publicidad
Ejército mexicano en Morelos. (Imagen de Archivo).

Fosa con más de cien cuerpos pone en duda actuación de funcionarios en Morelos, México

Fosa con más de cien cuerpos pone en duda actuación de funcionarios en Morelos, México

La oficina local de Derechos Humanos pedirá una investigación exhaustiva.

Ejército mexicano en Morelos. (Imagen de Archivo).
Ejército mexicano en Morelos. (Imagen de Archivo).


Por Sandra E. Mendoza Ortiz, @smendoza_news


El suplicio de la familia de Oliver Wenceslao Navarrete Hernández comenzó el 24 de mayo de 2013, cuando el muchacho, de 31 años, fue secuestrado en Cuautla, Morelos, al centro de México. El dolor sin embargo se prolongó más allá del hallazgo del cuerpo sin vida 10 días después, en una barranca de la misma entidad. En su afán de dar sepultura a su ser querido, la familia se encontró con que el cadáver había sido llevado, junto al de otras cien personas, a una fosa común.


Este viernes se hizo público el hallazgo de más de un centenar de cadáveres en un par de fosas en la comunidad de Tetelcingo, también en Morelos, la entidad con el nada honroso segundo lugar en secuestros en todo el país, según dijo en abril de este año el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal.


publicidad


Comenzó a circular en internet un video, más adelante retomado por varios medios de comunicación, que da cuenta de la exhumación del muchacho de un panteón que, de acuerdo a la Comisión de Derechos Humanos de Morelos (CDH) no cuenta con los permisos necesarios para operar como tal. Junto a Oliver se encontraban otros 149 cuerpos, según la familia del joven, que fue quien grabó la exhumación realizada el 9 de diciembre de 2014.



Impresionante hallazgo de cuerpos en México Univision
Es precisamente la CDH quien ha acompañado a la familia en el proceso. Es también esa instancia quien ha realizado esta semana  diligencias en el predio de hallazgo, con el objetivo de saber si las inhumaciones se realizaron con apego a los protocolos que debe seguir la fiscalía y en un lugar autorizado para ello.

“Hoy (viernes) se realiza la inspección, en donde nosotros nos percatamos de que efectivamente es un predio privado sin ningún sistema de seguridad. Además, en las investigaciones que realizamos nos percatamos de que se trata de una fosa clandestina por el hecho de que no cuenta con ningún permiso de la fiscalía para haber depositado los cuerpos ahí”, dice a Univision Noticias un funcionario de la Comisión que pidió no ser identificado.

publicidad



“La fosa está en un panteón improvisado, en un predio privado. Un señor tiene su terreno y le cobra a la fiscalía para enterrar ahí a los muertos, pero no cuenta con un permiso como panteón en sí. Es un panteón ilegal. Hasta la misma gente, porque se acercó gente en la diligencia en que estuvimos, nos dijo que con darle un dinero al señor, él te deja que entierres cuerpos”, agregó.


En una entrevista a varios medios de comunicación, María Concepción Hernández Hernández, mamá de Oliver, declaró que la identificación del cuerpo de su hijo se realizó desde el día 24 de junio, 21 días después del hallazgo.


“Cuando nosotros presionamos para que dejaran entrar a mi hermana a verificar si era el cuerpo de mi sobrino, tuvimos que presionar para que se hicieran estudios de genética, nos pusieron mil y un pretextos como que no había reactivos, tuvimos que ir por el genetista a Jojutla (otra localidad en Morelos), tuvimos que llevar los estudios junto con el genetista a Chilpancingo Guerrero (…) Esta es toda la serie de cosas que se han presentado en la situación de Oliver”, agrega por su parte Amalia Hernández, hermana de María Concepción y tía de Oliver.


Ninguna autoridad le informó a la familia de Oliver que el cuerpo del muchacho había sido enviado a la fosa común. Tras la identificación, funcionarios de la fiscalía del Estado dijeron a la familia que conservarían el cadáver en el Servicio Médico Forense (Semefo) local mientras realizaban las diligencias de investigación para dar con el paradero de los responsables, lo que no ha ocurrido hasta la fecha.


publicidad


“El día 5 de diciembre de 2014 nos enteramos que ya no había cuerpos en el Semefo, por lo que mi hermana se dirige con el fiscal regional Salmerón (José Manuel Serrano Salmerón) y le dice que efectivamente Oliver había sido inhumado el 28 de marzo de 2014. A nosotros nunca jamás nos notificaron nada”, lamenta María Concepción.


Amalia estuvo presente en la exhumación. Ella cuenta que los cadáveres fueron encontrados en delgadas tablas de madera y embalados con plástico, enterrados a varios metros de profundidad. Algunos de los cuerpos traían un número de expediente dentro de botellas de refresco y fue así como las autoridades a cargo pudieron identificar el de Oliver.


“Peritos especialistas de una asociación civil que nos está apoyando nos dicen que cuando sacaron el cuerpo de Oliver tampoco se realizó ningún protocolo para la exhumación y no había presencia de salubridad. Solamente había policías y una pala mecánica que se puede ver en el video”, añade el funcionario que habló con Univision Noticias a condición de anonimato.


Sobre el panteón, “no hay permisos no hay nada. Protección Civil, Salubridad, Registro Civil, todos coinciden en que no hay permisos”, dice la madre. 


“Definitivamente es un lugar muy alejado de la mancha urbana, solitario y se presta para que no nada más policías o ministeriales realicen este tipo de actividades, sino que cualquier persona puede venir a abandonar un cuerpo. Es muy lamentable que se haya utilizado este lugar para enterrar más de 140 cadáveres sin tener una reglamentación y un protocolo”, sentenció por su parte la licenciada Fabiola Colín, secretaria ejecutiva de la Comisión de Derechos Humanos de Morelos.


publicidad


“La Secretaría de Salud a través de la Dirección Jurídica nos informa que no se contaba con un permiso, incluso el Registro Civil del poblado de Tetelcingo y Cuautla menciona que no hay ninguna solicitud de permiso, no se expidieron las cartas de defunción correspondientes. Existen una serie de irregularidades en este caso”, añadió.


La CDH adelantó que está integrando un expediente en el que se documenten las irregularidades en que se habría incurrido en la inhumación y, en caso de ser necesario, pedirá la exhumación de los “más de 140 cuerpos” que aún se encuentran dentro de las fosas.


Este viernes, más temprano, en una  nota publicada en su página de Facebook, el Gobierno del Estado de Morelos afirma que “ inició proceso penal y administrativo contra quienes resulten responsables de inhumación ilegal de cadáveres en Tetelcingo.


Más adelante señala que “atenderá las irregularidades relacionadas con los hechos denunciados en consonancia con la Ley (…) se inició la carpeta de investigación y el procedimiento penal y administrativo correspondiente ante la Visitaduría, en contra de quien o quienes resulten responsables por los delitos de incumplimiento de funciones públicas, ejercicio indebido de servicio público, violación a las leyes sobre inhumación y exhumación de cadáveres, en agravio de quienes resulten afectados".


publicidad


Por su parte, el gobernador Graco Ramírez aseguró en su cuenta de Twitter que la fosa es legal.


Univision Noticias trató sin éxito de obtener un pronunciamiento de la Fiscalía General del Estado de Morelos, dependiente del gobierno de la entidad sobre este caso.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad