publicidad
Algunas apuestas que ha hecho Lady Gaga en recientes alfombras rojas.

La extraña normalidad de Lady Gaga

La extraña normalidad de Lady Gaga

En las últimas galas la cantante ha dejado claro que las excentricidades y desafíos estilísticos son cosas del pasado.

Algunas  apuestas que ha hecho Lady Gaga en recientes alfombras rojas.
Algunas apuestas que ha hecho Lady Gaga en recientes alfombras rojas.

Angélica Gallón S.

Hoy las alfombras rojas son un poco más aburridas y predecibles que hace unos años. Lady Gaga ya no hace su arribo envuelta en carne cruda de pies a cabeza como se atrevió en 2010, ni encerrada en un huevo gigante cargada por súbditos casi desnudos, como apareció en 2011 en los MTV Video Musci Awards. Hoy, nadie rompe el uniforme de la belleza de esos eventos, nadie desafía la etiqueta como la Mom Monster se atrevió a hacerlo alguna vez.

Algo parece haber cambiado profundamente una vez que, la provocadora cantante que llevó en su ropa burbujas, pelo natural, arcos intergalácticos y hasta cubrió todo su rostro con encaje rojo, hoy tiene como máxima osadía usar, -como lo vimos en los recientes Golden Globes-, un vestido negro de Atelier Versace con una especie de estructura que abultaba su cadera. ¿Gaga vestida de negro y de Versace? Parece ser que ahora sí la normalidad se ha tomado el mundo.

El vestido de Atelier Versace que usó Lady Gaga en los Golden Globes.
El vestido de Atelier Versace que usó Lady Gaga en los Golden Globes.

A la pista del cambio

El repentino viraje estilístico que venimos presenciando hace unos años por parte de Gaga, que aparece en la las galas con vestidos recatados, elegantes, de escote típico y lentejuela y con aires que evocan divas de otras décadas, puede obedecer, claro, al cambio que hace un par de años se dio en su equipo de estilistas. En 2013, su asesor de imagen y creativo Nicola Formichetti , quien se encargó de la consecución de los más arriesgados trajes de la rubia platinada, renunció ante la imposibilidad de seguirle el ritmo a la diva que llegaba a cambiarse casi 12 veces al día y para quien la apuesta de vestuario era tan trascendental para ir a los Grammy como para ir al parque. Brandon Maxwell lo reemplazó y hoy direcciona su clóset trayendo un aire más limpio y sofisticado que atendió, según ha declarado, a una dirección de la misma artista que quería verse más madura y alineada con sus nuevos sonidos y con sus incipientes roles como actriz.

publicidad

Lo cierto es que, lo que ha pasado con los arrebatos estilísticos y los disfraces hechos moda de Lady Gaga, es algo que suele pasarle a muchos artista, que después de crear escándalos con sus ropas sobre el escenario deciden dejar eso en el pasado. Le pasó a los New York Dolls, la banda de punk que osó usar enormes escotes masculinos, pelos voluminosos y moños gigantes, pero que realmente triunfó con un sencillo cuando su cantante se vistió normal. También a Mick Jagger, que al inicio de su carrera no mostró ningún recelo en ostentar capas sobre el escenario o usar atuendos que hacían confundir su cuerpo con el de una muchachita delgada para luego decidirse más bien por los snikers y las chamarras de cuero. Lo hizo, por supuesto, David Bowie con su desafiante personaje Ziggy Stardust que luego dejó en el olvido.

Así, con el tiempo, y quizás con una natural madurez que se apodera de su estilo y sus cabezas, o de la audiencia que los sigue, todos se fueron sacudiendo de las excentricidades y dejaron atrás esa parafernalia que, a veces, incluso amenazaba con devorar su talento musical. Así, como Bowie invocó los suits y las camisas elegantes de los años 50, Lady Gaga parece estar encontrando en referencias de las femme fatales de otras décadas sus nuevas inspiraciones para vestirse.

Una de las recientes y clásicas apuestas de Lady Gaga en las galas.
Una de las recientes y clásicas apuestas de Lady Gaga en las galas.

Todos quieren normalidad
Otro elemento que puede estar alentando la elegancia clásica e insospechada de la cantante de “Bad Romance” es que en realidad en el mundo hay un movimiento de moda, bautizado por las cazadoras de tendencias como el “Normcore”, que se trata de la antimoda, la no tendencia, de ser un ejercito silencioso en el bulloso mundo de la moda. Quizás, Gaga se haya dado cuenta de que sus miles de seguidores, esos niños raros, que no encajaban y que se autodenominaron Monsters, no comulgaban más con sus escándalos y rarezas y se sentían más cómodos con un ídolo que casi intenta pasar desapercibida, que no hace grandes apuestas en términos de vestuario y resulta casi casi aburrida.

Los seguidores están a la espera de qué llevará la diva en los Premios Oscar en donde está nominada por su canción original 'Til it happens to you', de la cinta “The Hunting Ground’s” y en donde quizás deje una vez más claro que la chica incómoda e inspiradora de la moda no es más que cosa del pasado.


publicidad
publicidad
Según las autoridades, el felino fue encontrado con una flecha enterrada en la cabeza que le atravesó hasta el cuello y le tuvieron que aplicar la eutanasia.
La mujer se llevó al pequeño cuando este acudía a su escuela en horas de la mañana pese a no tener su custodia. Una tía del menor asegura que la sospechosa es peligrosa ya que es mentalmente inestable, consume con regularidad drogas y tiene una orden de restricción activa.
La llamada bebé Dominique se reunió de nuevo con su familia en Costa de Marfil, África, luego de recibir una cirugía para removerle una severa malformación en el cuello y en la espalda. Regresó justo para celebrar su cumpleaños con sus padres y sus tres hermanas.
En el centro de la ciudad cientos de personas se dieron cita en la Fiesta de los Reyes, dónde además de varias atracciones podrán disfrutar de la venta de alcohol, pero autoridades piden moderación en el consumo.
publicidad