null: nullpx
Vix

Los dinosaurios no la pasaban muy bien en invierno, ¿cómo sobrevivieron?

Publicado 16 Jun 2020 – 01:57 PM EDT | Actualizado 16 Jun 2020 – 01:57 PM EDT
Reacciona
Comparte

Las pieles gruesas, escamosas y, a veces, emplumadas de los dinosaurios no eran suficientes para sobrevivir el invierno, por lo que tuvieron que adaptarse de otra manera.

A pesar de ser imaginados en la cultura popular como bestias invencibles, los dinosaurios debían luchar para adaptarse y sobrevivir de depredadores, desastres naturales y otras inclemencias terrestres, como el clima.

Incluso se piensa que durante la Era Mesozoica, los dinosaurios tuvieron que soportar un breve periodo de glaciación y su extinción fue causada por las bajas temperaturas en la Tierra después de la caída del meteorito.

El clima era un elemento fundamental que favoreció la vida de los dinosaurios en la Tierra y, probablemente, era un poco más cálido que en la actualidad, pero también existían zonas de temperaturas extremas.

Algunas especies actuales (como las aves, emparentadas con los dinosaurios) migran durante en el invierno a lugares más cálidos. Lo más común es que se desplacen de norte a sur, pero también hay animales sureños que migran al norte durante el invierno.

Al igual que esos animales, los dinosaurios debían recorrer largas distancias para no morir de frío y después regresaban a su hogar.

No significa que todos los dinosaurios tuvieran periodos de desplazamiento: había casos especiales, como el Edmontosaurus, que vivía en Alaska.

De acuerdo con el paleobotánico Bob Spicer, las manadas de Edmontosaurus viajaban hasta 1,600 kilómetros al sur para encontrar un lugar cálido.

Los Edmontosaurus eran del tamaño de un elefante, así que no eran muy rápidos ni ágiles y el desplazamiento promedio de las criaturas es de 1.6 kilómetros por hora. Eso significa que debían caminar más de 40 días para aguantar el invierno.

Parece un desplazamiento complicado pero es un comportamiento que hasta la fecha sigue vigente. Otros animales terrestres como los ñus y antílopes también realizan largas migraciones durante el invierno.

Algunos científicos piensan que los hallazgos al sur del Edmontosaurus son producto de la distribución natural a lo largo de los años, pero también hay pruebas de desplazamientos hacia Asia, donde dieron origen a nuevas especies.

Los dinosaurios que vivían cerca del Ecuador no tenían que desplazarse a ningún lado porque el invierno no era tan frío como en los Polos.

El comportamiento migratorio está asociado principalmente a las especies herbívoras. Los dinosaurios polares carnívoros preferían quedarse en casa y cambiaban su dieta durante el invierno para sobrevivir.

Las aves son el comparativo actual más acertado, aunque su desplazamiento es mucho más sencillo gracias a la capacidad de volar.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte