publicidad
Toyota Tacome remonta los aires en la parroquia de Webster en el estado de Louisiana.

Una persecución policiaca en Louisiana nos recuerda que las trocas no fueron hechas para volar

Una persecución policiaca en Louisiana nos recuerda que las trocas no fueron hechas para volar

Un joven de 18 años a bordo de una Toyota Tacoma robada huyendo de la policía a 115 millas por hora surcó brevemente los aires con catastróficas consecuencias.

Toyota Tacome remonta los aires en la parroquia de Webster en el estado...
Toyota Tacome remonta los aires en la parroquia de Webster en el estado de Louisiana.

La escena se repite con frecuencia en Estados Unidos. Un joven de 18 años a bordo de un auto robado, en este caso una camioneta Toyota Tacoma, huye de la policía a alta velocidad. La misión de la policía es lograr que se detenga de la manera más segura posible sin causar daños a personas o a la propiedad. Las cosas sin embargo, no siempre resultan de acuerdo a lo planeado.

En esta persecución en particular según el reporte de nuestra publicación hermana Jalopnik, los agentes de la ley eligieron la opción de colocar una tira de clavos en el camino del fugitivo justo en el vértice donde comenzaba la parte inclinada de una cuneta, probablemente con la esperanza de que la camioneta desacelerase fuertemente al tratar de remontar la cuneta y con los neumáticos destruidos no llegaría muy lejos.

publicidad

Sin embargo la inercia venció todos los obstáculos lanzando la Tacoma por los aires. Poco se imaginaron los oficiales que la parte inclinada de la zanja serviría como una rampa de lanzamiento. La camioneta aterrizó en el techo de otro vehículo estacionado frente a un restaurante de la localidad dentro del cual se encontraba una mujer quien milagrosamente resultó ilesa a diferencia de la fachada del local que sufrió daños considerables.

Un transeúnte tuvo la suficiente presencia de ánimo y sangre fría para grabar el incidente. logrando el que sin duda será uno de los videos más vistos en estos días.

El desesperado conductor responde al nombre de Kevonte Dekorey Austin un ex convicto fugitivo quien se encontraba a bordo de la Tacoma como pasajero cuando fue detenida en la parroquia de Webster en el estado de Louisiana, inicialmente por exceso de velocidad. Austin se arrimó al asiento del conductor y escapó con el vehículo cuando los oficiales interrogaban al conductor original, escapando tras el volante de la Tacoma de última generación.

Austin y el primer conductor fueron detenidos. Afortunadamente todo el mundo salió ileso de este accidentado episodio.

El dolor de cabeza de chocar un auto de 250,000 dólares /Univision

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Inmigrante latino asesinado por asaltantes frustrados al no saber cómo operar el vehículo que intentaban robarle
Pedro Aguilar había trasladado a su familia a Estados Unidos huyendo de la violencia pandillera que azota a El Salvador.
Aplasta un Camry con su F-150 para defender a su familia del ataque de un loco al volante
El conductor de la pick up se había detenido en un semáforo con su novia y su hijo a bordo, cuando el chofer del Toyota comenzó a golpearlo a través de la ventana sin provocación alguna.
Héroe sacrifica su Tesla Model S para salvar a un conductor inconsciente
El hecho, ocurrido en las afueras de Múnich, pudo haber terminado en tragedia de no haber sido por la rápida acción del conductor al volante del sedán eléctrico.
Roban motores por valor de 3.7 millones de dólares de una fábrica de Jaguar Land Rover
La planta en cuestión se encuentra en Solihull, Inglaterra de donde los ladrones remolcaron los motores robados en dos etapas saliendo por la puerta principal de la fábrica.