publicidad

Entre gritos y amenazas: el desgarrador relato de cómo desaparecieron las hijas de Karla Luna

Entre gritos y amenazas: el desgarrador relato de cómo desaparecieron las hijas de Karla Luna

A una semana exacta de la muerte de su mamá, este jueves las pequeñas Sara Valentina y Nina Victoria Garza Luna recibieron la visita de su padre, Américo Garza. Tras cerca de 15 minutos de alegres juegos, el panorama se transformó en uno de gritos, lágrimas y desesperación, según consta en la denuncia policíaca que provocó la activación de la alerta Amber.

Exesposo de Karla Luna sospechoso de llevarse ilegalmente a sus hijas Univision

Sara Valentina y Nina Victoria Garza Luna, de ocho y cinco años respectivamente, estaban este jueves junto a su abuela y su hermana mayor compartiendo en la habitación de su mamá, la fenecida comediante Karla Luna, cuando una llamada telefónica alteró el orden.

"Abuela, es Américo (Garza) que viene a ver a las niñas", dijo Karla Estephany Rodríguez, hermana mayor de Sara Valentina y Nina Victoria. La respuesta de doña Josefina Martínez fue que lo dejaran pasar. Nada extraño, según explicó la mujer en la querella que casi una hora después interpuso contra el hombre en el Centro de Orientación y Denuncia, en Monterrey, México, y a la que tuvo acceso Univision Entretenimiento.

publicidad

Y es que lo menos que doña Josefina pensaba era que Américo Garza estaba en la casa con una misión particular. De acuerdo con la versión de la madre de Karla Luna, desde que la comediante se divorció de Garza, en septiembre de 2015, se había dispuesto que el padre de las menores las visitara y conviviera con ellas en la residencia de su entonces ex, localizada en la colonia Las Lajas. Así fue hasta el pasado jueves 28 de septiembre, cuando la artista falleció y durante los siguientes días.

“Mi milagro pronto llegará”: el último mensaje de Karla Luna antes de morir


"¡No me quiero ir!"


Según la denuncia, cerca de la 1:30 de la tarde, Américo Garza llegó al departamento y comenzó a jugar con las niñas como de costumbre. Tras un rato, le pidieron permiso a la abuela para ir al patio, pero como estaba lloviendo, ella las instruyó para que se abrigaran. Así lo hicieron y durante 15 minutos, según su recuerdo, estuvieron jugando en el sótano, antes de subir nuevamente.

Estaban los cuatro en la sala, cuando doña Josefina tuvo que ir al baño. Justo en ese momento, escuchó que se cerró la puerta principal del departamento mientras su nieta de ocho años, Sara Valentina, gritaba "No me quiero ir, no me quiero ir".

La abuela sintió que algo estaba mal por lo que salió del baño corriendo y al ver a Karla Estephany le preguntó dónde estaban sus hermanas. "Abuela, están con usted", le respondió, confirmándole sin querer su mal presentimiento. La mujer salió a la calle y vio cómo los juguetes de sus dos nietas más pequeñas estaban tirados por todos lados. A distancia, divisó el carro negro de Américo Garza, con vidrios polarizados, que arrancaba a toda prisa del estacionamiento.

La razón detrás del criticado tuit de Karla Panini por la muerte de Karla Luna Univision

"Sara Valentina gritaba 'no me quiero ir', Nina Victoria solo lloraba y yo corrí como una loca y le grité 'no te las lleves Américo'", mientras veía el carro alejarse, contó doña Josefina Martínez.

En un último intento por detenerlo, la mujer le pidió a Karla Estephany que llamara a la caseta de seguridad y le pidiera al guardia que lo detuviera, pero no pudo. "Lo siento, ya había salido el señor", le explicó el vigilante.

"No tenía otra opción"

Al poco tiempo, dijo la mamá de Karla Luna, sonó su teléfono y era Américo Garza. La mujer alegó que el hombre que engañó a su hija con su mejor amiga y compañera de trabajo, Karla Panini, supuestamente le dijo que él se había visto obligado a actuar como lo hizo. "Tenía que llevármelas de esta manera, no tenía otra opción", recordó que le dijo.

Así fue la entrañable amistad de Karla Luna y Karla Panini

Doña Josefina Martínez afirmó a las autoridades que Américo Garza le advirtió que no lo denunciara, porque si lo hacía jamás volvería a ver a Sara Valentina y Nina Victoria. Por esa razón, la mujer suplicó que se activara la alerta Amber, pues teme por la seguridad y el bienestar de las niñas.

Casi 24 horas más tarde, las autoridades no han recibido información que permita conocer el estado de las menores, mientras que solicitan la ayuda de la ciudadanía para que si las ven, llamen al número 01 800 00 854 00.

Relacionado
Karla Luna había pedido que sus pequeñas se quedaran bajo el cuidado de...
Alerta AMBER por las hijas de 5 y 8 años de Karla Luna: buscan al papá Américo Garza
Al amanecer de este viernes, la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León compartió la información de las menores, sustraídas de la residencia de su abuela bajo supuesto engaño y a la fuerza por su papá, Américo Garza. Se cree que el hombre pudo trasladarlas a Houston o San Antonio, Texas.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad