publicidad
Los estudiantes, profesores y trabajadores universitarios de los once campus de la Universidad de Puerto Rico se unieron para manifestarse en el Capitolio en contra de los recortes.

Paro en la Universidad de Puerto Rico: la educación recibe el golpe de la crisis fiscal

Paro en la Universidad de Puerto Rico: la educación recibe el golpe de la crisis fiscal

Ocho de los 11 campus de la UPR permanecen en paro como rechazo al recorte presupuestario de $300 millones que exige la Junta de Control Fiscal al sistema universitario. Este jueves los estudiantes de todos los recintos marcharon hacia el Capitolio.

Estudiantes de la universidad pública de Puerto Rico protestan contra los recortes propuestos /Univision

Ocho de los 11 campus de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se han declarado en paro como protesta a un recorte millonario al sistema universitario de Puerto Rico que ha exigido la Junta de Supervisión Fiscal, el organismo creado por Estados Unidos para enderezar las finanzas de la isla.

El paro de estudiantes se da apenas días después de que la presidenta interina de la UPR y al menos nueve rectores de los campus presentaran su renuncia por desacuerdos en cómo responder al pedido de la Junta, que exige recortar unos 300 millones de dólares, 30% del presupuesto de la universidad pública.

Este jueves la actividad estudiantil en la isla se encuentra paralizada ante una manifestación convocada en San Juan por el campus de Mayagüez, a la que se sumaron los estudiantes de los otros 10 recintos de la UPR, quienes marcharon hacia el Capitolio y la Fortaleza (casa de gobierno) con la consigna "no recorte, más educación".

"Estuvimos manifestándonos por casi una hora y media frente al Capitolio y llegamos hasta la Fortaleza, mucha gente se nos unió, como la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz", dijo a Univision Noticias Juan José de Jesús, presidente del consejo de la UPR de Ponce, el primero de los campus que decretó paro desde la semana pasada. "Cero recortes, no queremos los recortes de 300 millones de dólares. Ese es el reclamo universal de los estudiantes".

publicidad



En la mayoría de los campus de la UPR el paro se extenderá por el resto de semana y hasta que las asambleas generales estudiantiles tomen decisiones sobre el paso a seguir para manifestar su descontento. Este sábado los presidentes de los consejos de estudiantes de los 11 recintos de la UPR se reunirán para discutir la situación y posibles nuevas acciones, entre ellas la planificación de una asamblea estudiantil nacional.

Las labores se han detenido hasta ahora en los recintos de Río Piedras, Mayagüez, Ponce, Bayamón, Arecibo, Cayey, Aguadilla y Humacao.

A la huelga estudiantil y a la manifestación de este jueves se sumaron en un paro de 48 horas la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) y la Hermandad de Empleados Excentos No Docentes (HEEND).

"Se han unido los 11 recintos con los tres sectores universitarios para defender la UPR, para defender lo que es la universidad pública, accesible. Estamos demandando que la UPR se vea como una inversión y no como un gasto", dijo Christie Capetta, vicepresidena de la HEEND, al diario local El Nuevo Día.


El gobernador Ricardo Rosselló reaccionó el miércoles a esta crisis señalando que no hay opciones para evitar el recorte al sistema universitario: "La verdad es que no hay opción. ¿Qué otra opción tendría el gobierno? ¿Buscar recortar $300 millones más en salud y dejar a 200,000 puertorriqueños más sin tarjeta de salud? No, señor, aquí cada uno tiene que asumir su responsabilidad y tiene que presentar esos componentes".

publicidad

La crisis universitaria es apenas el abrebocas de un desafío fiscal para el gobierno de Puerto Rico que ya comienza a causar estragos. En menos de una semana, el ejecutivo de Rosselló deberá presentar un plan fiscal a la Junta, cuyos miembros tendrían el poder de establecer sus propios cambios si no están de acuerdo con la propuesta que haga el gobernador.

Más que renuncias en masa

Los altos funcionarios de la UPR que renunciaron la semana pasada advirtieron que un recorte del 30% del presupuesto del sistema universitario es prácticamente imposible. "Repudiamos la insistencia de pagar la deuda pública a expensas de la Universidad", aseguraron los rectores en una carta abierta.

Estos mismos funcionarios habían creado un plan inicial que alcanzaba un ahorro de casi 200 millones de dólares (de 300 millones exigidos), entre los que está implementar una tarifa de matrícula que se ajustara a los ingresos de los estudiantes.

Sin embargo, esa es una de las mayores preocupaciones de quienes lideran el paro y rechazan en especial esta medida.

"El estudiantado se opone a cualquier tipo de aumento de matrícula, incluyendo las matrículas ajustadas a los ingresos, que es una de las propuestas del gobernador, pues no tiene ningún plan o mecanismo que pueda presentar para ver cómo se realizará ese aumento, específicamente para los estudiantes que no reciben ayuda federal", señaló De Jesús.

publicidad

Se trata de una de las medidas más drásticas de los recortes, sugerida por el gobernador. "Si hay estudiantado que puede pagar la matrícula completa, ¿por qué no añadir?", dijo Rosselló en medio de la polémica de las renuncias de los administrativos universitarios.

En promedio el 70% de la población estudiantil recibe ayuda económica a través de la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés), además de un incentivo gracias al que muchos pueden acceder a la educación conocido como la Beca Pell.

"El recorte de 300 millones de dólares está dicho estadísticamente que podría poner en peligro el funcionamiento y la operación del sistema UPR como lo conocemos hoy en día", advirtió De Jesús, el líder estudiantil. "Si nos hacen un recorte de esa magnitud posiblemente haya que aumentar la matrícula, aumentaría la carga académica de los docentes, habría reducción de cupos y hasta podría peligrar la operación de algunos de los recintos más pequeños".

Las exigencias de los estudiantes

Los estudiantes universitarios también coinciden en exigir al gobierno una moratoria a los pagos de la deuda pública del país hasta que se audite por un grupo ciudadano para corroborar si es mayor o menor de lo sugerido, pues se habla de fallos en esa cifra.

publicidad

Puerto Rico está sumido en una recesión económica desde 2006 y tiene una deuda de poco menos de 70,000 millones de dólares, según datos del más reciente reporte financiero del Gobierno.

Este miércoles durante la Asamblea General de Estudiantes del campus de Río Piedras de la UPR -el principal recinto de la isla- la comunidad estudiantil aprobó la creación de un comité de acción y estrategia para coordinar la huelga y la posible negociación con el Gobierno, con quien quieren entablar un diálogo para abordar el asunto.

Sin embargo, este jueves mientras los estudiantes marchaban al Capitolio y la Fortaleza, el gobernador no está ni siquiera en el país, pues está participando en una actividad de la Asociación Nacional de Gobernadores en Washington.

"Nosotros siempre estamos dispuestos a un diálogo. Creo que lo hemos demostrado", dijo Rosselló esta semana, agregando que su administración "estará disponible" para atender los estudiantes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad