publicidad

Por qué hacer campaña en Puerto Rico tiene premio extra

Por qué hacer campaña en Puerto Rico tiene premio extra

Dos de los principales candidatos -Marco Rubio y Hillary Clinton- visitan este viernes la isla conscientes de que la recompensa es mayor de lo que parece.

Por Fernando Peinado @FernandoPeinado

Un observador desinformado podría pensar que no tiene mucho sentido hacer campaña en las primarias de Puerto Rico; el número de delegados es bajo y los puertorriqueños en la isla no pueden votar en la elección general.

Pero ya son cuatro los candidatos que han visitado la isla -este viernes coinciden dos en el territorio, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Marco Rubio-, conscientes de que la recompensa es mayor de lo que parece.

Cuando vuelvan de sus viajes, esos mismos candidatos podrán presumir ante la creciente diáspora puertorriqueña de que ellos sí estuvieron en la isla.

Lea también: El español se convierte en arma arrojadiza en campaña

Y es que la cifra de puertorriqueños en el resto de Estados Unidos -que sí pueden elegir al presidente- ha llegado a máximos históricos, debido en buena parte a la crisis de la economía local, lastrada por una monumental deuda de $70,000 millones y un desempleo del 12%.

El número de puertorriqueños en el resto del territorio ha pasado de 2 millones en 1980 a 4.9 millones en 2012, según cifras del Pew Research Center.

Además, muchos puertorriqueños que han abandonado la isla a causa de la crisis se han instalado en el crucial estado de Florida, el principal campo de batalla para republicanos y demócratas. La victoria de Barack Obama en Florida en 2008 y 2012 ha sido ampliamente atribuida en parte a los votos de esos puertorriqueños.

publicidad

Lea también: Por qué los candidatos quieren ir a Orlando

Este viernes, Rubio será el primero en llegar a la isla, donde planea participar en un acto de recaudación de fondos en el distrito de Condado de San Juan.

Clinton tiene previsto tomar parte en una mesa redonda sobre la crisis de la salud pública en la isla, durante un acto que se celebrará en el Centro Médico de San Juan.

Antes de ellos fueron a Puerto Rico el republicano Jeb Bush, en abril, antes de declararse candidato, y el demócrata Martin O'Malley, en julio. Tanto ellos dos como Clinton han defendido que la isla pueda declararse en bancarrota, al igual que el resto de estados, lo que daría a las autoridades locales la posibilidad de reestructurar la deuda. Bush defendió durante su visita, en la que se reunió con donantes, que Puerto Rico se convierta en un estado más.

La candidata demócrata espera volver a ganar con holgura unas primarias en las que ya venció cómodamente en 2008 frente a Barack Obama en 2008, con un 67.7% de los votos. El ganador demócrata puede conseguir el apoyo de hasta 58 delegados; para los republicanos, Puerto Rico otorga un máximo de 20 delegados.

Clinton recibió el miércoles el importante apoyo de una de las políticas puertorriqueñas de mayor renombre en EEUU, la portavoz del consejo de la ciudad de Nueva York, Melissa Mark-Viverito. En un op-ed en español para el diario El Nuevo Día, Mark-Viverito dijo que el plan de Clinton para Puerto Rico demuestra que la candidata "no es solo una amiga de la isla sino que también la defenderá".

publicidad

Pero no esperen este viernes ver a Clinton ni a Rubio dándose baños de masas. Las elecciones primarias despiertan poco entusiasmo entre los puertorriqueños, cuya abstención es alta. 

Muchos puertorriqueños de la isla  están descontentos con un proceso que no les permite participar plenamente.

"No se hace campaña de la manera intensa que se hace en las elecciones locales", le dice a Univision Noticias Ferdinand Mercado, exsecretario de Estado de Puerto Rico. "Muchas personas no se ven motivadas a participar porque no se puede votar luego".

Sin embargo, en esta campaña el interés de los puertorriqueños podría ser mayor. El gobernador Alejandro García Padilla ha pedido a los puertorriqueños que presionen a los candidatos para que promuevan una reforma legal que permita a Puerto Rico declararse en bancarrota.

"Los que quieren el respaldo de los puertorriqueños deben ayudar a Puerto Rico ahora, no más tarde", ha dicho. "Los puertorriqueños deciden las elecciones en Florida. Eso es muy importante. Al decidir las elecciones en Florida podemos decidir (quién será el próximo) presidente de Estados Unidos".

Para preguntas, ideas y críticas, fpeinado@univision.net y mmarchan@univision.net
Siga la información política de Univision en Destino 2016, Twitter: @UniPolitica y Facebook: Univision Política
For more information in English please visit & subscribe: www.univisiondaily.com


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad