null: nullpx
Logo image
ViX

7 increíbles hallazgos fósiles que cambiaron nuestra forma de entender a los dinosaurios

Publicado 14 Ene 2016 – 07:00 PM EST | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

Los dinosaurios son simplemente geniales. No sé exactamente por qué, puede que sea su enorme tamaño o el hecho de que dominaron la vida en nuestro planeta mientras estuvieron aquí, incluso su repentina desaparición puede ser la razón por las que nos fascinan.

Sí, «nos» fascinan, porque es difícil encontrar a alguien a quien no le gusten los dinosaurios. Seguro hay tantos niños aspirantes a paleontólogos como los hay aspirantes a astronautas y esto no se debe a que sueñen con encontrar un hermoso ejemplar de trilobita.

Esta fascinación, sin embargo, no se limita a niños y fanáticos de la franquicia de  Parque jurásico, los científicos también han estado magnetizados con estas criaturas durante años y, a medida que se realizan nuevos descubrimientos, aprendemos más información sobre los dinosaurios que alimenta su popularidad.

Falta mucho por aprender, pero también hemos avanzado bastante y estos 7 hallazgos fósiles hicieron enormes contribuciones al entendimiento de estas populares criaturas.

7. Megalosaurus

Para entender a los dinosaurios tuvimos que descubrir que existían y allí es donde entra en juego el Megalosaurus, uno de los primeros dinosaurios en ser identificados como tales, en 1824 (aunque fue descubierto durante el siglo XVII).

Aunque inicialmente se pensaba que podría haber sido una lagartija gigante o incluso parte de un elefante romano, hoy sabemos que el Megalosaurus medía unos 7 metros de largo, caminaba en dos patas y balanceaba su enorme cuerpo con la ayuda de su cola. Tenía una cabeza muy grande, brazos pequeños y un cuerpo muy musculoso.

6. Archaeopteryx

El primer fósil de este género fue descubierto en Alemania en 1861. A diferencia de otros dinosaurios, el Archaeopteryx era bastante pequeño, medía menos de un metro de longitud. Sin embargo, su envergadura no es lo que cautivó a los científicos.

Lo interesante de esta especie es que en los fósiles encontrados pueden verse claramente marcas de plumas que lo hacen muy parecido a un pájaro. También, sin embargo, pueden verse dientes, cuando ningún pájaro que conozcamos lo presenta. Esta y otras características lo hacen el candidato perfecto a una etapa de transición entre dinosaurios y pájaros.

Quizás igual de importante sea la cronología de su descubrimiento. El fósil fue hallado cerca de un año después de la revolucionaria publicación de  El origen de las especies, proporcionando al mundo científico un ejemplo en apariencia perfecto de lo pregonado por Charles Darwin en su libro.

5. Hadrosaurus

El Hadrosaurus en sí no tiene nada demasiado especial, pero su descubrimiento sí que lo fue. Hoy en día, no hay casi ningún museo de ciencias naturales que no cuente con un esqueleto de dinosaurio (aunque sea una reproducción) en su exhibición sobre estas criaturas.

Esto, claro está, no siempre fue posible, ya que no se contaba con el material necesario para montar una de estas exhibiciones. El Hadrosaurus, justamente fue uno de los factores que lo hizo posible. Se trató de uno de los primeros esqueletos de dinosaurios casi completos en ser descubierto y fue el primero en ser montado y exhibido al público.

Su importancia fue tal que el estado de Nueva Jersey, donde se han descubierto una gran cantidad de importantes fósiles, lo ha declarado su dinosaurio estatal. Sí, en Nueva Jersey tienen un dinosaurio estatal.

4. Diplodocus

Si hablamos de exhibiciones de dinosaurios, no podemos omitir al Diplodocus. Es una de las especies de dinosaurios más conocidas y eso no es casualidad. 

Esta especie fue descubierta a fines del siglo XIX por un grupo de científicos patrocinados por  Andrew Carnegie, un empresario muy adinerado que por ese entonces estaba construyendo lo que se convertiría en el prestigioso  Museo Carnegie de Historia Natural.

Esta impresionante especie tuvo el título del dinosaurio más grande del mundo durante muchos años y tal fue la fascinación de Carnegie por su nueva adquisición que envió varias copias de este ejemplar a diferentes museos alrededor del mundo, lo cual llevó a su gran popularidad.

3. Deinonychus

El hallazgo de fósiles de Deinonychus fue de gran importancia porque ayudó a derribar uno de los grandes mitos que se habían gestado sobre los dinosaurios.

Los dinosaurios eran vistos como imponentes y temibles, sí, pero también se tenía la idea de que eran algo lentos y torpes. El Deinonychus cambió todo esto. Sus restos, descubiertos en los años 60, eran los de un dinosaurio ágil y rápido. Un depredador infalible con enormes garras en sus pies.

2. Leonardo el Brachylophosaurus

Así es, este descubrimiento fue tan significativo que hasta tiene nombre de pila. El primer espécimen de Brachylophosaurus, un dinosaurio de unos 9 metros de largo con una característica cresta en su espalda, fue descubierto en los años 50.

Leonardo, por su parte, fue descubierto en el 2000. Lo que separa a este ejemplar del resto es que se trata de una «momia» de dinosaurio: un espécimen cuyo fósil incluye un molde de lo que hubiesen sido sus tejidos blandos.

Leonardo es, probablemente, el más estudiado de este tipo de fósiles y su descubrimiento llevó al uso de nuevas técnicas, como resonancias magnéticas, en el estudio de los fósiles de dinosaurios.

1. Sinosauropteryx

Esta especie fue descubierta en China durante los 90. Se trata del esqueleto completo de un pequeño dinosaurio bípedo, algo que por sí solo no lo convierte en un hallazgo demasiado extraordinario.

Lo que sí lo hace destacarse es un pequeño resto de material que parecía rodear al cuerpo. El material en cuestión parecía ser algún tipo de piel o plumaje. Después de todo, esa imagen de los dinosaurios cubiertos por piel verde y escamada parecería no ser tan cierta.

Aunque es probable que muchos dinosaurios tuvieran piel similar a la de los reptiles, este y otros descubrimiento subsiguientes prueban que algunas de estas criaturas contaban con una capa exterior, una especie de aislamiento que les permitía mantener su temperatura corporal.

La historia de los fósiles de dinosaurios es realmente increíble, tan fascinante como estas mismas criaturas, y aun queda mucho por descubrir. ¿Qué otro gran descubrimiento fósil te ha sorprendido?

Reacciona
Comparte