null: nullpx
Vix

¿Por qué la RAE toma las decisiones en cuanto a lo que es correcto en español?

Publicado 14 Dic 2016 – 10:56 AM EST | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

Es necesario que alguien cuide de que las lenguas no se estanquen por inmovilismo, ni se perviertan por libertinaje. En nuestro idioma español, la disciplina la impone la RAE.

Una lengua muy hablada

En el mundo hay más de 500 millones de personas que tienen al español como su primera lengua y varias decenas de millones lo tienen como segundo idioma. Hay 20 países en los que el español es lengua oficial o cooficial, uno en Europa (España), 18 en América y uno en África (Guinea Ecuatorial).

Con un idioma tan ampliamente utilizado y con un pujante futuro, tiene que haber una institución que cuide de su uso y esa es la Real Academia Española (RAE), cuya misión principal es «velar por que los cambios que experimente la lengua española en su constante adaptación a las necesidades de sus hablantes no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico».

La RAE fue fundada en 1713 por iniciativa del noble español Juan Manuel Fernández Pacheco y Zúñiga y por más de siglo y medio, su capítulo español fue el único existente en el mundo. A partir del siglo XIX, como producto de los procesos de independencia de las colonias americanas de España, las nuevas repúblicas adoptaron al español como idioma oficial, pero empezaron a crear sus propias academias para regular el uso de la lengua.

Esta dispersión de academias emparentadas por el idioma común, pero sin una relación de subordinación o de coordinación, fue una amenaza para la salud del español que afortunadamente logró superarse.

Una lengua muy española

Demostrando que las lenguas se mueven muy lentamente, el primer diccionario del idioma español fue publicado 13 años después de la fundación de la RAE y la primera ortografía 28 años más tarde. La primera gramática llegó en 1771, 48 años después de la fundación de la RAE.

El primer miembro no español que tuvo la RAE fue el lingüista venezolano Andrés Bello, maestro de Simón Bolívar, quien fue reconocido como académico honorario en 1851. El primer individuo de número de la RAE, de fuera de España, fue también otro venezolano, Rafael María Baralt, elegido en 1853. Bello sería miembro pleno en 1861.

Sin embargo, durante casi todo el siglo XIX, la RAE siguió siendo una institución básicamente española. La primera academia de la lengua española fundada fuera de España fue la de Colombia, creada en 1871. A lo largo del último cuarto del siglo XIX y del XX y el XXI, se crearon las academias en los restantes países, incluso la Academia Norteamericana de la Lengua Española (1973) y la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española (2013).

Objetivo: entendernos

Hasta mediados del siglo XX, las academias nacionales se relacionaron por el hecho de tener el tronco común de una misma lengua, pero sin una coordinación que permitiera un efectivo trabajo en equipo.

En 1951 se produjo en Ciudad de México la fundación de la Asociación de Academias de la Lengua Española ( ASALE), aunque curiosamente, España no participó porque el dictador Francisco Franco lo prohibió por razones políticas.

De la asociación surgió la Política Lingüística Panhispánica, cuyo principal objetivo es garantizar que el idioma español se mantenga en condiciones tales que todos los que lo hablamos podamos entendernos, independientemente del país en el que vivamos.

Reacciona
Comparte