publicidad
Estudiantes de la academia de lectura de la escuela primaria Buchanan en Oklahoma City.

Departamento de Educación establece pautas para disminuir cantidad de exámenes

Departamento de Educación establece pautas para disminuir cantidad de exámenes

La iniciativa busca eliminar pruebas de poco valor que pueden causar estrés innecesario a los estudiantes.

Estudiantes de la academia de lectura de la escuela primaria Buchanan en...
Estudiantes de la academia de lectura de la escuela primaria Buchanan en Oklahoma City.

El Departamento de Educación publicó una serie de lineamientos para ayudar a los estados a identificar y eliminar los exámenes estandarizados que tienen poco valor y que solo causan estrés innecesario a los estudiantes.

Según un estudio de la organización Council of the Great City Schools (CGCS) publicado en octubre del año pasado, los alumnos estadounidenses pasan de 20 a 25 horas del año escolar presentando pruebas estandarizadas, y al cabo de su vida académica habrán tomado 112 exámenes obligatorios entre el prekínder y la secundaria (excluyendo los que administran los maestros en sus cursos).

Según el estudio, dichos exámenes muchas veces son redundantes porque prueban una y otra vez las mismas destrezas, y no existen pruebas de que a más tiempo de exámenes, mejores calificaciones en materias como inglés y matemáticas.

Además, quitan valioso tiempo lectivo que los maestros utilizan para prepararse para las pruebas.

Tras la publicación de ese estudio, el presidente Barack Obama exhortó a limitar las evaluaciones estandarizadas a 2% del tiempo en el aula.

"Los exámenes de alta calidad dan a los padres, educadores y estudiantes información útil sobre si esos estudiantes están desarrollando las destrezas fundamentales de pensamiento crítico y resolución de problemas que necesitan para tener éxito en la vida", dijo en un video publicado en Twitter el secretario de Educación, John B. King Jr.

"Pero debe haber un balance, y a pesar de las buenas intenciones, en muchos lugares del país ese balance aún no es el adecuado", aclaró King.

En una carta enviada a los jefes estatales de Educación, King estableció las pautas principales que deben seguir las autoridades escolares para administrar exámenes.

Tales pruebas deben "tener algún valor y ser de buena calidad, deben mejorar la instrucción y deben dar un panorama general, y de manera puntual, de cómo se están desempeñando los estudiantes y las escuelas", explicó King.

Además, las pruebas deben ser justas con estudiantes en desventaja como los que están aprendiendo inglés y los que tienen impedimentos físicos.

publicidad

Las escuelas también deberán explicar a padres y estudiantes cuál es el propósito de la prueba, cuándo recibirán los resultados, cómo se utilizarán los resultados y cómo los padres pueden utilizar esa información para ayudar a sus hijos.

Por otra parte, King aclaró que las pruebas solo representarán "una de múltiples medidas" y que "nunca será el único factor tomado en cuenta para tomar una decisión educativa sobre un estudiante, un educador o una escuela".

Relacionado
¿Los exámenes estandarizados le hacen justicia a los alumnos?
¿Son justos los exámenes estandarizados?
La discusión retoma fuerza con la reciente propuesta del Presidente de reducir el tiempo que se dedica a estos exámenes
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad