publicidad

El gobernador de Texas y los latinos: una compleja relación rumbo a las elecciones de 2018

El gobernador de Texas y los latinos: una compleja relación rumbo a las elecciones de 2018

Antes de que firmara la controversial SB4, el republicano Greg Abbott obtuvo en 2014 gran apoyo entre los votantes hispanos durante su campaña, gracias en parte a un anuncio televisivo con su suegra latina.

El gobernador de Texas pasó de hacer campaña en español a arremeter contra las ciudades santuario Univision

Meses antes de que fuera electo gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott intentó acercarse a los votantes latinos a través de su suegra hispana, quien apareció en su primer anuncio de campaña ensalzándolo como alguien que compartía los valores de la comunidad inmigrante.

"Él es alguien en quien usted puede confiar", aseguraba en español la suegra, Mary Lucy Phalen, quien luego de esa exitosa propaganda fue rebautizada con su nombre de pila, María de la Luz Segura, en otros anuncios de campaña.

La estrategia de destacar las raíces mexicanas de su familia adquirida ayudó a Abbott a mantener la gobernación de Texas en manos republicanas: en noviembre de 2014, el entonces fiscal general de Texas triunfó cómodamente sobre la demócrata Wendy Davis, a quien venció por más de 950,000 votos.

Electo gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott celebra con su es...
Electo gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott celebra con su esposa Cecilia y su hija Aubrey.

Abbott logró conseguir ese año el 44% del voto hispano, algo que no había alcanzado un candidato republicano a la gobernación de Texas desde 1998.

"En 2014, Abbott destruyó completamente el esfuerzo de los demócratas de mostrar a los republicanos como antilatinos", explicó a Univision Noticias el profesor de ciencias políticas Mark Jones, de la Universidad Rice en Houston. "Fue muy efectivo en argumentar que los latinos no tenían por qué temerle", sostuvo.

Hispanos apoyando a republicanos en Texas
El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, obtuvo en 2014 la mayor proporción del voto hispano para un candidato de su partido desde que George W. Bush ganó su reelección allí en 1998.
FUENTE: Encuestas a boca de urna de CNN (excepto datos de '02, que son cortesía del encuestador Mike Baselice) | UNIVISION

Esa narrativa no será igual en 2018, cuando Abbott enfrente su primera batalla por la reelección. Y es que el pasado domingo el gobernador firmó la medida SB4 que prohíbe las ciudades santuario en Texas, ignorando las protestas y preocupaciones de algunos de los líderes latinos más prominentes del estado, entre ellos el congresista Rafael Anchía, la alguacil Sally Hernández, el concejal Gregorio Casar y el jefe de policía Art Acevedo.

Relacionado
Border Patrol
Claves de la ley SB4 aprobada en Texas para prohibir las ciudades santuario

Políticos demócratas y activistas latinos han dejado claro que usarán la SB4 para castigar a los republicanos de Texas en las próximas elecciones. Aunque los votantes de este estado fronterizo suelen apoyar a líderes conservadores —y no han elegido a un candidato presidencial demócrata desde Jimmy Carter— la idea de que Texas se mueva en la dirección del Partido Demócrata ya fue sugerida en 2016.

Hasta ahora los demócratas no han presentado un candidato que pueda vencer a Abbott en 2018. Pero en un estado con la segunda población hispana más grande del país, y en una época en la cual el presidente de Estados Unidos ha reescrito las reglas de la política y el partidismo, la ley SB4 le ha dado a la oposición demócrata un inesperado chance de dar un vuelco a la política de Texas.

publicidad

Un giro contra los indocumentados

El Partido Republicano lleva al frente de la gobernación de Texas desde 1995, cuando George W. Bush derrotó a la entonces gobernadora demócrata Ann Richards.

George W. Bush en marzo de 2000, cuando era gobernador de Texas y candid...
George W. Bush en marzo de 2000, cuando era gobernador de Texas y candidato presidencial.

Desde ese año tanto Bush como su sucesor, Rick Perry, predeciblemente adoptaron muchas de las posturas conservadoras que caracterizan al Partido Republicano. Sin embargo, ambos se mantuvieron prudentemente alejados de medidas que les pudieran costar el apoyo de los latinos, cuya población en Texas creció de 4.3 millones (1990) a 6.7 millones (2000) y luego a 9.5 millones (2010).

Bush, por ejemplo, se opuso abiertamente en 1994 a la controversial Proposición 187 de California, que le negaba acceso a servicios públicos a los indocumentados. "Me opongo a no educar o dar servicios a las personas que están en nuestro estado", dijo el entonces recién electo Bush, quien seis años más tarde renunció a la gobernación para convertirse en el presidente de Estados Unidos.

publicidad

En 2010, similarmente, el gobernador Perry intentó alejarse de la controversial ley SB1070 de Arizona, que criminalizaba a los indocumentados de ese estado. En un comunicado, aseguró en esa ocasión que ese tipo de norma " no sería la dirección correcta para Texas".

En 2001, el gobernador de Texas, Rick Perry, se reunió con los gobernado...
En 2001, el gobernador de Texas, Rick Perry, se reunió con los gobernadores mexicanos de Tamaulipas y Nuevo León en una cumbre en la frontera.

Esa cautela desapareció en 2017 con Abbott, quien en enero aseguró que su prioridad legislativa del año sería prohibir las ciudades santuario en Texas.

En concreto, la postura del gobernador sobre la inmigración ilegal no ha cambiado en los últimos meses. De hecho, durante sus 12 años como fiscal general de Texas, Abbott apoyó la ley SB1070 de Arizona y fue quien compuso la demanda Texas v. United States, la cual logró detener indefinidamente el programa de Acción Diferida para Padres de Estadounidenses (DAPA) y la expansión del programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) del expresidente Barack Obama .

Abbott presentó esa demanda contra la administración de Obama en diciembre de 2014 —mientras hacía la transición de fiscal general a gobernador— porque sintió que el presidente violaba la Constitución al intentar cambiar las normas de inmigración de Estados Unidos sin pasar por el Congreso.

publicidad

"Ganamos una victoria rápida en la corte del juez (Andrew) Hanen", cuenta Abbott en su autobiografía, Broken But Unbowed. "Lo más importante fue que esa decisión paralizó completamente la orden ejecutiva de amnistía del presidente Obama en todo el país", continúa en el libro.

Relacionado
Este jueves el máximo tribunal emitió un fallo dividido de 4-4 que manti...
Indignación y tristeza por el fallo del Supremo que bloquea la Acción Ejecutiva migratoria

Los programas de esa orden ejecutiva, que hubieran protegido de la deportación a millones de indocumentados, siguen paralizadas tras la demanda de Abbott.

Ley y orden

Al igual que con el caso contra la orden ejecutiva, Abbott ha pintado el tema de la SB4 como uno de orden y ley. "Seamos claros: todos apoyamos la inmigración legal. Es lo que construyó a América", dijo durante su discurso del Estado del Estado en enero, cuando prometió que eliminaría las ciudades santuario de Texas. "Lo que debemos detener es la inmigración ilegal".

Con el apoyo de los legisladores estatales de su partido, Abbott cumplió su promesa el domingo pasado, cuando firmó desde su residencia la medida final que —a partir del próximo 1 de septiembre— prohibirá que las universidades, las ciudades, los condados, los policías y los alguaciles de Texas limiten su cooperación con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

Relacionado
La SB4 de Texas podría ser detenida de la misma forma que se hizo con la...
Denuncian que la nueva ley SB4 de Texas es similar a la controversial SB1070 de Arizona

La medida ya ha atraído comparaciones a las fuertes medidas de California y Arizona que repudiaron Bush y Perry.

“Texas había podido resistir esas tendencias anti-inmigrantes por mucho tiempo", dijo a Univision Noticias el legislador estatal Rafael Anchía, quien representa a Dallas en la Cámara de Representantes de Texas y se opuso fuertemente a la SB4. "La gran herencia hispana de Texas nos había ayudado a resistir las más feas tendencias anti-inmigrantes que se han visto en otros estados. Pero desafortunadamente, con el crecimiento del racismo y la discriminación que se ha visto en el Partido Republicano, eso se ha perdido".

Anchía cree que la dura postura migratoria de Abbott es parte de un nuevo patrón, de un giro a la derecha que se da en el contexto de la presidencia de Donald Trump. "A pesar de promover su familia y su fe durante la campaña, esta ley ha confirmado lo que ya temíamos: que este señor va a ser recordado como el gobernador más anti-hispano en la historia moderna de Texas", afirmó.

publicidad

Nuevas prioridades republicanas

Para el profesor Jones, la SB4 responde a un nuevo conservadurismo que vive Texas, en especial con una nueva generación de políticos republicanos, entre ellos el vicegobernador Dan Patrick y el senador Ted Cruz.

Cuatro conservadores: el senador Ted Cruz, el gobernador Greg Abbott, el...
Cuatro conservadores: el senador Ted Cruz, el gobernador Greg Abbott, el fiscal general Ken Paxton y el vicegobernador Dan Patrick —todos de Texas— discuten en 2015 el caso contra la acción ejecutiva migratoria del presidente Obama.

"Creo que esto tiene menos que ver con Abbott y más que ver con Texas", explica Jones. "Él está haciendo algo (al aprobar la ley SB4) que apoya fuertemente la base republicana, a la que necesita para la reelección", agregó.

La pregunta ahora, asegura Jones, es cuántos votantes latinos podría perder el gobernador en 2018. "Solo el tiempo lo dirá. En parte creo que no depende tanto de la implementación de la SB4 en Texas, sino de las tendencias más amplias sobre el cumplimiento de normas de inmigración en el próximo año y medio. Mientras más los latinos sientan que existe un ambiente antiinmigrante, entonces cualquier cosa que ate a Abbott a esas condiciones, como la ley SB4, tendrá un efecto más desfavorable", explicó.

publicidad

Aun así, el profesor enfatizó que no todos los votantes hispanos de Texas se oponen a la SB4.

Un ejemplo es María Espinoza, la fundadora del grupo nacional The Remembrance Project, que honra a personas que han perdido la vida a manos de indocumentados.

Madres de The Remembrance Project en un evento de Trump en San Diego en...
Madres de The Remembrance Project en un evento de Trump en San Diego en mayo de 2016.

"Nos agrada que Texas haya aprobado la SB4", dijo Espinoza en un email a Univision Noticias. "Los activistas de Texas han trabajado mucho por años para ayudar a mantener a los texanos y a todos los estadounidenses seguros".

Este sentir lo comparten hispanos incluso en áreas con muchos inmigrantes, como Houston, según han notado activistas. "Aquí sí hay mucha resistencia contra la SB4, pero igual hemos visto más personas hispanas que nos dicen que ellos también están en contra de la inmigración ilegal", explicó César Espinosa, director de la organización proinmigrante FIEL de Houston.

Espinosa agregó: "Si son inmigrantes ellos mismos, es una desilusión porque de alguna manera u otra tuvieron algún privilegio que les permitió llegar a este país legalmente. Nunca tuvieron la necesidad hacerlo ilegalmente".

publicidad

El líder activista asegura que organizaciones como FIEL buscarán educar a los inmigrantes en los próximos meses sobre el efecto que podría tener la SB4 sobre sus comunidades y la importancia de su voto en 2018.

"Hay un movimiento de residentes elegibles para ser ciudadanos y estamos trabajando en eso, en recordarle a la gente que es importante que salgan a votar", dijo Espinosa. "Vamos a estar usando el tema de la SB4 para catalogar lo triste que es romper familias. Queremos recordarle a Texas que todos somos inmigrantes".

En fotos: Los 20 protagonistas de la lucha a favor y en contra de la Ley SB4 de Texas contra las ciudades santuario
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad