publicidad

Los secretos del alcalde Luigi Boria

Los secretos del alcalde Luigi Boria

El primer alcalde venezolano de EEUU  pide que se impidan los viajes de chavistas. Datos ponen en duda su actitud.

Exclusiva: Los negocios del alcalde Luigi Boria /Univision

Por Gerardo Reyes

En el Congreso de Estados Unidos se están estudiando sanciones contra el gobierno de Venezuela por la brutal persecución de la oposición, y uno de los principales promotores de la idea en la Florida es Luigi

Boria el alcalde de la ciudad de Doral, al sur del estado.

Boria, el primer alcalde venezolano de Estados Unidos, quien fue elegido en 2013,  ha pedido al gobierno federal que tome medidas para impedir los viajes de chavistas a Estados Unidos y ante los cuestionamientos de su pasado ha dicho constantemente que su vida es un libro abierto que cualquiera puede mirar.

Univisión Investiga encontró páginas de ese libro que Boria no ha dado a conocer del todo y otras, también inéditas, que ponen en duda su independencia del gobierno al que tanto critica. Estos son algunos de esos episodios poco o nada conocidos.

A finales de 2007, antes de lanzarse a la vida política como concejal de la ciudad, Boria tuvo una incómoda experiencia con autoridades federales de Estados Unidos: fue conminado a responder por una serie de depósitos sospechosos en cuentas de su empresa de Doral, The Wise Computer.

De acuerdo con documentos legales la División Criminal del Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos IRS, abrió una investigación luego de que empleados de Wachovia Bank de Conneticut, notaron actividades extrañas en la cuenta.

María Pastor, una cajera de la sucursal del banco en 295 Wesport Avenue, explicó a los investigadores que uno de los depositantes de la cuenta era un colombiano, cuyo nombre no recordó, pero que  se comportaba en forma bastante nerviosa cuando se presentaba a hacer las consignaciones de altas cantidades de dinero.

publicidad

Pastor declaró que habló en español con el hombre y éste le explicó que los fondos provenían de sus “negocios’’. Ella cree que el cliente dejó de visitar la sucursal y utilizó otras para evitar sus preguntas sobre el origen del dinero.

Soraya Gary, otras de las cajeras de la misma sucursal, dijo que un  hispano, no se sabe si el mismo descrito por Pastor,  depositaba fajos de 1,000 o 2,000 dólares en denominaciones de billetes de 20 atados con ligas de plástico.

Los investigadores hicieron un estudio de una de las cuentas de The Wise Computer, empresa fundada por Boria en 1989, y encontraron que entre enero de 2005 y y abril de 2007, cuando la actividad de la cuenta había caído, se hicieron numerosos depósitos, la mayoría por debajo de 10,000 dólares y en efectivo.

Esta práctica es conocida en la jerga del lavado de dinero como “pitufeo’’ y se dio a conocer en los años ochenta cuando los narcotraficantes colombianos contrataban una legión de colaboradores a sueldo, conocidos como los pitufos, para que hicieran en diversos bancos y por debajo de límite a fin de evitar que la transacción fuera reportada o que tuvieran que identificarse.

Los documentos de la corte de Connecticut no indican en este caso a qué tipo de actividad en particular estaban ligados los fondos, pero la querella civil de confiscación afirma que se trataba de operaciones que violaban las leyes contra el lavado de dinero.

publicidad

La mayoría de los depósitos fragmentados se hicieron en las sucursales de Connecticut, Nueva York y Nueva Jersey.

Los depósitos en la cuenta bajo investigación sumaron entre 2005 y  2007 un millón 745 mil dólares.

Los investigadores determinaron un patrón de depósitos estructurados como el siguiente: el 8 de enero de 2007, a las 10:10 am,  se depositaron en la sucursal de Four Danbury, Connecticut, $9,198. Dos horas después, en la sucursal de Hudson, New Jersey, $9 mil, y 13 minutos después en la oficina de Guttenberg, New Jersey, $9 mil para un total de $27,198.

Estos depósitos eran transferidos por The Wise Computer de esa cuenta a otra.   El IRS probó que los fondos estructurados eran equivalentes a $254,271, suma que fue incautada.

Después de la confiscación los investigadores se comunicaron con Alexander Boria, gerente de la empresa, hijo de Luigi, y le explicaron el problema. Sostiene el documento de la querella de incautación que Alexander revisó las cuentas y reconoció que los depósitos parecían “raros’’ (el gerente utilizó la expresión en ingles, “shady’’, o sea sombríos, turbios).

Luigi Boria se hizo representar para este caso por el abogado de Miami  Dennis Kainen quien llegó a un acuerdo con la fiscalía mediante el cual recuperó la mitad de la suma incautada.  

Univisión entrevistó a Kainen en su oficina de Miami. Kainen considera que Boria es inocente de lo que ocurrió porque es muy difícil controlar las transacciones que hacen los clientes en el exterior al comprar dólares obtenidos por casas de cambio para pagar  mercancías en Estados Unidos.

publicidad

“Es muy común y muy normal no sólo en esta compañía, pero hay muchas compañías que cuando venden un producto, no más miran si el dinero ha venido, no miran cómo ha llegado el dinero, no miran de qué fuente’’, afirmó el abogado.

A la pregunta de por qué si Boria era inocente,  ellos aceptaron ceder la mitad de la suma incautada, Kainen respondió:

“Lo que pensamos y lo que era mi consejo en ese punto, era que como el caso estaba en el estado de Connecticut, yo debía ir hasta allá, contratar un abogado y lucharlo, pero nos hubiera costado por lo menos unos 100 mil dólares y no valía la pena’’.

Kainen resaltó que en el acuerdo con el gobierno The Wise Computer no aceptó que hubiera hecho algo incorrecto. El abogado agregó que dos agentes del IRS visitaron las instalaciones del negocio en Doral.

“Después de que vieron la compañía y los libros de la compañía, me dijeron a mí personalmente que me acuerdo muy bien, que no tenían duda de que la compañía era legítima y que no tenían ningún problema con la compañía’’, dijo Kainen.

Univisión Investiga le preguntó al abogado por qué Boria, que ha dicho varias veces que su vida es un libro abierto, no hizo público este incidente, más aun cuando según el abogado se resolvió en forma positiva, y respondió:

publicidad

"No te puedo explicar por qué no lo dijo, pero lo que sí sé es por qué en mi pensamiento no era necesario, era un episodio civil de cualquiera negocio’’.

Hay otros pasajes no muy claros del historial de Borgia, en este caso en relación con Venezuela. Borgia ha dicho que no le avergüenza ser un acaudalado empresario porque esa es una orgullosa señal de la superación que logró como  inmigrante en un país de oportunidades como Estados Unidos. Algunos de los recorridos de su campaña los hizo en su automóvil Maserati.

Lo que Borgia no ha explicado es que parte de su fortuna está estrechamente ligada al controvertido sistema de cambio de divisas Cadivi implementado por el gobierno que ataca constantemente.

Boria es propietario de una empresa importadora de computadores en Caracas llamada The Magic Computer que recibió de Cadivi un total de 47 millones 893 mil dólares durante ocho años del gobierno de Chávez (del 2004 ald 2012), según una base de datos de la entidad.

Cadivi, la  Comisión de Administración de Divisas de Venezuela, se creó para controlar la fuga de divisas asignando a empresas y ciudadanos individualmente cupos limitados  de  dólares a una tasa de cambio preferencial para pagar gastos que  van desde viajes  hasta grandes importaciones de mercancías.  

Con los años se convirtió en una fuente incontrolable de corrupción utilizada por muchos para multiplicar los dólares de tasa preferencial cambiándolos en el mercado negro o a través de otros mecanismos.

publicidad

De acuerdo con expertos, obtener las cantidades que  Cadivi otorgó a  la empresa de Boria a través de 164 solicitudes, no es una tarea fácil.

"Tú tienes que ser amigo, muy amigo de alguien en el gobierno. O estar ya registrado y estar en el engranaje, donde ya te conocen, donde  vas a estar pagando cuotas de hasta 9 bolívares por dólar para que te asignen los dólares que estás solicitando’’, comentó  a Univisión el ex asesor del gobierno de Venezuela Pedro Mantellini.

Boria no ha estado ajeno a la controversia sobre los malos manejos de los dólares de Cadivi. Una ex ejecutiva de su empresa en Caracas sacó a relucir el tema en una demanda laboral que entabló en 2011.

Nunziatina Rosa Penta Pilosi alegó en su querella que mientras Boria “vive en Miami desde 1989, el ‘sueño americano’, a través de sus representantes viola los derechos de la legislación patria en materia de control de cambio’’.

A través de su abogado Alexis Aguirre, la ex empleada relató que mientras la empresa solicitaba dólares de Cadivi también lo hacía a través de casas de cambio “lo que puede constituir un fraude a nuestras normas cambiarias’’. En la respuesta a la demanda, los abogados defensores no desmintieron estos alegatos. En 2012, un tribunal laboral falló a favor de Penta Pilosi, quien declinó hablar con Univisión.

publicidad

Boria ha sostenido que no le ha vendido ni una aguja al gobierno de Venezuela, pero The Magic Computer apareció en el registro oficial de contratistas de ese gobierno hasta 2009.

La respuesta de Boria en Univision 23 a la investigación.

Luigi Boria habló sobre la investigación sobre sus negocios


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad