publicidad
.

Por qué el triunfo de Trump es un problema para los republicanos  logo-n...

Por qué el triunfo de Trump es un problema para los republicanos

Por qué el triunfo de Trump es un problema para los republicanos

La contundente victoria del magnate en las "primeras primarias" complica la búsqueda de un candidato que pueda hacerle frente dentro del partido

Donald Trump

Por Eduardo Suárez @eduardosuarez desde Manchester, New Hampshire

Donald Trump ganó con autoridad este martes las primarias de New Hampshire. Confirmó los pronósticos de las encuestas y planteó un problema para la dirección del Partido Republicano, que sigue sin encontrar una alternativa creíble para derrotar a un candidato por el que nadie apostaba antes de empezar.

Todos los sondeos auguraban el triunfo de Trump en este estado. Pero sus resultados dejan algunas cifras que llaman la atención. Según los sondeos a pie de urna, el millonario sacó el mismo porcentaje (31%) entre quienes se sienten traicionados por los políticos republicanos y entre quienes no.

Ganó con autoridad entre los votantes que se definen como moderados y entre todos de los segmentos de la población.

Dos tercios de quienes votaron en las primarias republicanas se pronunciaron a favor de negar la entrada a los musulmanes en Estados Unidos. Una cifra que refleja hasta qué punto han calado las ideas xenófobas de Trump.

Y sin embargo el millonario neoyorquino sigue despertando recelos entre muchos republicanos. Según los sondeos a pie de urna, la mitad de quienes votaron este martes no se sentirían cómodos si ganara la candidatura del partido.

Sin alternativa

El problema del establishment republicano es que ningún otro candidato se perfila como una alternativa clara a Trump.

Al principio de la semana pasada, Marco Rubio se mostraba como la opción favorita del partido. Pero su actuación en el debate infligió un daño que han aprovechado aspirantes como John Kasich o Jeb Bush.

publicidad

La mejor noticia para Trump es la supervivencia de esos dos candidatos, que ahora tienen incentivos para permanecer en la carrera hasta las primarias de Florida y Ohio, que se celebran el 15 de marzo.

Ni Rubio ni Ted Cruz parecen capaces de plantar clara a Trump si no se resuelve ese atasco, que divide el dinero de los donantes y el respaldo en cada sondeo electoral.

¿Qué puede ocurrir a partir de ahora?

El próximo estado llamado a votar es Carolina del Sur, donde los votantes evangélicos tienen aún más fuerza que en Iowa y donde candidatos como Cruz o Rubio lo tienen más fácil que Kasich o Bush.

Tres días después, se celebran los caucus de Nevada: el primer estado donde los hispanos representan un porcentaje notable de la población.

Trump lidera los pocos sondeos que se han hecho en ambos estados y también los de los estados sureños que votan el 1 de marzo. A la dirección del partido republicano se le acaba el tiempo para frenar a un candidato heterodoxo y cada vez más difícil de clasificar.

Su retórica populista atrae a un público muy conservador en asuntos como la inmigración o el terrorismo pero también a votantes demócratas al hablar de la influencia de más empresas farmacéuticas o las firmas de Wall Street.

El resultado de New Hampshire el fruto del descrédito de la política en un país cada vez más polarizado y donde los donantes millonarios mueven los hilos de cualquier campaña presidencial.

publicidad

Sanders y Trump son personajes muy distintos pero ambos son criaturas nacidas de ese enfado. A los dos les aguarda ahora una larga campaña presidencial.

Esta nota se publicó originalmente en el Pol16

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El rotativo ‘El Diario’ publicó un video en el que se ve a las fuerzas de seguridad en México trasladándose al penal Cefereso No.9 para extraditar al capo del narcotráfico a EEUU. Dos funcionarios estadounidenses habrían confirmado que un avión lo trasladó a Nueva York. 
El gobierno de Trump tendrá que solucionar al menos diez temas relacionados con inmigración, entre ellos se incluye la construcción del muro en la frontera con México, la deportación de millones de indocumentados y el futuro de DACA.
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
publicidad