publicidad

Donald Trump contra Silicon Valley: la vieja economía se enfrenta a las tecnológicas

Donald Trump contra Silicon Valley: la vieja economía se enfrenta a las tecnológicas

Durante la campaña Donald Trump ha amenazado con obligar a Apple a traer su producción a Estados Unidos, endurecer la visa H-1B a trabajadores de alta cualificación de los que se nutre Silicon Valley y presionar para rebajar la seguridad de la encriptación. Todo esto dibuja un candidato poco amigo de las empresas tecnológicas.

Trump teléfono

Obama es el presidente que llevó Silicon Valley a la Casa Blanca. Su mandato ha estado marcado por una relación fuerte y fluida con las tecnológicas que parece que ahora peligra con la llegada de Donald Trump. Durante la campaña, Trump ha ido enunciando sus caballos de batalla contra la industria tecnológica. Es un choque generacional, la empresa tradicional del siglo XX contra las startups de California, un lugar moderno y mayoritariamente demócrata.

El candidato que ganó el cinturón de hierro tendrá también que lidiar con empresas de nuevo cuño que hacen millones a través de la economía colaborativa, de aplicaciones, de negocios sin propiedades físicas, justo lo contrario a la economía que conoce y comprende Trump. Por eso estos días en Silicon Valley los ánimos, igual que las acciones, están bajos. Aquí detallamos algunos de los problemas que puede plantear el nuevo presidente a la industria tecnológica.

publicidad

Inmigración: menos visas para perfiles técnicos

Es el tema que más ha explotado Trump en la campaña: su intención de endurecer las leyes de inmigración y deportar a indocumentados. A pesar de que a priori este no parece un problema que pueda afectar a ingenieros de MIT y Stanford, sí que lo es. Para que la industria tecnológica prospere, como explica Marc Zuckerberg en este reportaje del Los Ángeles Times, es imprescindible rebajar la presión sobre la inmigración. Las visas H-1B, que Trump quiere recortar, ya se dan en muy corto número, explica el CEO de Facebook. "¿Por qué echamos a más del 40% de los graduados de matemáticas y de ciencias que no son ciudadanos estadounidenses después de educarles aquí? ¿Por qué ofrecemos tan pocas H-1B visas para especialistas con talento que se agotan a los pocos días de estar disponibles cada año?", escribió en una carta editorial en el Washington Post.

Trump ha cambiado de idea varias veces respecto a la visa H-1B: primero dijo que se debía buscar antes a un trabajador estadounidense que pudiera hacer el trabajo, después dijo que estaba de acuerdo con Zuckerberg, que se necesitaba conservar a los trabajadores altamente cualificados que habían estudiado en Estados Unidos y que podían aportar sus habilidades al país, después otra vez ha insinuado que las H1B son un coladero para conseguir trabajadores baratos en detrimento de trabajadores americanos. El caso es que este punto preocupa en Silicon Valley, cuya prosperidad depende en gran manera de que los más cualificados trabajen allí, independientemente de su origen.

publicidad

Deslocalización: ¿iPhones 'made in USA'?

"Bring back our jobs" es otro de los mantras de Trump durante esta campaña. El nuevo presidente ha prometido traer de nuevo a Estados Unidos los empleos que las empresas americanas tienen en el extranjero. Las tecnológicas fabricantes de hardware prosperan gracias a la deslocalización. Los ordenadores, los smartphones y el resto de dispositivos no se pueden fabricar en Estados Unidos por un problema de coste de mano de obra y de rapidez de ejecución. Trump quiere obligar a Apple a fabricar en Estados Unidos, pero eso es imposible. Así se lo explicó Steve Jobs al presidente Obama cuando le preguntó si era posible que el iPhone se fabricara en Estados Unidos, y Jobs le contestó "esos trabajos ya no van a volver".

La deslocalización no es un fenómeno nuevo sino un cambio estructural en la producción, cambio que se lleva gestando décadas. Además no solo la utilizan las tecnológicas. La propia marca de Trump fabrica sus trajes y corbatas en China. Trump no puede obligar a traer los trabajos de nuevo, pero la amenaza de grabar con impuestos más altos a las empresas que fabriquen fuera afecta profundamente a Silicon Valley.

Jeff Bezos
Jeff Bezos

Amazon y Jeff Bezos: historia de un enfrentamiento

Trump asegura que Bezos se hizo con el Washington Post para utilizar las pérdidas económicas del periódico y así no pagar impuestos por Amazon. La ingeniería fiscal que permitió a Trump no pagar impuestos durante años tras una bancarrota no parece que sea el caso de Amazon. Además, Trump ha amenazado con emprender una investigación antimonopolio contra Amazon.

Bezos y Trump han mantenido durante la campaña fuego cruzado en Twitter. Mientras Trump le amenzaba con iniciar estas investigaciones, Bezos esquivaba el golpe mandando al magnate literalmente a la luna. Ahora, sin embargo, Bezos ha corrido a felicitar a Trump. Las acciones de Amazon han caído un 6% desde la victoria de Trump y las investigaciones ya no son la amenza de un lunático, sino una posibilidad real.

publicidad

Seguridad vs. Privacidad

Tras la masacre de San Bernardino el FBI solicitó a Apple que desencriptara el iPhone de uno de los atacantes. Apple se negó. La disputa fue larga y muy polémica. Finalmente, el FBI consiguió hackear el teléfono sin ayuda de la compañía. Trump aseguró en ese momento que si él era presidente obligaría a Apple a desencriptara sus dispositivos en estos casos y a rebajar la seguridad de los mismos para que esto no pudiera ocurrir.

Tim Cook escribió una nota a la plantilla de Apple el día después de las elecciones animándoles a seguir avanzando juntos: "Nuestra empresa está abierta a todos, y celebramos la diversidad de nuestro equipo aquí en Estados Unidos y en todo el mundo, independientemente de su apariencia, de dónde vienen, de en qué creen o de quienes aman", decía el memo, que también citaba a Martin Luther King. Apple se negó a aportar fondos y recursos para la convención republicana el pasado julio por las ofensas de Trump a las minorías.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad