null: nullpx
Logo image
Vix

Increíble: Científicos chilenos cultivan piernas de dinosaurio con embriones de pollo genéticamente modificados

Publicado 30 Mar 2016 – 08:00 PM EDT | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

Es fantástico pero no demasiado extraño, a fin de cuentas, los dinosaurios dejaron descendencia: las aves.

Pollos T-Rex

Cuesta creer que unos de los parientes más cercanos del llamado rey de los dinosaurios, el Tyrannosaurus rex, son los pollos. Pero no solo el T-Rex forma parte de la parentela antigua más estrecha de estos animales hoy apenas considerados un producto alimenticio.

Otros viejos conocidos, como el Velociraptor y el Archaeopteryx, integran la familia que inició la transición hacia las aves actuales desde los dinosaurios no aviares. Ya se han conducido experimentos que confirman la curiosa hermandad. Se han creado embriones de pollos con patas y hocicos de dinosaurio.

Incluso, los pollos no han olvidado el modo de caminar del T-Rex, lo que pudo comprobarse con un tosco experimento. Colocando pesas en puntos estratégicos de la anatomía de un pollo se consigue que este camine como un T-Rex.

Parecidos pero no iguales

Una de las diferencias de diseño entre el esqueleto de un dinosaurio y el de un ave actual que más ha intrigado a los científicos de la evolución ocurre con la tibia y el peroné. En los dinosaurios, ambos huesos son más o menos del mismo tamaño, mientras que en los pollos y otras aves modernas se inhibió el crecimiento del peroné, que no llega al tobillo.

Científicos de la Universidad de Chile decidieron ahondar sobre el misterio mediante la manipulación genética. Los investigadores descubrieron que desactivando el gen IHH de un pollo, la actividad de otro gen, el PTHrP, cobró una inesperada intensidad.

Este nuevo vigor genético animó a los peronés de los pollos a seguir creciendo, hasta unirse a los tobillos, como en sus antepasados los dinosaurios.

¿Una mascota Pollo T-Rex?

Sí estás pensando en una mascota con la que asombrar a tus amigos, tendremos que desilusionarte. Ningún pollo sometido a experimentación llegó siquiera a salir del cascarón. Los experimentos de manipulación genética deben llevarse con mucho cuidado, buscando comprender y eventualmente hallar soluciones a problemas de salud y de otro tipo.

Siempre habrá gente en espera de una oportunidad para vender un animal exótico, pero por ahora te recomendamos continuar con tu serpiente, perro o gato.

Reacciona
Comparte