publicidad

Las licencias para indocumentados en California crean 900 nuevos empleos en el DMV

Las licencias para indocumentados en California crean 900 nuevos empleos en el DMV

Alrededor de 1.4 millones de indocumentados podrán pedir el documento a partir del 1 de enero de 2015.

La licencia de conducir para indocumentados ya va en camino a California Univision

Las nuevas licencias de manejar para indocumentados en California no solo beneficiarán a 1.4 millones de indocumentados, sino que también le permitirán al Departamento de Vehículos y Motores (DMV) crear 900 nuevos puestos de trabajo.

El diseño final del carné fue enviado por el DMV al Departamento de Seguridad el 19 de agosto y aprobado el mismo día, dando luz verde a la emisión del documento a partir de enero de 2015.

El documento cumple con las regulaciones del Real ID (Ley de Identificación Verdadera) aprobada por el Congreso en 2005.

"Después de revisarlo con cuidado, el DHS aconseja que cumplen, al señalar con claridad al frente y en la zona de lectura de la máquina que no es aceptable para propósitos federales”, dijeron en una carta al DMV, los subsecretarios del Departamento de Seguridad de la Nación, Alan D Bersin y Philip A Mc Namara.

Un poco diferente

El nuevo documento será un poco diferente a la ya existente licencia de manejar.

La licencia de conducir para indocumentados, AB 60, la podrán solicitar todos los indocumentados que viven en California.

El DMV explicó que se abrirán cuatro oficinas (Lompoc, Stanton, Granada Hills y San José) para asistir a todas las personas que gestionen el documento.

“Se planea mantener estos centros abiertos tres años pero se extenderá el tiempo si es necesario”, dijo Jessica González, portavoz del DMV al diario LA Times.

publicidad

La agencia dijo que de acuerdo con el presupuesto aprobado por el gobernador Jerry Brown para poner en vigencia la ley AB 60, permite contratar hasta 1,000 personas.

El DMV dijo que a la fecha se han contratado a 400 empleados y que los 500 restantes se contratarán en los próximos meses.

Además de California, los estados de Washington, Utah, Nuevo México, Nevada, Maryland, Illinois, Oregon, Colorado, Vermont, Connecticut y el estado libre asociado de Puerto Rico otorgan licencias a indocumentados.

Se abre la ventanilla

La aprobación por parte del DHS abre la puerta para comenzar a entregar el documento a partir del 1 de enero de 2015.

Al frente de las licencias se incluirá la frase: “límites federales aplican”. En tanto que en la parte de atrás se podrá leer: “no es acceptable para propósitos oficiales federales. En la práctica, esto significa que no sirven como forma de identificación federal sino solo para conducir, reportó La Opinión.

Desde 1993, la mayoría es los inmigrantes sin papeles que viven en ese estado se han visto impedidos de gestionar una licencia de manejar a excepción de algunos dreamers amparados por la Acción Diferida o DACA (por sus siglas en inglés).

Críticos de la AB 60 dicen que la licencia es una violación porque recompensa a personas que han violado la ley.

Pero otros, como el jefe de la Policía de Los Angeles, Charlie Beck, señalan que la ciudad será más segura si los indocumentados tienen una licencia de manejar, dijo el diario LA Times.

publicidad

California se convirtió en el noveno estado que desde 2013 conceden este tipo de beneficio a extranjeros sin papeles en el país.

Los requisitos

La ley AB 60 exige para que los indocumentados obtengan una licencia de manejar:

   - Mostrar la credencial de elector mexicana.

   - Mostrar dos de los siguientes documentos: matrícula consular de México, Guatemala, Ecuador o Perú; un pasaporte extranjero válido; una identificación del gobierno federal con una foto actual del solicitante.

   - Mostrar dos de los siguientes documentos: copia de un pasaporte extranjero expirado expedido a partir de 2005; certificado de nacimiento que bien esté expedido dentro de los seis meses desde la fecha de la solicitud con foto, o bien certificado con una apostilla y traducido por el consulado del país de origen del solicitante; una identificación del gobierno federal con una foto actual.

Los indocumentados que no tengan la documentación necesaria podrán utilizar un camino secundario de revisión: una entrevista con un investigador del DMV.

En el proceso de entrevistas, los solicitantes pueden aportar otros documentos que ayuden a comprobar su identidad. Algunos de estos incluyen:

   - Transcripción de la escuela o la universidad.

   - Solicitud de asilo político

   - Acta de matrimonio o de divorcio

   - Licencia de manejo extranjera traducida

publicidad

   - Declaración del pago de impuestos

El Real ID

La Ley de Identificación Verdadera o Real ID, señalada por el DMV en la notificación del diseño de la licencia, fue aprobada por el Congreso en abril de 2005 y su implementación ha sido postergada por el rechazo de los estados y las dudas sobre un reglamento que pueda ser implementado a nivel nacional.

La medida fue agregada como enmienda dentro de la ley de gastos militares para las guerras de Afganistán e Irak como parte de las medidas de seguridad adoptadas tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

El Real ID contiene normas que establecen que todos los nacidos después del 1 de diciembre de 1964 estarán obligados a obtener el nuevo documento de identificación, considerado por muchos como el primer paso para la puesta en vigor del carné nacional de identidad.

Durante el gobierno del presidente George W. Bush (2001-2009) el DHS apuntó que la nueva licencia será un documento de identidad más seguro, a prueba de falsificaciones y planeada para que los terroristas no puedan adquirirlo.

El gobierno federal dilató dos años y 10 meses en redactar unas normativas que puedan ser puestas en vigor en los 50 estados de Estados Unidos y que iban a entrar en vigor el 31 de diciembre de 2009. Pero el reglamento fue rechazado.

La Ley de Identificación Verdadera establece que la licencia de manejar sólo será otorgada a extranjeros con estadía legal en Estados Unidos.

publicidad

Agrega que los peticionarios del documento deberán aportar pruebas emitidas por el servicio de inmigración al momento de gestionar un permiso, cuya validez será similar al tiempo de estadía permitido por el gobierno.

También incluye otra serie de restricciones, entre ellas: autoriza a caza recompensas a perseguir y arrestar a inmigrantes en cualquier parte de Estados Unidos; permite la deportación de inmigrantes antes de que concluyan los procesos de Apelación; y elimina la suspensión discrecional (personas que llevan muchos años en Estados Unidos, cometieron un delito y prueban que se han rehabilitado, podrán ser deportadas).

Establece además procedimientos de expulsión acelerada, autoriza a funcionarios del servicio de inmigración para que actúen como jueces y expulsen a extranjeros cuando buscan ser admitidas en Estados Unidos, y limita por primera vez, desde la Guerra Civil, toda revisión judicial de asuntos migratorios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad