null: nullpx
Univision Contigo

Cinco razones para comenzar a hacer ejercicio al aire libre

Los alrededores de tu casa, los parques de la ciudad, la playa o un ambiente rocoso pueden convertirse en el gimnasio hecho a la medida de tus intereses y necesidades. Lejos del encierro, mejorará tu autoconfianza y te conectarás con la naturaleza.
15 Ene 2018 – 07:01 AM EST
Comparte
Entrenar al aire libre implica prepararse para la lluvia, el sol o el frío, pero te hará sentirte vivo y gozar de la naturaleza. Crédito: iStock

Si inscribirte en un gimnasio y llevar una alimentación saludable han estado en tu lista de propósitos de los últimos años, pero ha sido imposible incorporar ambos planes definitivamente a tu vida, es momento de probar hacerlo de otra manera. Olvídate de las cuatro paredes del gimnasio y convierte los espacios de la ciudad en la que vives, trabajas o estudias en un campo de entrenamiento a la medida de tus intereses y necesidades.

"Estar horas y horas en un gimnasio se vuelve monótono, entonces salir al exterior resulta muy bueno. Nos hace estar en contacto con la naturaleza y con el clima que tengamos. Hay que prepararse para la lluvia, el sol y el frío, pero no hay nada más agradable que sentir el viento en la cara o que nos estamos dorando con el sol. Es estar vivo y gozar de la naturaleza", comentó a Univision Noticias el entrenador y triatleta Ultraman Edwin Vargas, @edwinvargas.ultraman en Instagram.

Para que el clima no se convierta en el factor que nos aleje del entrenamiento al aire libre, Vargas recomienda buscar la ropa adecuada. "Para esta temporada hay que usar la diseñada específicamente para hacer deporte en invierno, que permite que la persona esté caliente, pero que su cuerpo transpire. Al contacto con el aire, el sudor que produce se evaporará y la persona se mantendrá seca. Si usa una chaqueta que no permite la transpiración se va a empapar de sudor y no tendrá buen rendimiento", asegura.


Para el verano sugiere tomar en cuenta las horas de sol y usar ropa con tecnología coolmax, que permite que el sudor salga al exterior y que, al contacto con el aire, desaparezca. "Para evitar golpes de calor y no deshidratarnos hay que entrenar en horas tempranas de la mañana o durante las más tardes que se pueda en la noche para tratar de que el sol nos afecte directamente", sugiere.

Tomada la decisión del lugar y la ropa adecuada, el siguiente punto para que el entrenamiento no sea una decisión pasajera es trazarse objetivos de salud.

"Si el propósito es quitarse sólo unas libras de más cuando eso ocurra, y a la persona le quede el vestido que desea, no volverá a entrenar. Pero si lo hace por su salud y cada vez se siente mejor se va a levantar todos los días con ganas de hacerlo. Un día corre una milla, al otro día media más y así poco a poco se enamorará del ejercicio y su vida girará en torno a él", explica el entrenador de David Torres, @davidtorres.fit en Instagran.

Muchas ventajas sin pagar por ellas

La lista de beneficios que se obtienen con el ejercicio es extensa. No solamente previenen la obesidad y disminuyen las probabilidades de sufrir enfermedades coronarias, sino que reducen el estrés y la ansiedad. Pero si aún no estás convencido de hacerlos porque los gimnasios no se hicieron para ti, los entrenadores Vargas y Torres te ofrecen cinco razones para comenzar a entrenar al aire libre y que sea un verdadero disfrute para tu cuerpo y mente:

1) Es gratis: "Para los que dicen no tengo dinero para pagar un gimnasio o que les queda muy lejos, entrenar al aire libre les libera de esas excusas y les permite comenzar de inmediato y en cualquier lugar. Pueden obtener los mismos resultados físicos que obtienen cuando van al gimnasio sin tener que pagar", dice Torres.

Loading
Cargando galería

2) No caerás en monotonía: "Al entrenar al aire libre puedes cambiar de lugar según tus gustos. Puedes ir a los alrededores de tu casa, a un parque, a la playa, a una zona rocosa, o a una donde haya mucha arena... El tema es que puedes entrenar con distintas tonalidades de paisaje, que te dan la sensación de que no estás haciendo lo mismo siempre. Si caminas o corres no te aburrirás porque verás cosas distintas, a diferencia de cuando lo haces en una máquina de gimnasio en donde lo único que ves pasar son números", comenta Torres.

3) Te harás más sensitivo: "Si al entrenar te desconectas de la música te puedes escuchar a ti mismo, empiezas a conocer tu respiración, el ruido que haces y tus pisadas... eso hace que te vuelvas más inteligente a la hora de entrenar y competir, porque sabes lo que debes hacer y cómo manejar tu cuerpo. Por el contrario, llevar música en los oídos te hará correr como un caballito sin saber lo que está pasando a tu alrededor", resalta Vargas.

4) No te sentirás atrapado entre cuatro paredes: "No hay nada mejor que el contacto con la naturaleza. Ella es la que nos da el balance, la armonía y la paz mental. Además, no hay nada como respirar aire puro. No estés encerrado con miles de máquinas que a veces no sabes cómo funcionan. Al entrenar al aire libre puedes usar el peso de tu propio cuerpo y conseguir los mismos resultados que en el gimnasio", explica Torres.

5) Mejorará tu autoconfianza: "Cuando empiezas a cumplir ciertos logros físicos que antes no te imaginabas tendrás una actitud diferente y tomarás retos más grandes. Mejorar tus marcas personales será un estímulo para tu cuerpo y mente, verás que siempre serás capaz de dar más. Eso cambiará tu actitud en el trabajo, los problemas y cómo enfrentas las cosas del día a día. Te hará analizar los problemas de forma diferente y tener una mejor actitud para solucionarlos. Es como si salieras a meditar", enfatiza Vargas.

Loading
Cargando galería

Esta historia fue producida en colaboración con Univision Contigo: el equipo de responsabilidad social de Univision.

Comparte

Más contenido de tu interés