null: nullpx
Logo image
ViX

Tailandia usará una especie de "bombas al revés" para salvar sus selvas

Publicado 14 Ago 2019 – 06:07 PM EDT | Actualizado 14 Ago 2019 – 06:07 PM EDT
Reacciona
Comparte

La deforestación de los bosques y selvas es un problema que le compete a todo el mundo. De acuerdo con la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el porcentaje de tierras forestales con respecto a la superficie de la Tierra ha disminuido del 31.6% en 1990 al 30.6% en el 2015.

América Latina y Asia ocupan los primeros lugares de deforestación, solo por detrás de África central, la cual tiene una situación alarmante.

Si bien estas cifras de la pérdida del terreno forestal se han ralentizado en los últimos años, la transformación de zonas boscosas en tierras de cultivo se incrementará debido al alza de la población mundial, la cual necesitará que la producción de alimentos crezca para satisfacer sus necesidades.

Varios gobiernos del mundo están diseñando estrategias para combatir la deforestación, uno de estos es el de Tailandia.

El Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de este país asiático está cultivando una gran cantidad de árboles, específicamente en zonas dañadas por los incendios forestales o que han sido convertidas ilegalmente en tierras para la agricultura.

El método que utilizan para la recuperación forestal de su país es un proyecto piloto, cuya duración es de 5 años. Dicho proyecto utiliza la reforestación aérea, técnica utilizada para plantar rápidamente grandes cantidades de árboles nuevos.

Se utilizan semillas de varias especies de árboles endémicas de la zona, se mezclan con la tierra local para formar pequeñas bolitas llamadas «bombas de semillas», las cuales se lanzan desde un avión y caen en una zona determinada, para luego crecer por su cuenta aprovechando las intensas lluvias y la riqueza del suelo.

Esta acción es considerada como una medida urgente, ya que se tiene registrado que se han perdido más de 26 mil millones de árboles en su territorio. Los esfuerzos hasta el momento solo han podido replantar alrededor de 15 mil millones, por lo cual se tiene un déficit en la reforestación de 11 mil millones de árboles.

En el 2013, la Real Fuerza Aérea de Tailandia arrojó bombas de semillas sobre un templo del tamaño de 800 canchas de fútbol, en el estado de Phitsanulok. Miembros de la comunidad y estudiantes de primaria y secundaria ayudaron a hacer las bombas con semillas de árboles locales como Kaboks y Maka mongs, las cuales son sobreexplotadas por la belleza de su madera.

El uso de las bombas de semillas como método de reforestación no es un invento nuevo, ya que antes era conocido como Nendo dango y fue redescubierto por Masanobu Fukuoka, un agricultor y filósofo japonés que enseñó durante décadas a elaborar estas peculiares bolitas de semillas.

Eran muy populares en Japón a inicios del siglo pasado, ya que no requieren de un gran esfuerzo para elaborarse. Fukuoka sembró arroz, cebada y hortalizas con esta técnica, lo que demuestra su efectividad y versatilidad.

¿Cómo hacer tus propias bombas de semillas?

El método tradicional para utilizar las Nendo dango evidentemente no contemplaba el uso de aviones para distribuir estas bolitas con semillas. Por eso y por su fácil elaboración, cualquiera puede contribuir a reforestar el planeta utilizando este método.

Para hacer tus propias bombas de semillas necesitas lo siguiente:

  • Arcilla en polvo
  • Composta
  • Semillas
  • Agua

Combina todos los ingredientes y agrégale agua poco a poco. Toma una pequeña cantidad de la mezcla (lo que quepa en tu palma) y con ambas manos ve formando las bolitas, como si jugaras con plastilina. Cuida que queden bien compactas y que no se desmoronen, para eso la cantidad de agua debe ser la correcta.

Si no vas a usarlas en ese momento, déjalas al sol para que se sequen y no germinen las semillas. Cuando estés listo para plantar, únicamente déjalas caer en la tierra, la naturaleza hará el resto.

Seed bomb

Una versión futurista del proyecto llevado a cabo en Tailandia es llamado Seed bomb. Fue ideado por un grupo de ingenieros liderado por Hwang Jin Wook.

Seed bomb implica la utilización de un avión bombardero, cuyas cargas tendrán unas cápsulas con semillas. Estas cápsulas contendrán tierra y semillas artificiales y deberán ser arrojadas en regiones previamente seleccionadas.

Las cápsulas estarán elaboradas con plástico biodegradable. La tierra artificial le proporcionará los nutrientes que las semillas necesitan, hasta que se conviertan en un retoño que sea capaz de abrirse paso a través de su contenedor y transformarse en un nuevo árbol.

Este proyecto aún está en fase de desarrollo, pero es prometedor y forma parte de uno de los tantos esfuerzos por remediar el cambio climático.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MundoarbolesecologiaEvergreenLectura 3