publicidad
Mujer sexy ilustración

Hablar sucio en la cama: cómo, cuándo y dónde

Hablar sucio en la cama: cómo, cuándo y dónde

Entérate de las “reglas de no etiqueta” para soltar la lengua y volver loca a tu pareja.

Mujer sexy ilustración
Mujer sexy ilustración

Por Lía Bonaparte

“Mi amor, mira cómo me pones”, “quiero tu ____ en mi ____ ahora”, “me pusiste tan ____”, “ábreme las piernas y méteme tu ____”. Todas estas frases pueden sonar demasiado procaces si estás en pijama tomándote un té mientras lees este artículo (en ese caso, una disculpa), pero utilizadas con tino en la intimidad con tu pareja pueden provocarles orgasmos dignos de dioses ¿griegos? Bueno, sabes a lo que me refiero. En este artículo te invito a analizar conmigo por qué es tan excitante escuchar a alguien hablando sucio y cómo lograr que tus palabras se vuelvan chispas que provoquen incendios.

Nena, me calientas la cabeza

Seguramente has escuchado que el órgano sexual más poderoso es el cerebro porque es donde surge la libido. Pues es verdad. En el sexo estamos acostumbrados a estimular el tacto y la vista. Pero un buen amante siempre está atento a los suspiros, gemidos, gritos y susurros de su pareja. Éstos, junto con las palabras, son procesados por la parte del cerebro conectada con el sentido del oído (el lóbulo temporal, frontal y occipital).

El oído es un sentido muy poderoso en la interacción cuerpo a cuerpo: así como bailamos al ritmo de una canción que nos gusta, lo hacemos al oír las reacciones de nuestro compañero.

Además, según un estudio publicado en el journal Hormone Research, existen dos áreas en el hipotálamo que se encienden al escuchar obscenidades, lo cual puede tener un efecto explosivo si tu cuerpo también es estimulado: el núcleo preóptico, que influye en la búsqueda de pareja (y es más grande en los hombres) y el núcleo supraquiasmático, que regula los ciclos reproductivos. Estas zonas cerebrales también se activan cuando decimos groserías. Conclusión: existe algo excitante y liberador en transgredir las convenciones sociales.

publicidad

Si lo que te gusta es hacerte la sumisa mientras tu pareja “abusa” de ti, la explicación está en la amígdala, una zona cerebral que también se activa cuando sentimos miedo, y que está muy relacionada con la excitación y el placer. Piensa en la emoción que sientes cuando ves una película de terror: sabes que la amenaza no es real porque está en la pantalla pero la adrenalina corre. Lo mismo sucede en los juegos sexuales: quizá sea excitante para ti que te diga prostituta en la cama, aunque sería insultante si te llamaran así para pedirte que les pases el cereal durante el desayuno. Y así, se abren posibilidades que pueden traerte mucho placer. ¿Seguimos?

HablarSexo 1


Ahí, más fuerte. Así...

Entre más hables durante el sexo, más feliz te sentirás con tu vida íntima. Suena obvio, pero para los escépticos va este dato: una encuesta realizada a 207 personas en la Cleveland State University en Ohio (2012) revela que la aprehensión y ansiedad en la cama puede arruinar el disfrute erótico al mermar la comunicación, mientras que hablar durante el acto sexual conduce a más satisfacción en general. http://www.livescience.com/22934-talking-about-sex-satisfaction.html

Pedir lo que te gusta y escuchar lo que le gusta a tu pareja es clave para procurar el placer de ambos. Si a los dos les da vergüenza pueden probar con este ejercicio. Dénse un masaje mutuo, pero dirigiéndose (dale más presión ahí por favor, sigue haciendo eso y luego más fuerte). Finalmente el otro está ahí para procurarte una sensación agradable, así que no tiene nada de malo ayudarlo a mejorar tu experiencia, es un gana-gana. Si la vergüenza te sobrepasa, los gemidos, gestos y otras maneras de expresar no verbalmente tu placer también ayudan a tu pareja a saber por dónde ir.

publicidad

De mucama a princesa Leia

Expresar lo que te gusta, ya sea con lenguaje verbal o no verbal, es importante para la satisfacción sexual. Pero si quieres llevar la excitación más allá y darle un giro a tu intimidad, compartir tus fantasías puede hacer el truco. Recuerda que se trata de divertirse y excitarse, así que no te lo tomes como algo solemne. Los sobrenombres que se usan son privados (a algunas parejas les gusta ponerles nombre a sus partes íntimas) y de igual manera puedes tener múltiples personalidades, lo cual quizá ya está ocurriendo en tu cabeza, pero ¿qué pasaría si compartieras con tu hombre tu deseo de ser la mucama de su hotel esta noche? ¿Qué tal si le pides a tu mujer que te seduzca en un bar como si fueras un desconocido? La imaginación no tiene límites, ¿hasta dónde quieres llegar?

HablarSexo 2


Reglas de "no etiqueta" al hablar sucio

Para hablar durante el sexo lo más importante es ser natural e ir de la mano de tu pareja. En cierto sentido es como besar o bailar; si dejas de pensar si lo estás haciendo bien y sigues tus instintos, te saldrá mejor. De todas maneras, aquí van algunos consejos generales para soltar la lengua en la cama.


Todo a su tiempo. Al principio del encuentro sexual, tanto hombres como mujeres buscan excitarse con sus cuerpos, olores y besos. Si llegas diciendo “házmelo duro ahora mismo” y tu esposo no está acostumbrado a escuchar ese tipo de palabras de tu boquita santa, puede desconcertarse. Deja lo más fuerte para el final.

Si no va contigo, no lo digas. Tú y tu novio están bajo las sábanas y te acuerdas de este artículo. Entonces, dejas salir unas palabras obscenas de tu boca que le escuchaste a una actriz porno, pero al hacerlo aprietas los ojos y hablas tan rápido y tan despacio que él no te entiende. Si estás decidida a ser sucia, debes arriesgarte diciendo lo que te pase por la mente. Habla con convicción pero usa tu propio estilo (mirarlo a los ojos puede tener un efecto aún más excitante).

publicidad

Cuéntale cuánto te gusta. Tanto hombres como mujeres adoramos sabernos deseados. Además muchos nos sentimos inseguros con nuestros cuerpos. “Qué sexy eres”, “me encanta cómo te ves haciendo eso” o “cómo me excita tu ____” siempre funcionan.

Busca sorprender. Si siempre usas las mismas palabras, aunque al inicio pudieran ser muy excitantes, se convertirán en rutina. Piensa en nuevas frases que puedan volverlo loco en la cama, justo lo que quieres. Lee poesía erótica, piensa en lo que quisieras hacerle y cuéntaselo (“esta noche mientras cenamos voy a…”), o dile qué te gustaría que te hiciera (“en cuanto lleguemos a la casa…)”.


Di sí al reforzamiento positivo. Cuando tu pareja esté haciendo algo para darte placer, concéntrate en la sensación. Si realmente te gusta, tu reacción será natural y lo excitarás con tus gemidos, movimientos o palabras. Dile cuánto te gusta lo que te está haciendo y cómo te hace sentir, o simplemente un “sí” o un “sigue”. Vive el momento, concéntrate en la sensación y no en si apagaste la luz del pasillo.

Establece límites. Si una palabra te parece muy fuerte o si tu pareja está siendo demasiado brusca, háblalo. Trata de ser asertiva pero de tener tacto. “Prefiero que me digas _____” o “me está doliendo, hazlo más despacio”. Si no disfrutas algo, no tienes por qué hacerlo.

publicidad

Aplica encuesta de calidad. Hacer el amor es de dos. Pregúntale a tu compañero si le gusta que hables y cuánto (demasiadas palabras pueden distraer de las otras sensaciones o ser abrumadoras). Después de tener sexo es un buen momento para discutir lo que más disfrutaron y lo que quisieran cambiar.

Relacionado
Juguetes sexuales
Juguetes sexuales para probar este 2016
Quítate el frío jugando y explorando sensaciones y texturas nuevas.
publicidad
publicidad
El boxeador mexicano evita las preguntas sobre su relación con la venezolana Shannon de Lima, pero ante la insistencia dice que está pasando por un buen momento amoroso. Asegura que lo acompañará en la importante pelea contra 'Triple G' en Las Vegas el próximo 16 de septiembre.
Nuestros reporteros digitales de 'Este O-este' no se quedaron con las ganas de saber un poco más sobre la nueva parejita, por eso Evelyn incluso buscó al ‘Canelo’ en su visita por los estudios de Univisión en Los Ángeles y así lo encontró.
Entre viaje y viaje Raúl no pudo prepararle una fiesta a su esposa por su cumpleaños y nos explicó cómo terminó todo.
Conoce quién es el hombre detrás de esta canción y cómo la crisis política y social de Venezuela obligó a una pareja a separarse. Danny Ocean está nominado en los Premios Juventud a Mejor artista revelación.
publicidad