publicidad
Los dos tonos de esmaltes de uñas de sabores de KFC.

KFC y su esmalte de uñas sabor a pollo, para chuparse los dedos

KFC y su esmalte de uñas sabor a pollo, para chuparse los dedos

Si no fuera porque no estamos en April Fools’ Day podríamos pensar que el barniz comestible sabor a pollo de KFC se trata de una broma.

Los dos tonos de esmaltes de uñas de sabores de KFC.
Los dos tonos de esmaltes de uñas de sabores de KFC.

Queda claro que KFC decidió ampliar sus horizontes e incursionar en el mundo de la belleza, pues ahora ofrecen barnices de uñas comestible sabor pollo para sus clientes en Hong Kong. Son dos versiones, la receta original, en tono nude y el Hot & Spice en tono rojo. Se aplica como cualquier barniz de uñas. Anna Mugllestone, directora de marketing y comunicación de Ogilvy & Mather Group en Hong Kong, la agencia a cargo de la campaña de publicidad, le confirmó a The New Times que se trata de algo real. “Lo probé en mi oficina cuando estaban haciendo las pruebas”, comentó y asegura que realmente sabe a pollo.

La campaña busca atrae a los jóvenes amantes de la comida y la moda.
La campaña busca atrae a los jóvenes amantes de la comida y la moda.


En el comunicado de prensa que la cadena de comida rápida compartió con Racked se hace hincapié al espíritu innovador de KFC Hong Kong al presentar esta nueva gama a sus clientes. En la que los invita literalmente a chuparse los dedos mientras saborean el delicioso pollo de la firma. Además el comunicado revela que se trata de una edición limitada y fue creada como un homenaje al famoso lema “Es para chuparse los dedos”. Con esta estrategia pretenden llegar a los jóvenes consumidores que tienen amor por la comida y la moda.


¿Es en serio, un barniz de uñas comestible sabor a pollo? Seguimos preguntamos dudosas al profundizar más sobre la estrategia de la cadena de comida rápida. “Desde mi punto de vista —ciertamente menos fashionista y más foodie— tampoco le veo mucho sentido: si se me antoja el sabor a pollo con salsa picante, ¿por qué habría de preferir chupar una uña barnizada antes que hincarle el diente a unas deliciosas hot wings?”, afirma Inger Díaz Barriga, Food Editor de Univision.


En mi opinión como editora de belleza y adicta los barnices de uñas no me agrada la idea, primero porque considero que es anti higiénico andar promoviendo que la gente se chupe los dedos o que se coma el barniz y segundo porque el sabor a pollo no es de los que en cualquier momento se antojan, como el de los chicles. Es normal que los productos de belleza ofrezcan y busquen dar a sus consumidores experiencias sensoriales que vayan más allá del tacto. Como lo hacen las sombras con olor a chocolate de Too Faced o los lipbalms de sabores de Lip Smackers, que al ser aplicados sobre los labios tienen mucho más lógica que al chuparlos sepan bien. Definitivamente esto de crear un barniz con sabor a pollo es original y yo solo lo probaría si me lo regalan y por curiosidad.

publicidad

También te intesara:
5 frases de belleza de Audrey Hepburn que nos inspiran.

publicidad
publicidad
Luis Chao pasó más de 50 horas atrapado entre escombros, en un rincón de su apartamento, tras el fuerte sismo que sacudió a la Ciudad de México en 1985. Simulamos aquel fatídico día y lo que descubrimos es impresionante.
Los recientes fenómenos naturales, como los huracanes y terremotos, no solo afectan a quienes los viven. Según expertos, las personas que son testigos padecen de una traumatización secundaria por lo que ocurre. Psicólogos dan recomendaciones para lidiar con sentimientos de angustia, impotencia y depresión; entre otros.
Este fruto es una gran fuente de calcio, vitamina C, magnesio y potasio, además de contener minerales antioxidantes que mejoran la apariencia de la piel, del cabello y de las uñas.
Lo que menos se esperaba la modelo que representa a la provincia de Cáceres, en Extremadura, era terminar dándose un baño en medio de un desfile.
publicidad