciones caras cuando abundan mejores opciones”.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad