publicidad
Partidario de Trump

Así es el público que se enciende con el mensaje de Donald Trump

Así es el público que se enciende con el mensaje de Donald Trump

Los partidarios del candidato republicano son en su mayoría blancos, con pocos estudios y de clase obrera, según las encuestas

Partidario de Trump
Partidario de Trump


Por Fernando Peinado @FernandoPeinado

publicidad

La propuesta de Donald Trump de prohibir la entrada de musulmanes a Estados Unidos ha indignado a muchos, pero a sus partidarios parece haberle encantado.

Al menos eso es lo que se deduce de la reacción de la multitud que la escuchó en Mt. Pleasant, Carolina del Sur, cuando el candidato republicano la expuso en público por primera vez este lunes. Los asistentes en el barco museo U.S.S. Yorktown aplaudieron con entusiasmo como se puede ver en el minuto 50 de este video.

La respuesta de sus partidarios contrasta con las numerosas reacciones de condena contra la petición y contra el candidato, que han expresado activistas y líderes de opinión de todo el mundo. Algunos de los candidatos de la campaña 2016 han dirigido contra Trump los mayores descalificativos que se han oído contra él desde que anunció su postulación.

Pero a pesar de que muchos les causa repulsa un discurso que perciben como demagógico, analistas y encuestadores advierten que es poco probable que Trump se vea perjudicado en los próximos sondeos por su última medida.

Por muy extrema que ésta parezca, el mensaje cala bien entre parte del electorado, señala a Univision Noticias Tim Malloy, director asistente de Quinnipiac University, que lleva a cabo sondeos de campaña con regularidad. "Trump es visto como intrépido y eso es algo que le gusta a mucha gente", dice Malloy.

publicidad

En un tuit, la comentarista de radio Laura Ingraham, expuso esa idea este lunes al tiempo que la red social hervía con comentarios críticos: "Cualquiera que piense que los comentarios de @realdonaldtrump le harán daño no conocen la temperatura del público estadounidense".


Ese sector de la población atraído por el discurso de Trump es  mayoritariamente de raza blanca, de clase media o media-baja y con bajo nivel de estudios, según las encuestas.

Este último rasgo es uno de los que más distingue a sus partidarios. En el sondeo de CNN/ORC del viernes pasado, que colocó a Trump como líder republicano con un 36% de intención de voto, Trump aparece como el candidato preferido por los votantes republicanos sin estudios, con un 46% de respaldo, muy por delante de cualquier otro aspirante. Sin embargo, es el cuarto candidato con más apoyo entre los votantes con un diploma universitario.

En un artículo de opinión para la agencia de noticias Reuters, el analista Bill Schneider señala que lo que distingue a los partidarios de Trump más que ningún otro rasgo es la educación. Para ellos, argumenta, el presidente Barack Obama es un esnob educado y elitista. 

publicidad

"Dada la ira y el miedo que se han apoderado del país, muchos votantes están buscando a un tipo de líder completamente distinto a Obama", dice Schneider.

Simpatizantes de Trump en Columbus, Ohio
Simpatizantes de Trump en Columbus, Ohio

Los expertos señalan que los votantes sin estudios son los que más han sufrido la transformación económica de las últimas décadas. Han perdido nivel adquisitivo por la desindustrialización y el estancamiento de los salarios en puestos de trabajo no cualificados.

Para algunos de ellos, los inmigrantes indocumentados son en buena parte culpables de sus problemas económicos.

Jack Oliver, un simpatizante de Trump de 66 años que ha trabajado toda su vida en el sector de la construcción le dijo a Univision Noticias que a diferencia de otros candidatos republicanos, Trump se preocupa por proteger a la clase media trabajadora de lo que él percibe como impacto negativo de los "inmigrantes ilegales".

"He visto disminuir los ingresos de mi familia entre un 30 y un 35% por culpa de la mano de obra barata ilegal", estima Oliver, que reside en el sur de Florida. 

publicidad

En conversación telefónica, Oliver dice que ve con buenos ojos la prohibición de entrada a los musulmanes porque en su opinión los controles a los inmigrantes que entran en el país no son suficientes para garantizar la detección de potenciales terroristas. "No queremos un caballo de Troya", dice.

"Tenemos libertad de religión y hay que proteger la Constitución pero además de eso hace falta proteger la seguridad de nuestro país", añade.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad