publicidad
Inma Cuesta vs. el photoshop

Una actriz española vs. el photoshop

Una actriz española vs. el photoshop

Inma Cuesta es la más reciente crítica de los abusos del retoque de imágenes para presentar una belleza irreal.

Inma Cuesta vs. el photoshop
Inma Cuesta vs. el photoshop

Por Franco Marinto


publicidad


“Verte y no reconocerte, descubrir que tu imagen está en manos de personas que tienen un sentido de la belleza absolutamente irreal". Así habla la actriz española Inma Cuesta sobre el  excesivo retoque fotográfico que le aplicaron para  la portada de la revista dominical del diario  El Periódico, a través de su cuenta de Instagram. "Imagino que era necesario resaltar el azul cobalto del vestido, quitar algunos pliegues del mismo y subir los niveles de luz para hacer brillar más mi piel, pero no entiendo la necesidad de retocar mi cuerpo hasta dejarme casi en la mitad de lo que soy, alisar mi piel y alargar mi cuello hasta convertirme casi en una muñeca sin expresión. No es la primera vez que pasa,  pero esto sobrepasa los límites de la realidad y me  avergüenza”.

Enric Hernández, director de la publicación, se disculpó con Inma explicando que el diario "no vio las fotos originales, sólo las retocadas". Sin embargo, Inma no es la primera que convoca a la reflexión sobre los cánones de belleza que la industria de la moda y varios medios han impuesto. Apenas unos días atrás, usuarios de Facebook, fans  de la marca californiana Victoria's Secret, estalla ron en cólera cuando la empresa misma promovió un anuncio en el que, en el excesivo uso del retoque, borraron completo el glúteo a una modelo


Convocatoria a la indignación


Lorde
Lorde
Photoshop parece ser el arma favorita de marcas, editores y fotógrafos de moda. Ante la obsesión generalizada de toda esta industria por limpiar imperfecciones de la piel, aumentar el color y los brillos, reducir cualquier manifestación de grasa, expandir el cabello y quitar pliegues del cuello y de otras zonas de cuerpo, cada vez hay más y más fotografías con modelos que, como bien lo denunció la actriz española, parecen muñecas sin expresión. Labios, párpados, narices, dientes, frentes, barbillas, mejillas... nada se salva del bisturí informático. Ya el debate se ha encendido varias veces, en distintos medios y en las redes sociales alrededor del mundo. Celebridades como Bey oncé, Kate Winslet y Lorde se han  manifestado contra el retoque. La neozelandesa de 17 años incluso tuiteó que le parecía curioso encontrar dos imágenes suyas juntas, una editada para que su piel se viera perfecta, y otra real. “Recuerden, los defectos están OK”, concluyó. 



publicidad


Sin embargo, todo indica que estas batallas son apenas agujas en los pajares de la imposición de los criterios estéticos que la industria de la moda y la belleza mantiene como status quo. Este periodista escuchó a una diseñadora colombiana, durante un almuerzo en medio de Colombiamoda en Medellín, referirse a las modelos como “meros percheros que lo ú nico que deben hacer es portar la ropa, por lo que  más les vale comer lo menos posible”. Al preguntarle si no le habían provocado una mínima reflexión campañas internacionales como la de la marca Dove, que intentaba convocar al respeto generalizado sobre los cuerpos reales de las mujeres, contestó que “esa marca vende jabones. Yo vendo vestidos. Los jabones no necesitan ganchos y los vestidos sí".

publicidad
publicidad
La exreina de belleza compartió por redes sociales todos su día de cumpleaños desde Los Ángeles.
En una encuesta realizada por Al Punto Florida en Twitter, el 75% de los participantes cree que los últimos fenómenos, tanto sísmicos como meteorológicos, están relacionados con el cambio climático.
En el mes de la herencia hispana, más de 50 alumnos de diferentes secundarias de Illinois tuvieron la oportunidad de asistir a un foro que los acercó a las carreras de ciencia, tecnología, ingeniera, matemáticas y la moda. Los jóvenes hicieron diseños que serán usados en prendas de vestir y que incorporarán tecnología de iluminación solar LED.
Detectives de la policía de Miami-Dade informaron que una mujer, de 29 años de edad, se habría quitado la vida después de balear a sus hijos, una infanta de 8 y un bebé de 1. El padre de los menores llegó a la residencia en Homestead hacia el mediodía de este viernes y al parecer encontró los cuerpos.
publicidad