publicidad
Un oso negro persiguió y mató a un adolescente en Alaska.

Un oso negro mata a un adolescente durante una carrera en Alaska

Un oso negro mata a un adolescente durante una carrera en Alaska

Patrick Cooper de Anchorage, Alaska, logró enviar mensajes y llamar a su familia desde su celular mientras huía del animal en una zona boscosa y escarpada. Por el rastro del GPS del teléfono lograron hallar su cuerpo.

Un oso negro persiguió y mató a un adolescente en Alaska.
Un oso negro persiguió y mató a un adolescente en Alaska.

Un oso negro persiguió y mató a un adolescente de 16 años este domingo que participaba en una carrera en Anchorage, Alaska.

El joven identificado como Patrick Cooper estaba participando de la división junior de una popular carrera que desde hace 29 años se lleva a cabo, la Robert Spurr Memorial Hill Climb. El recorrido lleva por una zona escarpada y el chico había llegado al punto medio de la carrera, haciendo un trayecto que es camino abajo.

Fue allí cuando mandó un mensaje desde su teléfono celular a su mamá a las 12:37 p.m. hora local según el periódico Alaska Dispatch, para avisar que estaba siendo perseguido por un oso mientras escapaba por una zona de terrenos empinados. Los organizadores de la carrera agregaron que Cooper también llamó a su hermano.

Según informó el diario, la búsqueda comenzó de inmediato con la colaboración de la familia que tenía las coordenadas del GPS del teléfono del chico desaparecido, lo que ayudó a los investigadores a llegar hasta el sitio en donde estaba el celular.

Cuando llegaron a la zona, "el oso permanecía en los alrededores donde estaba el joven", dijo Tom Crockett, un guardaparque del Parque Estatal de Chugach, sitio en donde se estaba llevando a cabo la competencia.

Un guardaparque persiguió al animal y le disparó en la cara, pero aún herido, el oso escapó. Los guardaparques todavía continúan buscando al mamífero en el sureste de Anchorage.

publicidad

"Este joven no hizo nada malo, simplemente estaba en el lugar equivocado. No se puede predecir qué oso va a ser agresivo", dijo Crockett.

Cooper fue encontrado a unos 500 metros del sendero en un terreno con una gran pendiente y muy boscoso. La Guardia Nacional Aérea de Alaska utilizó un helicóptero para sacar el cuerpo del chico.

Aún no está claro cómo el corredor salió de la pista o si la aparición del oso fue lo que hizo que se saliera. Tampoco se sabe por el momento qué motivó al animal a atacar al corredor.

El oso negro, que tiene un peso aproximado de 250 libras (unos 113 kg), estaba solo, según relataron las autoridades del parque a los medios. Crockett explicó al periódico que ese tipo de encuentros "no son comunes en la zona de Bird Ridge", donde ocurrió el hecho.

Los 10 parques nacionales más visitados de EEUU
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad