null: nullpx
Logo image
Vix

¿Cómo se forma el magma volcánico?

Publicado 20 Jul 2011 – 12:46 PM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

El magma volcánico es una combinación de roca fundida y compuestos volátiles y sólidos, que se encuentra dentro de la superficie terrestre. Esta mezcla, además, puede contener cristales en suspensión, gases disueltos y burbujas de gas. En ocasiones el magma se acumula en las cámaras de un volcán y lo alimenta, aunque también puede escurrirse entre las rocas adyacentes o salir al exterior.

El magma se forma cuando se produce gradualmente la fundición de la sustancia rocosa que compone el planeta. La mayoría de las rocas se componen de minerales, con diferentes puntos de fusión y relaciones químico-físicas de gran complejidad. La presión tan grande que hay en las entrañas de la Tierra determina que los componentes sólidos se ablanden.

Las temperaturas dentro del complejo líquido de magma son muy elevadas. Se encuentran en el rango que va de 700 a 1300 grados Celsius. Por lo general, la composición de esta sustancia se asocia con determinados ambientes, los que incluyen las llamadas zonas de subducción, es decir, áreas continentales, dorsales oceánicas y puntos calientes del planeta. Los magmas sólo se forman en estas circunstancias especiales.

El magma puede dejar de existir por dos procesos: 1) evoluciona hacia una cristalización fraccionada, contaminaciones o mezclas de magma; 2) sale al exterior por una erupción volcánica. En ambos casos las rocas que se forman de magma solidificado se denominan rocas ígneas, entre las que se pueden contar la diorita, el granito y el basalto.

Cuando se produce la erupción volcánica, el magma sale al exterior en forma de lava. Como esta sustancia se enfría muy rápido, en vez de formarse cristales grandes se forman trozos de vidrio volcánico. Las rocas en esta forma más conocidas son la obsidiana y la piedra pómez.

Reacciona
Comparte