publicidad
Una agente de la Patrulla Fronteriza detiene a un menor de edad en un sector de la frontera entre Texas y México.

Migrantes detenidos en frontera con México piensan que pueden quedarse en EEUU

Migrantes detenidos en frontera con México piensan que pueden quedarse en EEUU

Familias migrantes detenidas en la frontera cuando intentaban ingresar indocumentadas creen que tienen la puerta abierta en EEUU

Una agente de la Patrulla Fronteriza detiene a un menor de edad en un se...
Una agente de la Patrulla Fronteriza detiene a un menor de edad en un sector de la frontera entre Texas y México.

Por Jorge Cancino - @cancino_jorge


Familias migrantes detenidas en la frontera con México cuando intentaban ingresar indocumentados han dicho a los agentes federales que viajaron al norte creyendo que podrán recibir beneficios públicos en Estados Unidos.

Interactivo. Niños de la Frontera: Atrapados en el Limbo

The Associated Press reportó el viernes haber tenido acceso a copias de los resúmenes de las entrevistas recogidas por informes de la oficina de inteligencia del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por su sigla en inglés). Cientos de familias detenidas dieron respuestas similares.

Pero no todos están de acuerdo en que la migración se deba a la idea equivocada de que el gobierno de Barack Obama le abre las puertas a los indocumentados una vez se presenten en la frontera.

“Hay como un 50% menos de gente viniendo en comparación con la oleada del año pasado”, dijo a Univision Noticias Rogelio Núñez, director del Proyecto Libertad en Harlingen, Texas. “Pero las causas de la migración son las mismas que el año pasado. La gente viene porque huye de la violencia y para resguardar sus vidas”.

“La violencia es la raíz del problema”, añadió. “No es cierto que la única razón sea porque hay DAPA o DACA. Esas son cosas que surgen en los medios. Nosotros tenemos información que la verdadera causa sigue siendo la misma”.

DACA y DAPA corresponden a dos programas incluidos en la Acción Ejecutiva del 20 de noviembre de 2014 que ampara de la deportación a unos 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes permanentes, y dreamers protegidos por la Acción Diferida de 2012. También incluye un permiso de trabajo renovable cada dos años.

publicidad

La Acción Ejecutiva, sin embargo, se encuentra detenida por las cortes tras una demanda interpuesta en diciembre por 26 estados, 24 de ellos gobernados por republicanos.

El acuerdo judicial Flores versus Meese de 1997 prohíbe el envío de niño...
El acuerdo judicial Flores versus Meese de 1997 prohíbe el envío de niños a centros restrictivos.


Los arrestos en cifras

Según reportes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), durante el año fiscal 2015 (del 1 de octubre de 2014 al 20 de septiembre) la Patrulla Fronteriza detuvo a 39,838 niños y adultos indocumentados en la frontera del suroeste, un 42% menos que el año pasado cuando la cifra alcanzó los 68,445.

En junio, al cumplirse un año de la crisis de 2014 reconocida por Obama, investigadores del fenómeno advirtieron a Univision Noticias que las causas que generaron la crisis en la frontera no han desaparecido, y que los niveles de violencia y pobreza en Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) y México son mayores que los registrados en 2014, y que si bien las cifras del flujo hacia el norte disminuyeron el problema sigue latente.

publicidad

“La gente, los adultos y las familias siguen huyendo por las mismas razones: la inseguridad y la violencia que incluye el abuso doméstico, la pobreza extrema y la reunificación familiar”, dijo a Univision Noticias la investigadora Elizabeth Kennedy, profesora de la Universidad Estatal de San Diego y de la Universidad de 2008California en Santa Bárbara.

Alrededor de un 70 por ciento de los detenidos en 2015 son originarios de Centroamérica “y el resto son mexicanos que los deportan en un plazo de 72 horas”, dijo Núñez. “El resto está protegido por una ley de 2008”.

La ley citada por el activista corresponde a la William Wilberforce de Reautorización para la Protección de Víctimas del Tráfico de Personas (TVPRA, en su siglas en inglés), aprobada por el Congreso en 2008 y que no permite que menores migrantes que viajen solos sean deportados de inmediato como ocurre con los mexicanos cuando son detenidos por la Patrulla Fronteriza, sino que deben ser entregados al Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS, por su sigla en inglés) para ser procesados y que un juez de inmigración decida si pueden permanecer o no en Estados Unidos.

Un niño migrante mira televisión en una estación de la Patrulla Fronteri...
Un niño migrante mira televisión en una estación de la Patrulla Fronteriza en Texas.


Nerviosismo en Washington

La Administración Obama no le quita los ojos de encima a Centroamérica y está consciente de que los problemas de corrupción, violencia y desempleo siguen presionando a poblaciones que ven a Estados Unidos como la solución de sus problemas.

Funcionarios empapados en el tema y que han solicitado el anonimato, indican que la asistencia que brinda la Administración no se está suministrando “directamente” a los gobiernos, sino a entidades no gubernamentales, ONGs y grupos que trabajan con la comunidad para detener la oleada migratoria hacia el norte.

Las fuentes también reconocen que las soluciones al problema son “a largo plazo” e indicaron que siguen las conversaciones con el Congreso para conseguir un fondo de $1,000 millones que serán destinados a aliviar los índices de criminalidad y mejorar las economías de los países centroamericanos.

publicidad

De ser aprobados, los dineros serán repartidos bajo estricta verificación del ejecutivo y del legislativo.

“Así habrá menos migración de niños y jóvenes a Estados Unidos, se quedarán en sus países, no tendrán necesidad de emigrar”, indicaron las fuentes.

El gobierno también cita la cuota de visas de refugiados que puso a disposición de padres de niños centroamericanos que tengan un estatus legal en Estados Unidos.

Niños centroamericanos indocumentados en un centro de detención de la Pa...
Niños centroamericanos indocumentados en un centro de detención de la Patrulla Fronteriza en Texas antes de ser procesados y entregados a ICE.


La cola crece

De los más de 68,000 arrestados en el año fiscal 2014 el 95% fue liberado con una orden para presentarse ante una corte de inmigración. El resto fue enviado al cuidado del HHS y a centros de detención familiares de la Oficina de inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

Abogados estiman que muchos casos no serán resueltos en corto tiempo. “En algunas jurisdicciones están programando juicios para el 2019”, reiteró a Univision la abogada Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California en San Diego.

“La pregunta entonces es: ¿Los que llegaron el año pasado, van a tener posibilidad de presentar sus casos con toda tranquilidad para esa fecha?”, señaló.

publicidad

De los que permanezcan encerrados, “deberán esperar su día en corte tras las rejas”, dijo. Y en cuanto a los procesos en los tribunales, “los jueces de inmigración no pueden proceder hasta que los agentes de ICE determinen si el migrante tiene un miedo creíble y deba permanecer en Estados Unidos. Los jueces de inmigración no tienen jurisdicción hasta que un oficial de inmigración los escuche. Y eso puede demorar mucho tiempo”, concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad