publicidad

Trump ignora la protesta y miente culpando a los medios de su pelea con la CIA

Trump ignora la protesta y miente culpando a los medios de su pelea con la CIA

El nuevo presidente está en estado de negación. En su primera declaración este sábado, no mencionó la enorme marcha en su contra y negó sus ataques a las agencias de inteligencia, que hace diez días comparó con "nazis".

Donald Trump habla a los oficiales de la CIA en la sede de la agencia en...
Donald Trump habla a los oficiales de la CIA en la sede de la agencia en Langley, Virginia.

WASHINGTON. El nuevo presidente Donald Trump ha hecho caso omiso de las manifestaciones masivas contra él en su primer día completo en el cargo y ha seguido con su agenda de trabajo este sábado como si nada. Sorprendentemente, Trump ni siquiera ha tuiteado para responder a quienes expresan su repudio en las calles.

Buscando reparar sus dañadas relaciones con la comunidad de inteligencia, Trump visitó la sede de la CIA, en Langley, Virginia, en su primer viaje oficial de trabajo fuera de los 18 acres de la Casa Blanca.

Contra la evidencia de sus propios tuits, Trump culpó a la prensa de haber sugerido que tiene una pelea con las agencias de inteligencia. Hace solo diez días Trump tuiteó que los espías estadounidenses estaban empleando tácticas "nazis" contra él al filtrar información perjudicial contra él.

Fue Trump también quien se ganó las críticas de la comunidad de inteligencia por haber rechazado durante semanas las conclusiones sobre la interferencia de Rusia en la elección presidencial. Hace solo tres semanas, seguía insistiendo con la teoría de que un hacker de 14 años podría haber pirateado a su rival demócrata Hillary Clinton.

Y también es Trump quien ha dicho que no necesita recibir informes de inteligencia tan a menudo como sus predecesores.

Trump habló ante unos 200 oficiales de la CIA que fueron expresamente a la sede de la agencia para ver al nuevo presidente a pesar de que este sábado no es un día laboral. Tras él, un mural con 117 estrellas en honor de los caídos prestando servicio en la agencia.

publicidad

"Estoy con ustedes al 1,000 por ciento", les dijo. "No hay nadie que tenga una mejor opinión sobre la comunidad de inteligencia y la CIA que Donald Trump".

El nuevo presidente dedicó buena parte de su alocución para atacar a la prensa -"entre los seres más deshonestos"- por su cobertura de la jornada de juramentación. El presidente aseguró que al evento habían asistido entre un millón y un millón y medio de personas a pesar de que los cálculos independientes estiman que esa cifra es muy inferior.

En la CIA ya no estaba el exdirector John Brennan, quien dimitió el viernes y quien había acusado a Trump de no tener "una comprensión completa de las capacidades de Rusia y de las acciones que están llevando a cabo en el mundo".

Por el momento el relevo lo ha tomado de forma interina Meroe Park. El nominado de Trump para dirigir la CIA, el congresista Mike Pompeo, espera aún su confirmación en el Senado que podría producirse el mismo lunes.

Se esperaba que Trump firmase este mismo sábado nuevas órdenes ejecutivas, lo que hubiera tenido sentido desde un punto de vista de imagen ya que aprobando nuevas medidas, el presidente buscaría desviar la atención de las marchas de mujeres en su contra que están empañando el comienzo de su mandato.

Pero en su lugar, el presidente gastó sus energías en tratar de convencer al mundo de que la asistencia a su juramentación batió todos los récords, algo que es patentemente falso. Después de fustigar a los reporteros desde la sede de la CIA, su portavoz Sean Spicer tomó el relevo. En su primera aparición en la sala de prensa de la Casa Blanca, Spicer se dedicó a leerle la lección a los periodistas. Spicer no contestó preguntas y dijo que la prensa había reportado "de modo deliberadamente erróneo".

publicidad

"Esta fue la audiencia más grande que jamás haya presenciado una juramentación. Punto y aparte", dijo Spicer leyendo un comunicado con tono severo.

"Estos intentos de rebajar el entusiasmo de la toma de posesión son vergonzosos y equivocados", añadió.

Por la mañana Trump había asistido a un servicio religioso en la Washington National Cathedral, junto con la primera dama Melania, su vicepresidente Mike Pence y otros familiares de ambos.

En sus viajes en auto oficial por la capital, Trump se cruzó con los ríos de manifestantes que acudían a la Marcha de las Mujeres para expresar su rechazo al nuevo presidente.

Una gran multitud rosa se toma Washington D.C.


Primeras acciones de Trump

En su primer día en el cargo este viernes, Trump tomó las siguientes medidas:


  • En su primera orden ejecutiva delegó en oficiales de su gobierno la toma de medidas de alivio para los afectados por la próxima derogación de Obamacare.
  • Trump también firmó algunos documentos de trámite como la nominación formal de su gabinete, así como dos órdenes ejecutivas para dar luz verde a la juramentación de los dos primeros secretarios confirmados por el Senado: el general retirado James Mattis para Defensa y el general retirado John Kelly para Seguridad Nacional.
  • El jefe de gabinete de Trump Reince Priebus ordenó en un memo enviado a las agencias y departamentos que congelen la publicación de nuevas regulaciones.
  • La secretaría de Vivienda suspendió una ayuda federal para rebajar los costos de las hipotecas que había aprobado Obama hace solo un mes. La medida del anterior presidente beneficiaba a personas de bajos ingresos y primeros compradores de vivienda. El recorte podría haber ahorrado hasta 500 dólares en el primer año a alguien que tuviera una hipoteca de 200,000 dólares.
Relacionado
Activistas a favor de que Santa Ana se convirtiera en "ciudad santu...
Trump también atacará a las ciudades santuario en sus órdenes ejecutivas sobre inmigración, según el Post
The Washington Post sostiene que el presidente, además de la construcción del muro en la frontera, va a abordar el tema a las ciudades santuario en diversas órdenes ejecutivas este miércoles. Además, afirma que pedirá una investigación sobre el supuesto fraude electoral del que no ha presentado ninguna prueba.
Relacionado
Un hombre y una mujer protestan contra Trump.
Hombres en la marcha de las mujeres de Washington: "Nosotros no somos como Trump"
Muchos vienen con sus madres, sus hijas o sus parejas y llevan pancartas contra las políticas del presidente
Relacionado
Abby Harrison muestra su cazadora con la imagen de Ruth Bader Ginsburg e...
Ruth Bader Ginsburg, la heroína de la marcha y la mujer más poderosa en Washington
La jueza del Tribunal Supremo es un icono en camisetas y pancartas. Su permanencia en la corte es ahora clave para el futuro de derechos sociales y políticos.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad