null: nullpx
Logo image
Vix

La inteligencia de los delfines

Publicado 21 Jun 2011 – 04:27 AM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

La imagen de los delfines simpáticos y amigables es más producto de los seres humanos que los crían en cautiverio para el entretenimiento, que de su propia naturaleza. Sin embargo, los delfines son cetáceos con una notable capacidad de relacionamiento social, con habilidades particulares de su género y con una inteligencia muy difícil de encontrar en el mundo animal.

Así como ocurre con otras especies (desde los elefantes hasta las termitas, por ejemplo) los delfines tienen un marcado carácter social. Es muy extraño que los delfines se organicen individualmente ya que dependen de su grupo, y cuando lo hacen es más bien por haber sido desplazados del núcleo grupal o por una situación similar.

Los grupos de delfines alcanzan hasta la docena de individuos, y cuando existe abundancia de alimento este número puede multiplicarse en gran número de forma temporal. La comunicación entre los delfines ocurre a partir de vocalizaciones y sonidos ultrasónicos (esto último especialmente para la ecolocalización) que les permite organizar roles y responsabilidades hacia el interior del grupo.

La ciencia se ha sorprendido en más de una ocasión al constatar la increíble destreza de los delfines. Una de las manifestaciones más claras de la misma es el uso de herramientas, descubierto en 2005 en delfines de aguas australianas.

En esta investigación un equipo de biólogos apreció cómo hembras de la especie Tursiops aduncus enseñaba a sus crías a utilizar esponjas marinas cubriendo su hocico para protegerlo durante el forrajeo en busca de alimento. Esta conducta implica un avanzado grado de inteligencia animal, nada menos que en uno de los elementos que nos distingue a los humanos del resto de los animales: el uso de herramientas.

Entre otros rasgos destacables de la cultura de los delfines encontramos el infanticidio -la medida dramática de matar a las crías para controlar la estabilidad del grupo-, la asignación de roles entre sus miembros para la caza y la protección de miembros lastimados del grupo ante amenazas externas como predadores.

Los delfines son animales realmente sorprendentes con un grado de inteligencia muy superior al de varias especies marinas. Anímate a conocerlos y a estudiarlos mejor, pues te aseguro que lo mejor de los delfines no está en los parques marinos en los que crecen en cautiverio, sino que en las aguas profundas de los océanos.

Reacciona
Comparte