publicidad
.

Un inmigrante se perdió en el desierto, llamó al 911 y lo rescató la Pat...

Un inmigrante se perdió en el desierto, llamó al 911 y lo rescató la Patrulla Fronteriza

Un inmigrante se perdió en el desierto, llamó al 911 y lo rescató la Patrulla Fronteriza

Un indocumentado que caminaba por el desierto de Arizona se perdió y no le quedó otra que llamar al 911.

La Patrulla Fronteriza rescata a un inmigrante /Univision

Un inmigrante indocumentado que caminaba por el desierto de Arizona rumbo a Estados Unidos se extravió, y no le quedó otra alternativa que llamar al 911 y pedir ayuda.

Interactivo. La Huella Digital: Niños en la frontera, atrapados en el limbo

Dos agentes de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) de Estados Unidos, a bordo de un helicóptero, acudieron en su auxilio, dijo la agencia en un comunicado.

Los agentes, miembros del equipo Bordstar "unidad que responde a llamados de emergencia hechos por inmigrantes al 911- rescataron al indocumentado el 5 de julio dentro del cañón Blacktail, cerca de la ciudad de Sierra Vista.

En el operativo también participaron agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Los sacrificios por un sueño a bordo de ‘La Bestia’ /Univision

Las autoridades han advertido que en los últimos días las temperaturas en el desierto de Arizona han excedido los 100 grados Fahrenheit, situación que incrementa aún más el peligro de morir por deshidratación.

La Patrulla Fronteriza estadounidense reiteró que en los últimos años los traficantes de humanos transportan a los indocumentados a través de remotas y peligrosas aéreas del desierto en condiciones extremas.

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes responden que los planes de seguridad implementados por el gobierno estadounidense, desde el Operativo Guardián en 1944, obligaron a los indocumentados a cruzar por zonas inhóspitas donde en casos de emergencia se dificultan las tareas de rescate.

publicidad

Según las autoridades, los inmigrantes no sólo enfrentan los peligros naturales de la región, sino también son el blanco de bandas criminales que los asaltan.

El grupo No More Deaths (No Más Muertes), que ayuda a indocumentados que cruzan el desierto de Arizona instalando puestos de agua en puntos apartados desafiando las presiones de las autoridades estadounidenses, advierte que en la frontera “siguen muriendo inmigrantes”.

No Más Muertes fue fundado en abril de 2004 en respuesta al incremento en el número inmigrantes que cruzan la frontera en busca del sueño americano.

Los voluntarios del grupo recorren las mismas rutas utilizadas por los indocumentados para instalar contenedores con agua.

Según datos del gobierno federal, en 1990 se reportó el fallecimiento de 8 inmigrantes en la frontera de Arizona. En 2004 No Más Muertes registró 170 fallecimientos, y en 2005 la cifra se elevó a 200 fallecimientos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad