publicidad
Solos

¿Más vale solo, de veras?

¿Más vale solo, de veras?

A pesar de la moda que defiende la soltería por convicción, la mayoría de los solteros en realidad quieren estar con alguien.

Solos
Solos
Por Valeria Villa
 
 
Una moda de la literatura especializada intentó mitigar la ansiedad y la tristeza de miles de solteros en el mundo, promoviendo la idea de la soltería por elección como uno de los estados más gloriosos del ser humano. Los solteros como depositarios de la libertad sin restricciones, de la autonomía absoluta para vivir la vida a su manera, sin tener que conciliar nada, negociar nada ni ceder nada. Going Solo, de Eric Klinenberg, vendió miles de copias de una defensa, bastante equilibrada, sobre la soltería.  


 
 
Vea también: ¿Qué sigue después de terminar una relación?

 
 


publicidad


Por encontrar una razón 

 
Hoy se considera discriminatorio preguntarle a un soltero desde cuándo no tiene pareja o si no piensa tener una relación “seria” en el futuro próximo. En mi círculo inmediato, de amigos y pacientes, me encuentro con una realidad apabullante: los solteros quieren tener pareja y la están buscando. A veces con claro afán y un poquito de desesperación. Otras, como si no quisieran confesarse que anhelan enamorarse y compartir la vida con alguien. Se volvió un triste lugar común defender la soltería a ultranza, como si por sí misma, se tratara de un estado superior del desarrollo emocional. Algunos de los solteros y solteras de mi microuniverso se preguntan si hay algo mal con ellos, porque no logran que nadie los ame más allá de unos días o semanas; otros se persiguen pensando que su mal carácter, sus muchas manías, su vida caótica o su pésima relación con el dinero son percibidas por el inconsciente de las parejas potenciales, de tal suerte que salen huyendo de sus defectuosas personalidades. 


 
 
Vea también: ¿Por qué el imán hacia los amores imposibles?

 
 


La elección inconsciente 

 
Muchos, muchísimos, se quejan de elegir mal. Siempre relaciones tormentosas, adictivas, condenadas desde el principio al fracaso: se enamoran de alguien que ya tiene un compromiso amoroso o de quien los maltrata en lugar de valorarlos. O suelen entusiasmarse con gente volátil que desaparece sin avisar, dejando una estela de rechazo y de dudas sobre su valor en el mercado del amor. La gente quiere compartir su vida. La soledad y sus enormes bondades, parece una defensa vacía para justificar la incapacidad de algunos para acompañar y ser acompañados. Aunque a veces existe la mala suerte, en general, quien no tiene pareja es porque ha elegido estar sola o solo, casi siempre de forma inconsciente, por miedo, por neurosis, por intolerancia, por pobre autoconcepto, por apego excesivo a sus costumbres. Y muy rara vez por una convicción clara de que la única relación que le interesa es la que tiene con el perro o con el gato.


publicidad


publicidad
publicidad
Los primeros 100 días de la presidencia de Trump han inspirado diversas reacciones, pero ninguna como esta. Se trata de una iniciativa lanzada por jóvenes mexicanos interesados en la intersección entre la tecnología, el arte y el activismo.
Desde entonces, el padre del niño ha dado declaraciones pidiendo ayuda para encontrar al menor y explicando que el pequeño quería ir al parque Arroyo, donde el progenitor fue encontrado inconsciente. Pero a policía tiene muchas dudas sobre este relato.
Una iniciativa educativa en Chicago podría tener la ayuda que usted necesita. Sofía Méndez del grupo Latinos Progresando, y Nury Ortega, una madre de familia hispana que ya se ha beneficiado con este programa nos cuentan más sobre el tema.
La coach de vida Mirna Pineda comenta el importante y relevante papel que representan los padres educando a sus hijos.
publicidad