publicidad
Simpatizantes de Sanders durante el debate en Nevada

Menos de 6 minutos sobre inmigración en el debate demócrata

Menos de 6 minutos sobre inmigración en el debate demócrata

Los aspirantes demócratas demostraron una posición similar, sin grandes diferencias y carente de detalles, en el área de inmigración.

Simpatizantes de Sanders durante el debate en Nevada
Simpatizantes de Sanders durante el debate en Nevada

Por Antonieta Cádiz desde Houston, TX

En la Taquería Arandas, en Houston, las expectativas eran altas. Se reunieron hispanos y líderes pro inmigrantes para ver el primer debate demócrata este martes por la noche.

“Espero que no digan la palabra ilegal, porque si lo hacen ya sabemos dónde estamos”, comentaba un cliente en una de las mesas del restaurante.

Empezó el debate. Los aspirantes demócratas demostraron una posición similar, sin grandes diferencias y carente de detalles, en el área de inmigración.

“Existe una gran diferencia entre lo que estamos escuchando acá y lo que oímos de los republicanos. Han demonizado a los inmigrantes trabajadores”, aseguró la ex secretaria de estado Hillary Clinton.

En total dedicaron 5 minutos y 44 segundos para debatir sobre la inmigración, un asunto que contó con notable tiempo e intensidad dialéctica en los debates republicanos.

En las dos horas y media que duró el encuentro, Clinton, el ex gobernador de Maryland Martin O' Malley, el ex gobernador de Rhode Island Lincoln Chafee, el senador independiente de Vermont Bernie Sanders y el ex senador de Virginia Jim Webb, apenas dibujaron ciertas diferencias al hablar de la población indocumentada.

El partido demócrata no consiguió contentar a los votantes que, en 2009, aspiraban conseguir una reforma migratoria, ya que a pesar de su mayoría en el Congreso y la Casa Blanca no lograron concretar una legislación.

publicidad

Preguntado por el periodista de CNN Juan Carlos López, Sanders explicó que había votado en contra de una reforma migratoria en 2007 por las provisiones laborales que tenía. "Mantenía a los trabajadores en terribles condiciones, lo hice como muchos progresistas”, justificó, mientras reafirmaba su apoyo a la reforma y el camino a la ciudadanía.

O'Malley, por su parte, habló de varias de sus propuestas que benefician a la comunidad inmigrante y a la población indocumentada. “Nosotros aprobamos el Dream Act en Maryland y muchos xenófobos, como los que odian a los inmigrantes, como Donald Trump, el charlatán del Partido Republicano, trató de retratarlo erróneamente como matrículas gratis para inmigrantes ilegales”, aseguró.

Clinton dijo que iría más allá de las órdenes ejecutivas que firmó el presidente Barack Obama, luego de hablar de los soñadores. También mencionó que apoya a los estados que promueven la expansión de la cobertura de salud incluyendo a niños indocumentados.

Las reacciones en la taquería.
“Quiero verlos denunciar las palabras que han dicho personas como Trump y Jeb Bush, que nos atacan. Que acepten que el hispano está aquí para buscar el sueño americano. Quiero oír que somos aceptados y reconocidos”, dijo Joseph Ramírez, presidente del partido demócrata en el Condado de Nueces.

publicidad

Líderes de grupos latinos y pro inmigrantes se quedaron con gusto a poco luego de los escasos minutos en que se debatió este tema en el debate, tanto por las preguntas, como por las respuestas de los precandidatos.

“Lo que más me impresionó fue el contraste con los debates republicanos, pero más allá de eso no vi mucha diferencia entre sus posturas”, explicó Clarissa Martínez, experta en inmigración del Consejo Nacional de la Raza.

“Todos están a favor de la reforma y el camino a la ciudadanía, no esperábamos menos, pero la pregunta es qué tan lejos están dispuestos a ir. No se discutió sobre las deportaciones, la relación entre las prisiones privadas y el encarcelamiento de inmigrantes, hubo mucho que quedó fuera”, explicó Carlos Duarte, director estatal de Mi Familia Vota.

“Hubo muy poco tiempo dedicado a inmigración. Todos sabemos que están a favor de la reforma y de la colegiatura estatal, pero lo que queremos escuchar es cómo van a ganar. Hemos tenido dos oportunidades de pasar la reforma. Tenemos que ir más allá de la retórica. ¿cómo vamos a ganar en los tribunales y en el Congreso para que la gente tenga resultados”, detalló Angélica Salas, directora ejecutiva de la entidad CHIRLA.

 “O'Malley trató de resaltar. Él es quien se ha posicionado más a la izquierda en esta área. Clinton por su parte se puso a la izquierda de Obama con la acción ejecutiva, pero realmente no hubo sorpresas”, explicó Marc Rosemblum, analista de Migration Policy Institute.

publicidad

El estratega demócrata José Parra aseguró que Clinton ha tenido más tracción en el tema migratorio durante la campaña. “O'Malley tiene buenas posiciones, logros, pero no ha tenido la capacidad de poder comunicar. Sanders también tiene problemas con eso, por el voto 2007 y enmiendas 2013. Hay una clara contienda fuerte entre Clinton y O'Malley”, comentó.

Activistas como César Vargas, codirector de Dream Action Coalition, quiere escuchar mucho más de los candidatos. “Clinton habló de los dreamers y está bien visto hacer esa referencia, pero ahora también es importante qué pasa con los nuevos dreamers , con esos niños que están llegando de Centroamérica. Ella ha dicho que se tienen que regresar”, señaló.

Una reciente encuesta Gallup mostró que los hispanos no están familiarizados con la mayoría de los precandidatos con excepción de Clinton.

Un 64% de los votantes latinos en Nevada conocen a alguien que no tiene documentos, de acuerdo a un estudio realizado por Latino Decisions en 2014. En la encuesta un 67% de los votantes hispanos dijeron que inmigración era uno de los temas más importantes para ellos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad