null: nullpx

Fallece Zaha Hadid, la arquitecta de los 360 grados

La famosa arquitecta angloiraquí y la primera mujer en ganar el premio Pritzker tenía 65 años y vivía en Miami.
31 Mar 2016 – 4:49 PM EDT

La primera mujer en ganar el Pritzker, el premio de arquitectura más importante a nivel mundial, murió en Miami, a los 65 años, a consecuencia de un paro cardíaco.

Polémica por su temperamento, implacable con sus trabajadores, polifacética por la cobertura de su actividad, que fue del urbanismo al diseño de calzado, Zaha Hadid revolucionó la arquitectura con unas construcciones que desafiaban la gravedad. “Si existen 360 grados ¿por qué limitarse a uno?”, le gustaba decir, provocadora.



El crítico y arquitecto Joseph Giovannini sintetizó así la importancia de su aporte en 2004, al anunciarse que era la ganadora del Pritzker:

“El aire es el elemento de Hadid: ella hace flotar a los edificios… A inicios de los años ochenta, un tiempo en que los arquitectos estaban preocupados por hacer evidente el peso de la gravedad en los edificios, Hadid inventó una nueva física visual anti-gravitacional. Suspendió el peso…”.



Nacida en Baghdad en 1950, Hadid inició sus estudios universitarios en Beirut, donde empezó a estudiar matemáticas, pero en 1972 se mudó a Londres, para estudiar arquitectura.

En 1977, recién graduada, Hadid consiguió su primer trabajo en la influyente Office of Metropolitan Architecture (OMA), despacho de otro ganador del Pritzker, Rem Koolhaas. De ahí salió en 1980, para abrir su propia firma, que llamó la atención mundial tres años después, cuando ganó el concurso internacional para el Hong Kong Peak Club.

A partir de ese momento, se multiplicaron los encargos y exposiciones para una arquitecta que planteaba la complejidad y no la simplicidad, el movimiento y no la estabilidad, y la tridimensionalidad, la superposición de planos y la fragmentación, que rompían con las maneras tradicionales de pensar y representar el espacio arquitectónico.



Giovannini cierra su ensayo de 2004 diciendo: “En muy pocas ocasiones un arquitecto ha inspirado y transformado de manera tan radical su campo de acción. Desde sus primeros diseños, que atrajeron la atención internacional, se transformó en una figura y en una fuerza galvanizadora. Pero Hadid no se estancó. El talento es protéico y la inteligencia incisiva. Como sus propios diseños, construidos en un estado de cambio permanente, ella avanza en la autotransformación y nunca se copia a sí misma. Ella creó una nueva realidad arquitectónica, una que desconocíamos antes… y empuja incluso esa realidad hacia sitios que nunca podemos anticipar”.

Ese talento proteico, esa inteligencia incisiva dejó de operar hoy, a los 65 años, dejando en proceso la construcción de varios proyectos, como el estadio en que se celebrará el mundial de fútbol de Qatar, en 2022.

Ver también:


RELACIONADOS:TrendingMuertesArquitecturaCasa
Publicidad