publicidad

Papa Francisco continúa gira por Filadelfia pese a dolencias

Papa Francisco continúa gira por Filadelfia pese a dolencias

La gira del papa Francisco continuará este sábado por Filadelfia, pese al cansancio y las dolencias anunciadas por el vocero del Vaticano.

El Papa vuelve a romper protocolo en Filadelfia Univision

Porque el futuro de la iglesia así lo reclama, el papa Francisco pidió una participación “mucho más activa” de los católicos laicos.

Así lo hizo el pontífice en una misa en la catedral de san Pedro y san Pablo de Filadelfia, tras su llegada esta mañana de Nueva York.

"Sabemos que el futuro de la Iglesia, en una sociedad que cambia rápidamente, reclama ya desde ahora una participación de los laicos mucho más activa", dijo el pontífice en su primer acto en esta ciudad.

El Papa vuelve a romper protocolo en Filadelfia Univision

"La Iglesia en los Estados Unidos -recordó- ha dedicado siempre un gran esfuerzo a la catequesis y la educación" y dijo que el "reto" ahora es fomentar un sentido de "responsabilidad compartida en la planificación del futuro de nuestras parroquias e instituciones".

El pontífice precisó que esto no significa "renunciar a la autoridad espiritual que se nos ha confiado; más bien, significa discernir y emplear sabiamente los múltiples dones que el Espíritu derrama sobre la Iglesia.

También reiteró el elogio que hizo al llegar a Nueva York el pasado martes, a las mujeres que trabajan por la Iglesia y valoró "la inmensa contribución" que tanto laicas como religiosas "han hecho y siguen haciendo a la vida de nuestras comunidades".

publicidad

Citó el ejemplo de una religiosa de Filadelfia, Catalina Drexel, canonizada en 2000, que informaba de sus necesidades al papa León XIII. "¿Y tú?, ¿qué vas a hacer?", dijo, recordando la pregunta del sumo pontífice que cambió la vida de Catalina.

LIVEBLOG: La visita del Papa a EEUU

En ese marco, Francisco saludó durante esta gira el "magnífico" trabajo de las religiosas estadounidenses con los inmigrantes, los pobres y en las escuelas.

En la basílica, eligió de hecho que la procesión pasase entre medio de ellas.

El Papa situó su apelación a la colaboración de las personas laicas después de afirmar que "cada uno de nosotros tiene que responder lo mejor que pueda al llamado del Señor para edificar su Cuerpo, la Iglesia".

Está programado que Francisco dé un discurso sobre libertad religiosa e inmigración por la tarde en el Independence Mall, ubicado en lo que se considera la cuna de Estados Unidos y lugar de la declaración de la independencia en 1776.

LEA: La agenda del Papa en Estados Unidos

El plato fuerte de la jornada será su participación en el VII Encuentro Mundial de las Familias, en el Benjamin Franklin Parkway, donde se espera haya hasta 1.5 millones de personas.

El centro de Filadelfia, ciudad de la costa este a medio camino entre Nueva York y Washington, estaba completamente cerrado al tráfico desde la noche del viernes con militares y policías casi en cada esquina.

Papa Francisco cautiva al Congreso con emotivo discurso Univision

Aguardado por multitudes

Decenas de fieles pasaron la noche en la basílica para poder ver a Francisco, primer sumo pontífice del continente americano. "Quería ser parte de esta celebración de la familia", dijo Luis Ortiz, de 42 años y que llegó con sus once hijos.

Víctor Vega y Carmen Mora, que viajaron desde Costa Rica, esperan que "el Papa interceda por nuestras necesidades".

La ciudad estaba tapiada con banderas blancas y amarillas del Vaticano, rosarios, muñecos, camisetas y hasta una enorme tarta de vainilla que simula el gorro alto de tela del pontífice y en el que él aparece sonriente y saludando. Filadelfia lleva semanas preparándose.

"Es muy alentador tenerlo aquí en nuestro país y tener tanta gente aquí de diferentes partes del mundo. Nos hace darnos cuenta de lo hermoso que es esto, de lo hermoso que es la unidad de la Iglesia", dijo la hermana Virginia Joy de la orden de las Hermanas de la Vida, fundada en 1991.

publicidad

Junto a otras dos religiosas, Joy confesó estar muy feliz de celebrar la familia como el "centro" de la cultura occidental y poder ver en Filadelfia a tantos niños que han venido con sus padres al Encuentro Mundial de las Familias, el primero que preside el papa Francisco.

Rosarios de colores y pequeños muñecos con la imagen del Papa saludan desde los concurridos escaparates de las tiendas, engalanados para la ocasión con los colores amarillo y blanco de la bandera del Vaticano, así como con cruces y carteles con frases del pontífice.

En la panadería "Potito's", en el centro de la ciudad, Dominique Piscitelli, de 25 años, ha diseñado una enorme tarta que simula el alto gorro del pontífice, llamado mitra y que, en el pastel, tiene un deslumbrante color blanco y dorado.

"Dos semanas antes de que el Papa viniera, tuvimos una reunión en la pastelería para decidir qué íbamos a hacer. Y entonces decidimos hacer una tarta que reuniera dos elementos icónicos, el gorro del papa, y el crucifico en el que aparece Jesús crucificado", explicó la joven diseñadora.

LEA: Cinco frases del Papa en el Capitolio

La esperanza de los inmigrantes

Más de cien personas marcharon al alba en Filadelfia con velas, pancartas y entre cánticos eclesiásticos, para pedir al papa Francisco que tienda su mano a los millones de inmigrantes indocumentados del país norteamericano y alce su voz para frenar las deportaciones.

publicidad

La marcha, promovida por la organización defensora de los inmigrantes "Juntos", partió a las 04:30 hora local del Parque Dickenson, en el sur de la ciudad, y alcanzó casi dos horas más tarde el centro de Filadelfia.

"¿Dónde está el pueblo? ¿El pueblo dónde está? ¡El pueblo está en la calle exigiendo libertad!" o el conocido "¡sí, se puede!" fueron algunos de los cánticos que las decenas de inmigrantes profirieron a su paso por las calles de Filadelfia, desiertas de madrugada pero que comenzaron a llenarse a medida que avanzó el día.

Sus cánticos reivindicativos en defensa de los derechos de los inmigrantes se fundieron con canciones de iglesia como "Alabaré" y pancartas de colores con diferentes mensajes en favor de un mundo más abierto y justo con los inmigrantes, como "Por un mundo sin muros" o "Freedom" ("Libertad", en inglés).

"Queremos que el Papa nos ayude con nuestras familias. No es justo que se esté celebrando la institución de la familia, en el Encuentro Mundial de las familias y que, mientras, las familias de los inmigrantes estemos cada vez más separados", dijo Alba López, mexicana con tres hijos, de uno, 11 y 13 años.

López cuenta que, su marido, quien llegó al país en 1979, está recluido desde el 5 de mayo en la prisión del condado de York (Pensilvania), donde hay encerrados varios inmigrantes a la espera de ser deportados, según denuncian varias organizaciones defensoras de los inmigrantes como "Juntos".

publicidad

La fiebre por el papa Francisco

Desde su llegada a Washington, que incluyó una visita el miércoles al presidente Barack Obama en la Casa Blanca y un inédito discurso el jueves ante las dos cámaras del Congreso, Francisco ha despertado una verdadera fiebre con multitudes que lo han seguido a cada lugar en el que estuvo.

El viernes, el Papa conmovió y asombró a Nueva York en un inolvidable día que incluyó un baño de multitudes en Central Park, un fuerte mensaje en la ONU contra la opresión financiera al mundo en desarrollo y emotivas visitas al Memorial del 11 de Septiembre y una escuela.

Francisco se despidió de la Gran Manzana con una misa para 20,000 personas en el célebre Madison Square Garden en la que llamó a la esperanza y la solidaridad.

En fotos: la visita del Papa a Nueva York

Tratado como una estrella de rock, el Papa se ha mantenido firme en sus principios de humildad y cercanía con los sectores más vulnerables, despertando la admiración de responsables de todos los colores políticos, la prensa y hasta los no católicos.

Desde desplazarse en un pequeño Fiat 500 rechazando utilizar vehículos grandes o lujosos, almorzar con los sin techo en Washington o visitar a niños y familias inmigrantes en el barrio desfavorecido de Harlem en Nueva York, el mensaje ha sido el mismo.

La archidiócesis de Filadelfia, a la que pertenece la quinta ciudad de Estados Unidos y que está considerada la capital histórica del país, tiene algo más de cuatro millones de habitantes y un 35% de católicos.

publicidad

El Papa permanecerá en la ciudad hasta el domingo, cuando participará en la clausura del VIII Encuentro Mundial de las Familias y acudirá a un centro penitenciario para encontrarse con algunos presos antes de regresar a Roma.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad