publicidad
El senador por Florida Marco Rubio, republicano, el lunes durante su visita a la isla.

Por qué a Rubio y otros republicanos de Florida les conviene hacerse la foto en Puerto Rico

Por qué a Rubio y otros republicanos de Florida les conviene hacerse la foto en Puerto Rico

El senador Marco Rubio y el gobernador Rick Scott fueron más rápidos que Trump en sus visitas a la isla, tratando de no ser asociados con la lenta respuesta del presidente. Se prevé que la crisis causada por el huracán María acelere el éxodo de puertorriqueños a Florida, donde ya viven un millón de boricuas.

El senador por Florida Marco Rubio, republicano, el lunes durante su vis...
El senador por Florida Marco Rubio, republicano, el lunes durante su visita a la isla.

Read this story in English

Muchos critican a Donald Trump por tardar en responder a la crisis en Puerto Rico por el huracán María, pero otros políticos republicanos han sido más rápidos y, según algunos, más astutos.

El gobernador de Florida Rick Scott y el senador por Florida Marco Rubio han visitado la isla para mostrar solidaridad y, por supuesto, hacerse una foto que les puede hacer ganar votos. Rubio estuvo en la isla el lunes para una visita de poco más de tres horas en la que se reunió con el gobernador Ricardo Rosselló y responsables del manejo de emergencias.

El gobernador de Florida Rick Scott se montó en un helicóptero junto con Rosselló para acompañarle en la distribución de suministros.


El interés de estos políticos de Florida por el drama en la isla ha sido visto como una movida política para ganarse el favor de la creciente comunidad boricua en el estado.

Hay ya más de un millón de boricuas en Florida y la cifra ha crecido aún más rápido en los últimos años a causa de la crisis económica en la isla. Es previsible que el éxodo de boricuas se acelere como consecuencia del caos en la isla, donde la vuelta a la normalidad podría tomar meses.

En Florida muchos están alertando para que se tomen medidas de urgencia, sobre todo en las escuelas.

"Piensen en esto, puede que los niños no vayan a la escuela en todo un año en esa isla. Esos padres van a querer enviar a sus hijos a algún lugar donde puedan ir a la escuela", le dijo el representante estatal de Florida Renee Plasencia a la filial de ABC en Orlando. "Nos estamos preparando para un grupo grande, muy grande, sin precedentes".

Relacionado
preview
Congresista califica de inexcusable la lentitud del gobierno de Trump para responder al desastre en Puerto Rico

Los analistas creen que Rubio y Scott tienen más necesidad electoral que Trump en aparecer como involucrados en la crisis de Puerto Rico. Los hispanos no son la base natural de votantes del presidente, pero en una elección en Florida cualquier voto puede hacer la diferencia.

El nombre de Scott está sonando como probable candidato republicano al Senado en 2018, cuando el otro senador por Florida, el demócrata Bill Nelson, debe buscar la reelección.

Rubio fue reelegido en noviembre del año pasado. En el Senado es visto como la voz de referencia en asuntos de Latinoamérica y el mundo hispanohablante.

Los de Florida no son los únicos políticos del resto de EEUU que han mostrado especial interés por Puerto Rico.

También han visitado la isla o tomado acciones especiales los políticos de Nueva York y Nueva Jersey, donde viven respectivamente 1.1 millón y 470,000 personas que se autoidentifican como puertorriqueños.

publicidad

Entre otros, el gobernador Andrew Cuomo de Nueva York visitó la isla el viernes pasado junto con la congresista de origen boricua Nydia Velázquez; el alcalde de Nueva York Bill de Blasio anunció el envío de policías y bomberos para ayudar en las tareas de emergencias y el senador de Nueva Jersey Bob Menéndez, cubanoestadounidense, anunció que visitará la isla este jueves.


No obstante, es previsible que la nueva ola de puertorriqueños afecte más a Florida, el destino número uno desde hace décadas.

Desde hace décadas los boricuas que salen de la isla prefieren asentarse...
Desde hace décadas los boricuas que salen de la isla prefieren asentarse en Florida en lugar de Nueva York.


Los republicanos de Florida tienen mucho que perder con los cambios migratorios en el estado porque la gran mayoría de los puertorriqueños que se asientan en territorio continental suelen votar por los demócratas.

En Florida, el estado péndulo más disputado por demócratas y republicanos a nivel nacional, pequeños cambios demográficos pueden provocar un terremoto político. Como resalta el Washington Post este martes, "más de 50 millones de papeletas fueron depositadas por los floridanos en las siete elecciones presidenciales entre 1992 y 2016. Si las añades todas, solo 18,000 votos separan a los republicanos de los demócratas. Eso es un 0.04%".

"Lo llevo diciendo desde hace días. Trump ganó Florida por 75,000 votos. Hay 3.5 millones de puertorriqueños en Puerto Rico. Muchos tienen lazos con Florida y se inclinan del lado demócrata en el territorio continental. No están contentos con Trump", escribía poco después en Twitter la analista de CNN Ana Navarro.


Aún no sabemos cómo se comportaron los boricuas en la elección presidencial de 2016 porque el censo no ha publicado el desglose de voto por nacionalidades, pero desde hace décadas los demócratas han ganado ese voto de forma abrumadora.

El politólogo Daniel Smith concluyó que siete de cada diez votantes boricuas de Florida apoyaron a la demócrata Hillary Clinton, con base en un análisis de los precintos con más puertorriqueños.

Tanto Scott como Rubio tienen además un interés en no ser asociados con la lenta respuesta del presidente, le dice a Univision Noticias Eduardo Gamarra, encuestador y profesor de Florida International University.

"Todavía es cosa de debate pero la respuesta del gobierno de Trump ha sido atroz, especialmente por la demora en enviar las Fuerzas Armadas", dice Gamarra. "Ellos quieren mostrar que su respuesta es mejor que la de Washington".

publicidad

Después de días en que el presidente concentró la atención del país en una pelea contra el mundo del deporte por las protestas contra la bandera nacional, su gobierno trata ahora de mostrar interés por Puerto Rico.

Puertorriqueños evacúan de la isla en crucero por crisis humanitaria tras el huracán María Univision

Interés por Venezuela

En Florida los políticos suelen tener su atención puesta en los problemas domésticos y en los de las lugares de origen de los votantes que componen las diversas comunidades del estado.

"La política latinoamericana está muy vinculada a la política local en Florida", dice Gamarra.

Su atención por Puerto Rico recuerda a la mostrado en los últimos meses por el drama de los venezolanos que han emigrado al estado a causa de la crisis política en su país. Pero a diferencia de los boricuas de Florida, muchos de los venezolanos inmigrantes no tienen derecho al voto automáticamente. La comunidad venezolana en Florida también es mucho menor. En el referendo organizado por la oposición contra el plan del presidente Nicolás Maduro de organizar una constituyente participaron 144,000 venezolanos en toda Florida.

publicidad

Algunos republicanos de Florida apuntan alarmados a algunas señales de que el voto hispano de Florida está movilizándose excepcionalmente contra el partido en la era Trump. Contra los pronósticos, la colombiana-estadounidense Annette Tadeo, demócrata, ganó el martes una elección especial para el Senado estatal por un distrito que contiene el área metropolitana de Miami.

Pero no todos los analistas políticos creen que el posible incremento del éxodo vaya a traer consecuencias negativas inmediatas para los republicanos.

Aunque los boricuas suelen votar por los demócratas, los recién llegados tienen bajas tasas de participación en elecciones, debido al desconocimiento del sistema electoral y la política nacional.

Y contra muchas predicciones, el voto hispano no sumó Florida a la columna de Clinton.

"La elección presidencial de 2016 mostró que los cambios demográficos tardan tiempo en tener impacto", dice en un correo a Univision Noticias la analista de Florida Susan MacManus. "El personal de campaña de Clinton estaba contando con la cohesión de los grupos étnicos/raciales (tanto los establecidos como los recién llegados) y eso no ocurrió en el grado que habían anticipado".

Fotografías aéreas: La devastación que dejó María sobre Puerto Rico
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad