publicidad
Obama y Santos

Santos: “La paz será la cereza sobre el pastel del Plan Colombia”

Santos: “La paz será la cereza sobre el pastel del Plan Colombia”

Al recibir a Santos en la Casa Blanca, Obama anunció el nuevo plan "Paz Colombia" con más fondos para el país andino

Obama y Santos
Obama y Santos

Por Maye Primera @mayepri

Los gobiernos de Colombia y Estados Unidos han anunciado este jueves el comienzo de un nuevo episodio en su relación bilateral y en consecuencia, en la guerra interna aderezada con narcotráfico que padece el país suramericano desde hace más de 50 años.
“Estoy orgulloso de anunciar un nuevo capítulo en la relación y los llamaremos ‘Paz Colombia’”, ha dicho el presidente Barack Obama al recibir en la Casa Blanca a su homólogo, Juan Manuel Santos, para conmemorar los 15 años del capítulo que ahora se cierra: el Plan Colombia.

Al pasar la página de este programa de ayuda militar y financiera en el que Washington empeñó un total de 9,000 millones de dólares para poner fin a la Guerra y al tráfico de drogas, Obama formalizó también la promesa de solicitar al Congreso un nuevo aporte a Colombia de 450 millones de dólares para el presupuesto de 2017. Una cifra muy superior a los 296 millones de dólares presupuestados para este año.

Esta vez, el dinero no se irá en balas y helicópteros sino en la implementación del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC que, tanto Santos como Obama, confían se firmará el próximo 23 de marzo en La Habana.

“La paz será solo el primer paso de cualquier acuerdo que deba ser implementado”, dijo Obama.

El presidente estadounidense detalló que estos fondos estarán dirigidos a financiar la integración de excombatientes a la vida civil, a atender a las víctimas del conflicto, a desarrollar los acuerdos de justicia transicional ya alcanzados por las partes y a retirar hasta la última mina terrestre sembrada en suelo colombiano.

El plan Colombia fue crucial para llegar a las negociaciones de paz /Univision

Juan Manuel Santos agradeció a Obama no solo el gesto actual de multiplicar la ayuda financiera a Colombia, sino por “la audacia de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba”, lo cual allanó el camino para que prosperaran los diálogos de paz entre el gobierno de Santos y las guerrillas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que comenzaron oficialmente en La Habana en septiembre de 2012. También celebró el apoyo recibido tanto de demócratas como de republicanos para poner en marcha el Plan Colombia durante el mandato de Bill Clinton y para sostenerlo durante la última década y media.

“Ahora que estamos a un paso de lograr un acuerdo paz, puedo decir sin ninguna duda que el Plan Colombia fue crucial poder llegar allí”, dijo el presidente Santos a Obama.

publicidad

“Usted fue una de las primeras personas a quien confié mis intenciones de comenzar un proceso de paz, en un momento donde la gran mayoría pensaba que era una misión imposible. Muchos me advirtieron que sería un suicidio político (…) y usted no solo creyó que era posible, sino que me alentó a continuar”, agregó el presidente colombiano.

Santos promete que, a diferencia del Plan Colombia, esta nueva etapa de la colaboración se concentrará en atacar las raíces del problema del narco y la violencia –la desigualdad, el reparto justo de la tierra- y no en sus consecuencias.

“La paz será la cereza sobre el pastel del Plan Colombia y el comienzo de un nuevo capítulo de colaboración y amistad entre nuestras dos naciones. (…) La paz va a ayudarnos a consolidar una nueva nación. Un país que será más prospero, más seguro, más equitativo y por supuesto, más feliz”, concluyó Santos.
Lea también:

publicidad
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
La Embajada de Estados Unidos expresó por medio de un comunicado que los señalamiento contra Mauricio López Bonilla y Roxana Baldetti, quienes tienen solicitud de extradición, se realizaron el pasado 2 de febrero en la Corte del Distrito de Columbia.
Carlos Antonio Lozada, miembro del equipo negociador de la guerrilla, aseguró que hay temas de logística por resolver en los terrenos a los que fueron movilizados. Pese a esto, hay un ambiente de tranquilidad ya que no se sienten en medio de un combate.
El exmandatario, quien terminó su gobierno en enero de este año, fue visto saliendo del 160 Fifth Avenue en Manhattan. Afuera, un grupo de personas congregadas para saber quién estaba allí (dado el despliegue policial), comenzó a gritar para saludar a Obama apenas le reconocieron.
publicidad