publicidad
La niña Jersey Vargas le entrega un pañuelo al Papa Francisco que bordó su madre. La pequeña, de 10 años viajó, al Vaticano para buscar ayuda y lograr detener la deportación de su padre, Mario Vargas.

El padre de Jersey Vargas saldrá libre bajo fianza

El padre de Jersey Vargas saldrá libre bajo fianza

El milagro que aguarda la niña Jersey Vargas en el Vaticano está a punto de cumplirse en Alabama, EEUU.

La niña Jersey Vargas le entrega un pañuelo al Papa Francisco que bordó...
La niña Jersey Vargas le entrega un pañuelo al Papa Francisco que bordó su madre. La pequeña, de 10 años viajó, al Vaticano para buscar ayuda y lograr detener la deportación de su padre, Mario Vargas.

Se abre una puerta de esperanza para la familia de la niña que viajó más de 10 mil kilómetros para pedir ayuda al Papa.

publicidad

Por Jorge Cancino

El milagro que aguarda la niña Jersey Vargas en el Vaticano está a punto de cumplirse en Alabama, Estados Unidos. Su padre, un inmigrante mexicano de 43 años, recobrará su libertad y no será deportado.

Mario Vargas lleva casi seis meses encerrado en un centro de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) tras ser detenido en Tennessee por manejar con una licencia suspendida.

Leer: Jersey Vargas espera que su padre no sea deportado

El trabajador agrícola, de origen mexicano, es uno más de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos y aguarda una reforma migratoria para regularizar su permanencia en el país.

“Se pagarán hoy viernes los $5 mil de la fianza del papá de la niña Jersey Vargas”, dijo a UnivisionNoticias.com el activista Juan José Gutiérrez, que acompaña a Jersey en el Vaticano y que el miércoles pudo hablar unos segundos con el Papa Francisco.

 

La reforma migratoria tema importante en la agenda de El Papa Francisco y Barack Obama

El breve encuentro se llevó a cabo cerca de la entrada principal de la Basílica de San Pedro durante la audiencia general, cuando el Papa se acercó a un grupo de fieles entre los que se encontraba Jersey Vargas. Francisco le tocó las mejillas y le dio un beso en la frente.

En ese momento la niña le entregó un presente al Sumo Pontífice de la Iglesia Católica. “Le regalé un pañuelo que bordó mi mamá. Tiene dos aves y un nido roto. Los pájaros significan a mi padres y el nido está destruido porque mi papá no está con nosotros, lo quieren deportar”, dijo la pequeña a UnivisionNoticias.com el jueves vía telefónica desde Roma.

Leer: El Papa habló de la reforma migratoria con Obama

publicidad

“Le pedí ayuda” para que no lo deporten.

“Y no lo van a deportar”, dijo Gutiérrez, quien preside el Movimiento Latino USA de Los Angeles, organización que además de pedirle al Papa que los ayude a detener las deportaciones, le solicitó que ayude a empujar la reforma migratoria en la Cámara de Representantes.

“Regresamos el sábado a Los Angeles. Vamos esperanzados, con la misión cumplida. Ayer el Papa habló de la reforma migratoria con el presidente Barack Obama, hoy ponen en libertad al papá de Jersey Vargas y mañana esperamos que la Cámara debata la reforma migratoria”, dijo el activista.

 

Jersey Vargas pide ayuda con las deportaciones al Papa /Univision

El regreso está previsto para las 5.30 de la tarde en el Aeropuerto Internacional de Los Angeles. Los activistas confían en que Mario Vargas estará presente para reencontrarse con su hija luego de casi seis meses detenido en una prisión de ICE en proceso de deportación.

“En agradecimiento al trato que recibimos en el Vaticano y a las atenciones del Santo Padre, lo hemos invitado a que visite Los Angeles cuando viaje a Estados Unidos. Él se comprometió de forma pública con nuestra causa y nosotros queremos retribuirle su gesto y su comprensión”, dijo el activista.

Mario Vargas llegó a Estados Unidos a la edad de 16 años y trabaja en el campo. Se trata de un inmígrate oriundo de Hidalgo, México, al igual que su esposa y nunca ha tenido papeles de estadía legal en el país.

publicidad

De aprobarse una reforma migratoria como la votada por el Senado el 27 de junio del año pasado, Vargas podría calificar para una residencia provisional por 10 años, al término de los cuales pedirá la residencia permanente. Tres años después tendría derecho a gestionar la ciudadanía americana.

La reforma migratoria se encuentra detenida de la Cámara de Representantes. Esta semana los demócratas presentaron una petición de descarga para forzar un voto con el proyecto de ley H.R. 15 enviado por la líder de la minoría, Nancy Pelosi, y copatrocinado por más de 190 demócratas y tres republicanos.

El H.R. 15 se basa en el plan del Senado y sustituye una polémica enmienda republicana de seguridad que destina $30 mil millones adicionales al presupuesto de la Patrulla Fronteriza.

El proyecto deja intacto el camino a la ciudadanía para los indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad