publicidad
El pasado 6 de diciembre accidentalmente una invitaicón privada a los XV de Rubí se hizo viral y miles confirmaron su asistencia.

En los XV de Rubí hubo peleas, un muerto y un herido, y pocos preguntaron por el vals (aquí está)

En los XV de Rubí hubo peleas, un muerto y un herido, y pocos preguntaron por el vals (aquí está)

La fiesta de los XV de Rubí ha generado múltiples sentimientos encontrados. Hubo una tragedia, pero también vals y concierto.

Muerte de un hombre enluta el gran festejo de Rubí Ibarra en San Luis Potosí Univision

La tragedia de un hombre arrollado por su propio caballo sucedió a la vez que la fiesta transcurría con la normalidad de una fiesta de quinceañera convencional. Así fueron los XV de Rubí, un acontecimiento de contrastes, donde la muerte convivió con la celebración de la vida y presentación en sociedad de Rubí Ibarra, que a pesar de todo, bailó el vals en la tarima frente a cerca de 40,000 espectadores.


Marco Flores, de la Banda Jerez, llegó en un bus con su hijo y amigos a cantarle a Rubí. Fue el único artista que cumplió la promesa de viajar a La Joya. Reveló que le lleva un "osototote de dos metros" de regalo a la quinceañera y que le cantará Las mañanitas, Amor de la vida alegre, etc.

Para los XV de Rubí sólo un músico cumplió su promesa: Marco Flores de la Banda Jerez
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad