publicidad
.

La búsqueda de Malia Obama y de tantos estudiantes más por la mejor univ...

El presidente con su sobrino y su hija Malia en un juego de baloncesto.

La búsqueda de Malia Obama y de tantos estudiantes más por la mejor universidad

La búsqueda de Malia Obama y de tantos estudiantes más por la mejor universidad

Decidir dónde comenzar la vida universitaria no es una decisión ligera; aquí algunas recomendaciones para elegir la mejor universidad


El presidente con su sobrino y su hija Malia en un juego de baloncesto.
El presidente con su sobrino y su hija Malia en un juego de baloncesto.

Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela


Antes de saber con certeza cuál será la universidad donde se abrirá a los próximos capítulos de su vida, Malia Obama ha visitado varios campus. Ese recorrido que la hija del presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama no es ajeno a muchos. Elegir universidad no es asunto fácil, vamos.
Malia ha explorado gran parte de las prestigiosas escuelas Ivy League -Brown, Columbia, Harvard, Princeton, la Universidad de Pennsylvania y Yale-, y también ha visitado las universidades privadas Stanford, la Universidad de Nueva York, Tufts, Barnard y Wesleyan, como ha informado The New York Times. Vio, además, una institución pública, la Universidad de California, Berkeley. 


publicidad
Su situación es como la de tantos jóvenes que tienen que dedicarle tiempo y pensamiento al proceso de determinar cuál es la mejor universidad para ellos y sus necesidades. Que los estudiantes, como Malia, visiten algunas universidades es apenas una parte de ese proceso en el que se juntan el entusiasmo con la ansiedad natural por la etapa que se avecina.


  

“Es una decisión bien importante. Les recomiendo que comiencen desde noveno y décimo grado por lo menos visitando escuelas locales. En el grado 11, que vean las universidades que quieran y tomen en cuenta ubicación, programas académicos que ofrecen, total de estudiantes en campus, costo de universidad y tasas de graduación”, dice la consejera de universidades María Mendoza que trabaja en Braddock Senior High School en Miami. 

Visitar las universidades es esencial para poder tomar una decisión mejor informada, destaca Mendoza, quien aconseja que los estudiantes y sus familiares tomen notas y fotos que les sirvan de referencia cuando consideren sus opciones. 
“La mayoría de las universidades ofrecen ‘tours’ para los estudiantes y los padres que incluyen sesiones de información. Si pueden, es recomendable que pasen el día en la universidad, que vayan a clases o que se queden con otro estudiante para que vean cómo es la vida en el campus y si ésa es la universidad para ellos”, ilustra Mendoza quien agrega que almorzar en la cafetería también puede dar una idea bastante fiel a cómo es la vida en la universidad. 


publicidad

Más allá del ambiente, el costo de la universidad es un asunto clave para la mayoría de los estudiantes y sus familias. Pero el College Board recomienda que al considerar el tema financiero se analice el precio de la matrícula y también cuáles son las ayudas disponibles. Mendoza plantea que el mejor momento para recorrer las universidades es cuando están en sesión para así poder tener una imagen que se acerque a la realidad del día a día. 


“Sé que es difícil porque muchos padres los pueden llevar en el verano, pero los que puedan ir cuando las universidades estén en sesión que lo hagan”, menciona.


Vayan al campus o no, hay varias preguntas importantes que padres y estudiantes deben hacer.


Mendoza aconseja preguntar cuáles son los requisitos de admisión -desde el GPA con el que deben contar y los exámenes de entrada que deben tomar- no solo para organizarse sino para establecer comunicación con los representantes de admisión de las distintas universidades que estén evaluando. 
“Tomen su teléfono y dirección de correo electrónico. Muestren interés porque hay universidades que toman eso en cuenta”, subraya Mendoza quien indica que en la medida posible, es conveniente hablar con otros estudiantes para conocer su experiencia y establecer contacto con los profesores de la carrera de su interés.


publicidad
Asimismo, qué becas hay, cuáles son las fechas límite para solicitar ayuda económica, cómo funciona el programa de ayuda financiera, con qué programas de investigación cuenta la universidad, si los profesores son asistentes o facultad regular y si ofrecen vivienda estudiantil en el campus por cuatro años, son algunas de esas preguntas adicionales que no se deben quedar en el tintero.
“Una de las mejores formas de medir la calidad de una universidad y la satisfacción de sus estudiantes consiste en conocer la proporción de estudiantes que siguen estudiando después del primer año y el porcentaje que se gradúa”, apunta el portal de College Board en referencia a ese factor que es clave considerar pues buenas tasas de retención y titulación pueden hablar de una universidad que tiene un buen sistema académico y de ayuda financiera.
La clave es informarse y buscar los programas que más se ajusten a los intereses y las circunstancias de cada estudiante. 
Para los dreamers, por ejemplo, Mendoza aconseja que busquen si en esas universidades que están considerando hay programas de minorías o de primera generación.

“Para esos estudiantes y sus padres, la vida universitaria es algo nuevo y muchos estudiantes se sienten extraños y solos”, ilustra. 

Mendoza agrega que lo mismo aplica para familias de estudiantes con discapacidad: es necesario informarse de cuáles son las opciones y los programas disponibles que suplan las necesidades de cada estudiante en las universidades que estén considerando. 


publicidad
Completar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) también forma parte de esta etapa de decisión. De hecho, el presidente Barack Obama anunció en septiembre unos cambios importantes en el proceso de completar la FAFSA a partir de octubre del próximo año que agilizarán electrónicamente el proceso y las notificaciones que requieren los estudiantes para conocer cuánto dinero podrán recibir para ayudarles a pagar la universidad.
“Tú y tu dinero estarán ahí. La educación es una inversión”, finaliza Mendoza al hacer hincapié en que esta búsqueda tiene la suficiente importancia como para llevarla con tiempo y en el proceso, hacer todas las preguntas necesarias.
Al fin y al cabo, lo esencial es tomarse el tiempo de elegir la mejor universidad para que los estudiantes salgan preparados para el mundo de hoy. 
El consejo de Barack Obama a su hija Malia –que compartió con unos estudiantes en Des Moines, Iowa- aplica para los tantos jóvenes que como ella deben determinar dónde estudiarán.

“Le he dicho que no se estrese demasiado sobre ser aceptada en una universidad particular. Simplemente porque la universidad no sea famosa o prestigiosa no significa que no obtendrá allí una buena educación”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad