publicidad
Sally Yates fue la implementadora del plan de perdones a reclusos durante el gobierno de Obama.

Sally Yates: la fiscal "traidora" para Trump que es la heroína de los liberales

Sally Yates: la fiscal "traidora" para Trump que es la heroína de los liberales

La polémica por el abrupto despido de la fiscal que ordenó no defender el decreto que prohibe la entrada a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana terminó afectando el proceso de confirmación de Jeff Sessions para fiscal general. Paradójicamente porque Yates cumplió un consejo que Sessions le dio dos años atrás.

Sally Yates fue la implementadora del plan de perdones a reclusos durant...
Sally Yates fue la implementadora del plan de perdones a reclusos durante el gobierno de Obama.

El “ejemplo” de Sally Yates y su abrupto despido como fiscal interina dominó el debate en el Comité Judicial del Senado sobre el nominado de Donald Trump para fiscal general, Jeff Sessions, y logró que el voto sobre la nominación del todavía senador se postergara un día más.

La sesión quedó envuelta en la polémica por el despido de Yates, luego de que ordenara a su departamento no defender en cortes la orden ejecutiva del presidente que prohíbe los viajes a EEUU de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

El lunes por la noche la Casa Blanca la calificó de “traidora” en un comunicado de lenguaje inusual.

Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en el Comité, alabó este martes la actitud de Yates asegurando que “eso es lo que un fiscal general debe hacer y estar dispuesto a hacer”.

Curiosamente ese fue el consejo que hace dos años, el propio Sessions le dio a Yates en su audiencia de confirmación como vicefiscal general ante el Comité Judicial del Senado: saber cuándo decirle "no" al jefe.

“Tienes que estar pendiente porque habrá gente que te pedirá que hagas cosas y necesitas decir que no. ¿Crees que el fiscal general tiene la responsabilidad de decirle 'no' al presidente si este pide algo que sea impropio?”, preguntó Sessions.

A lo que Yates respondió: “Senador, creo que el fiscal general y el vicefiscal general tienen una obligación de seguir la ley, la Constitución y de darle asesoría legal independiente al presidente”.

La fiscal general interina Yates ya avisó durante su nominación que diría ‘no’ al presidente si este pedía algo ilegal Univision

La senadora demócrata Elizabeth Warren aseguró la mañana de este martes que su colega Sessions es “peligroso” y que esa fue la razón por la que el Senado rechazó su nominación para juez federal en 1986.

“Ahora el presidente espera que el Senado reemplace (a Yates) con el senador Jeff Sessions, un hombre cuya carrera ha estado definida por su abierta hostilidad a derechos civiles, inmigrantes y el rigor de la ley”, dijo Warren en un comunicado urgiendo a sus colegas a no aprobarlo.

Ni la postergación, ni el llamado de Warren tienen posibilidades de impedir que Sessions se convierta en fiscal general. Para la aprobación solo hace falta una mayoría simple y los republicanos tienen 52 escaños (la mitad más dos de la cámara).

publicidad

Dos presidentes, dos “masacres”

Del lado republicano se argumenta que el cargo de fiscal general es actuar de abogado de la Presidencia y que su despido es lógico al no estar de acuerdo con defender a su cliente.

Pero para Yates hay una instancia superior que es defender la Constitución y las leyes, y no al ocupante temporal de la Casa Blanca.

Relacionado
Donald Trump en la Casa Blanca.
Las garantías de la democracia de EEUU: cómo se echa a un presidente si se salta las reglas
El procedimiento de 'impeachment' se ha utilizado tres veces en la historia de Estados Unidos y sólo en una ocasión ha acabado con la dimisión del presidente. Además, el vicepresidente y el Congreso tienen autoridad para intervenir si el comandante en jefe no cumple con sus obligaciones.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Charles Schumer, calificó el despido de Yates como la “masacre de la noche del lunes”, en referencia al episodio del 21 octubre de 1973 conocido como la “masacre del sábado por la noche” cuando el entonces fiscal general Elliot Richardson tuvo que renunciar por no seguir órdenes del presidente.

Richard Nixon pidió en aquel entonces a Richardson que despidiera al fiscal especial que manejaba la investigación del caso Watergate, Archibald Cox, quien quería que se le entregaran las cintas de conversaciones grabadas secretamente por el presidente con sus colaboradores.

Richardson renunció y su segundo, quien se negó a cumplir los deseos de Nixon, también dejó el cargo. La Casa Blanca logró que el siguiente en la línea de mando, Robert Bork, cumpliera con el mandato presidencial, aunque solo sirviera para detener por momentos el choque de la Casa Blanca con la justicia que terminaría con la presidencia de Nixon.

publicidad

Pese al paralelo que traza Schumer, hay grandes diferencias entre Richardson y Yates. Yates estaba al frente del cargo de manera interina, invitada por la nueva Casa Blanca a cuidar el puesto mientras Sessions asume las riendas.

Relacionado
Donald Trump en la Casa Blanca.
Las garantías de la democracia de EEUU: cómo se echa a un presidente si se salta las reglas
El procedimiento de 'impeachment' se ha utilizado tres veces en la historia de Estados Unidos y sólo en una ocasión ha acabado con la dimisión del presidente. Además, el vicepresidente y el Congreso tienen autoridad para intervenir si el comandante en jefe no cumple con sus obligaciones.

Parte del círculo podría cerrarse este martes, cuando el presidente Trump proponga un nombre para ocupar el puesto vacante en la Corte Suprema, a donde es muy probable que la polémica orden presidencial que se negó a cumplir Yates llegue para que se determine si es o no es constitucional.

A lo mejor en ese momento quedará más claro si Yates, hoy heroína de la causa liberal, quedará en el mismo podio histórico de Richardson, como los funcionarios que se opusieron a las aspiraciones autocráticas de los mandatarios para quienes trabajaban.

Lea también:

Relacionado
Sally Yates era la fiscal general en funciones, a cargo del Departamento...
Trump despide a la fiscal general interina que se negó a defender su orden ejecutiva contra los musulmanes
"Es tiempo de volvernos serios acerca de la protección de nuestro país", aseguró en un comunicado la Casa Blanca, en el que se anuncia un reemplazo mientras el nominado de Trump para el cargo, Jeff Sessions, es confirmado por el Senado este martes.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad