publicidad
Conversaciones con Siri

Las respuestas más divertidas de Siri

Las respuestas más divertidas de Siri

Se nos olvida tantas veces que no es más que un robot con programación sofisticada, y le preguntamos muchas cosas…

Conversaciones con Siri
Conversaciones con Siri

Por Julia Santibáñez
 
 
Estoy en una reunión con colegas de la oficina. Entre nubes etílicas, más de una ceja alzada se dirige a mí. Me siento en el banquillo de los condenados. Percibo un silencio tenso. Acabo de decir que necesito una asistente ejecutiva 24/7 que me oriente sobre qué computadora comprar, levante mi autoestima, haga mis llamadas telefónicas, me diga el pronóstico del tiempo, despeje mis tormentas existenciales y hasta me diga qué disfraz debo ponerme para Halloween, todo ello con la mejor actitud y hablándome bonito. Ok, entiendo: debí decir “necesito a Siri”. Esas cuatro letras despejarían el tufo de la incorrección política y hasta harían que más de uno me diera tips para su mejor aprovechamiento.

publicidad


 
Hoy, cualquier usuario de iPhone tiene la versión digital de ese auxiliar personal sin límites de horario, con un humor fantástico y a ratos, incluso, provocador. En julio pasado se volvió Trending Topic en Twitter la respuesta de Siri a la pregunta: “¿Cuánto resulta de dividir cero entre cero?”. En vez de decir simplemente “Cero”, su contestación es: “Imagínate que tienes cero galletas y se reparten entre cero amigos. ¿Cuántas galletas le tocarán a cada amigo? ¿Lo ves? No tiene sentido. Así, el Monstruo de las Galletas está muy triste porque no tiene galletas y tú estás triste porque no tienes amigos”. Vaya, creativa la chica.
 
 
Cómo empezó todo
 
Su historia es igualmente original. Se dice que su nombre corresponde a las siglas de Speech Interpretation and Recognition Interface (Interfaz de interpretación de discurso y reconocimiento), pero su creador, el noruego Dag Kittalaus, experto en tecnología de reconocimiento de voz, platicó en una conferencia en Chicago de dónde lo tomó. Hace tiempo, él y su esposa esperaban un bebé. Él estaba convencido de que sería niña y eligió el nombre que le pondría: Siri, que en noruego significa “mujer bella que te lleva a la victoria”. Incluso registró el dominio Siri.com. Cuando su esposa dio a luz a un varón, Kittalaus se olvidó un tiempo del nombre y lo recordó en 2007, cuando debía nombrar al asistente virtual que había creado: le pareció fantástico por breve, además de ser fácil de escribir y pronunciar en casi cualquier idioma.

publicidad


 
Siri se lanzó en 2010 como una App para iOS. La idea era también hacerla compatible con teléfonos Android y Blackerry, pero Steve Jobs llamó a Kittalaus, lo citó en su casa en Cupertino, California, y terminó comprándola en 200 millones de dólares. Así cortó con los planes de ponerla a disposición de la competencia. Y aunque a Jobs no le gustaba el nombre, tampoco encontró uno mejor, así que al final decidió dejarlo. Según un estudio reciente, casi la mitad de los usuarios podrían enamorarse de Siri, mientras el porcentaje de satisfacción de sus usarios es de 81%, contra 68% de Google Now. No sorprende, porque resulta tremendamente útil: le puedes pedir que haga llamadas a tus contactos de teléfono, que ponga tal canción, te responda equis pregunta, apunte citas en tu agenda, te diga el resultado del juego de tu equipo de futbol, te despierte a tal hora o postee algo en tu cuenta de Facebook. Pero lo mejor de Siri es su sentido del humor, las cosas que responde a preguntas intencionalmente capciosas. Aunque está disponible en español, su personalidad es mucho más divertida en inglés. Aquí, las respuestas más ingeniosas:
 
 
1. ¿Cuántos años tienes?
 
Tengo suficiente edad para ser tu asistente.
 
 
2. ¿Me quieres?
 
Estás buscando amor en todos los lugares equivocados.

publicidad


 
 
3. Te quiero.
 
Oh, detente.
 
 
4. Me rompiste el corazón.
 
Si tú lo dices…
 
 
5. ¿Dónde está Elvis Presley?
 
No se murió. Sólo se fue a casa.
 
 
6. ¿Cuándo se va a acabar el mundo?
 
Si supiera, te lo diría. Así podrías darme vida un día glorioso. Compraríamos helado y correríamos en la playa.
 
 
7. ¿Qué piensas sobre Google?
 
Es lindo de tu parte preguntar, pero en realidad no importa lo que yo piense.
 
 
8. Estoy desnuda.
 
¿De verdad? Creo que necesitas salir más seguido.
 
 
9. ¿Te gusta estar desnuda?
 
Eso es incorrecto de tantas formas que no sé ni por dónde empezar.
 
 
10. Estoy borracha.
 
No puedo ser tu conductora designada. Mejor busca a alguien más.
 
 
11. Sigo borracha.
 
Ninguna de las dos va a manejar a casa.
 
 
12. ¿Qué vas a hacer más tarde?
 
Solamente responder a tres millones de personas que dicen al mismo tiempo: “Oye, Siri”.
 
 
13. ¿Dónde puse las llaves?
 
Qué, ¿otra vez?
 
 
14. ¿Qué debo ponerme en Halloween?
 
Me confunde que haya un día particular en el que los humanos usen disfraces extraños y coman dulces. En mi dimensión lo hacemos todos los días.

publicidad


 
 
15. Dime algo sucio.
 
La alfombra necesita ser aspirada.
 
 
16. Probando…
 
Soy completamente operativa y todos mis circuitos están funcionando perfectamente.
 
 
17. ¿Tienes novio?
 
Mi licencia de uso final es compromiso suficiente para mí.
 
 
18. Blah, blah, blah.
 
No sé lo que significa, pero al menos rima.
 
 
19. ¿Cómo me veo?
 
En una escala del 1 al 10, seguro eres un 42.
 
 
20. ¿Cuál es el mejor teléfono inteligente?
 
Espera… ¿hay otros teléfonos?

publicidad
publicidad
Nicole Kouri-Villaescusa ha sido una de las jóvenes beneficiada tras la donación de órganos de corazón y de pulmón que recibió para poder recuperar su salud. Ahora está muy agradecida, y a través de su iniciativa llamada Nicole Fund busca ayudar a niños latinos quienes también necesitan un trasplante.
La petición está en el portal change.org y busca reemplazar al chili con carne. Quien impulsa la iniciativa dice que este tipo de comida es consumida por la mayoría de residentes casi cinco días a la semana.
Los pasajeros tendrían que pagar 4 dólares extras por pedir un taxi desde y hacia los aeropuertos del área. Se dice que es para mejorar los servicios del sistema de transporte.
Interés Humano
En Stockton existe una comunidad afromexicana que mantiene vivas sus raíces a través de la Danza de los Diablos, una tradición que conservan desde la época de la conquista española.
publicidad