publicidad
Los trabajadores de manufactura cada vez ven una mayor distancia con la clase creativa. En la imagen, un ex empleado de la fábrica siderúrgia de Bethlehem, en Pennsylvania.

La ‘gran divergencia’: cómo la distancia entre los ingresos sigue creciendo en EEUU

La ‘gran divergencia’: cómo la distancia entre los ingresos sigue creciendo en EEUU

Antes de 1980, los lugares en EEUU con menos ingresos crecían más rápidamente que sus homólogos más ricos, por lo que ambos convergían. Hoy día ya no es así el caso.

Los trabajadores de manufactura cada vez ven una mayor distancia con la...
Los trabajadores de manufactura cada vez ven una mayor distancia con la clase creativa. En la imagen, un ex empleado de la fábrica siderúrgia de Bethlehem, en Pennsylvania.

Una de las lecciones más grandes sobre la elección de Donald Trump fue lo que reveló acerca de la polarización de EEUU según la clase social y la geografía. Los trabajadores del conocimiento y los trabajadores de manufacturas no sólo ocupan clases sociales diferentes, sino también diferentes espacios y mundos.

La división creciente entre los trabajadores de mayores habilidades, ingresos y educación que ocupa el EEUU ‘azul’ (demócrata) y los trabajadores de menores habilidades, ingresos y educación del EEUU ‘rojo’ (republicano) es algo que los economistas cada vez más llaman la Gran Divergencia.

La Gran Divergencia ha ocurrido durante sólo las últimas décadas. Durante una buena parte del siglo XX, se vio el patrón opuesto: los ingresos de los trabajadores realmente convergieron, tanto a lo largo de grupos de habilidades como a lo largo de regiones del país. Se podría considerar esto una economía de la marea creciente, la que levanta a todos los barcos.

Pero ese patrón una vez estable ya ha caído en desuso. Se han desvanecido los empleos obreros que pagan altos salarios y el mercado laboral fue bifurcado en dos sectores: uno de trabajadores de conocimiento de salarios altos y otro de trabajadores de servicios de salarios bajos. La aglomeración geográfica amplificó estos a medida que los trabajadores de conocimiento se reunieron en un grupo selecto de ciudades grandes y centros tecnológicos. EEUU y los estadounidenses han sido divididos por clase socioeconómica y geografía.

publicidad

Dos estudios recientes examinan más de cerca a los factores que están impulsando la Gran Divergencia.

Cómo los estados se distanciaron

El primero estudio —realizado por los economistas Peter Ganong y Daniel Shoag— examina la Gran Divergencia a lo largo de estados. Durante el siglo entre 1880 y 1980, los ingresos a lo largo de estados convergieron en una tasa de un 1.8% al año. Durante este período, el crecimiento poblacional y el crecimiento del ingreso fueron de la mano.

Pero esa convergencia se desaceleró para estar a menos de la mitad de su ritmo histórico entre 1990 y 2010. Al mismo tiempo, el crecimiento de la población y el ingreso de desligaron, tal como indican las tablas abajo. Los ejes ‘x’ muestran el ingreso inicial por cápita, es decir, el promedio base en el cual empezaban los sueldos en un estado. Los ejes ‘y’ representan la tasa de crecimiento de ingreso anual o qué tanto los sueldos aumentaron a lo largo del tiempo.

El descenso de la convergencia de ingresos a lo largo de estados entre 1940 y 1960 (izquierda) y entre 1990 y 2010 (derecha). Antes, mientras menos ganaba un estado inicialmente, más rápido crecía. Ahora ya no (Ganong and Shoag).

La línea empinada en la tabla en la izquierda muestra cómo los ingresos convergieron a lo largo de estados entre 1940 y 1960. Mientras menos ganaba un estado inicialmente, más rápido crecía.

Pero la línea plana en la tabla a la derecha muestra cómo esta convergencia de ingreso se descompuso después de 1990 y se convirtió en divergencia. El crecimiento ya no correlacionaba con sueldos más bajos para alentar al crecimiento económico.

Lo que magnifica la Gran Divergencia todavía más es la enorme variación en costos de vivienda entre estados, algo que señalé en 2014. Mientras que los trabajadores cualificados de conocimiento ganan lo suficiente para cubrir estos costos, los trabajadores no cualificados de servicio con menores habilidades han visto que grandes partes de sus ingresos son consumidas por el costo de vivienda. El estudio de Ganong y Shoag ilustra esto al mostrar la diferencia entre los sueldos de abogados y conserjes en diferentes partes del país.

publicidad

En Nueva York, la vivienda consume un 21% del ingreso de los abogados, pero consume un 52% del ingreso de conserjes. Después de que los costos de vivienda se hayan tomado en cuenta, los conserjes terminan ganando menos en Nueva York que en el Sur Profundo. A los trabajadores cualificados les quedan más que suficiente dinero después de pagar la vivienda, pero los trabajadores no cualificados ven que sus sueldos son reducidos por los costos de vivienda de ciudades caras.

El resultado es un proceso de clasificación en que los trabajadores de conocimiento se concentran en lugares más grandes, densos e innovadores, mientras que los trabajadores de servicios son relegados a otras partes del país con costos más bajos de vivienda.

Este gráfico compara el porcentaje gastado en vivienda con el ingreso de una persona. La vivienda constituye una cuota más grande del gasto por casas con menores ingresos (Ganong and Shoag).

Las restricciones en cuanto al uso de tierra empeoran a este proceso de clasificación, ya que limitan la cantidad de vivienda que pueda construirse en lugares grandes, densos y productivos. Estas restricciones no sólo hacen que la vivienda sea más cara en estas áreas, sino que también esta vivienda tiene precios no asequibles para los grupos de menores cualificaciones y así contribuyen a la Gran Divergencia.

La Gran Divergencia de ciudades

El segundo estudio a revisar es un artículo académico preliminar escrito por Elisa Giannone en la Universidad de Chicago. Este artículo aborda la Gran Divergencia entre ciudades o áreas metropolitanas. Su investigación se centra en la intersección de lo que los economistas llaman cambio técnico sesgado a favor de mano de obra cualificada y las aglomeraciones agrupadas de negocio y talento en contribuir a la Gran Divergencia entre ciudades.

publicidad

Las tablas de sueldos en áreas metropolitanas —tomadas del estudio de Giannone y que se ven abajo— reflejan las de ingresos estatales preparadas por Ganong y Shoag, las cuales se encuentran arriba.

En la tabla a la izquierda, la línea pronunciadamente inclinada indica la convergencia de sueldos a lo largo de áreas metropolitanas entre 1940 y 1980. Durante este periodo, el crecimiento de sueldos en áreas metropolitanas más pobres superó los sueldos en lugares más ricos en aproximadamente un 1.4% por año. La línea casi plana en la tabla a la derecha resalta la divergencia más reciente de sueldos entre 1980 y 2010. Fíjate en el posicionamiento de Boston, San Francisco y Nueva York en la esquina superior derecha de la tabla durante el período más reciente. Mira cuánto sus sueldos divergieron de otras áreas metropolitanas, entre ellas Los Ángeles y Chicago.

La convergencia de sueldos a lo largo de ciudades antes y después de 1980 (Elisa Giannone).

Tal como muestran el próximo grupo de gráficos, esta tendencia ha sido impulsada casi por completo por los aumentos de trabajadores de conocimiento de altas cualificaciones. La línea roja representa a los trabajadores que no terminaron la universidad mientras que la línea azul representa a trabajadores con un título universitario o más.

La convergencia de sueldos a lo largo de áreas estadísticas metropolitanas antes y después de 1980 por grupo según sus cualificaciones (Giannone).

Tal como muestra la tabla a la izquierda, entre 1940 y 1980 los sueldos de ambos tipos de trabajadores convergieron a lo largo de áreas metropolitanas. Pero, como se puede apreciar en la tabla a la derecha, entre 1980 y 2010 estas dos líneas divergieron.

Los sueldos de trabajadores de menores cualificaciones siguieron convergiendo, pero los sueldos de trabajadores más cualificados divergieron radicalmente. De nuevo, mira la distancia sobre la línea que tienen Nueva York, San Francisco y Boston, la cual muestra la divergencia considerable de sueldos de altas cualificaciones en esas áreas metropolitanas. Por lo tanto, la Gran Divergencia refleja la aglomeración de trabajadores de conocimiento altamente cualificados y educados en esas áreas metropolitanas.

publicidad


***

La división de EEUU en estados azules y rojos y ciudades no es sólo el resultado de preferencias políticas e ideología, sino también de la clasificación de su gente en grupos distintos, en clases distintas y en localizaciones distintas.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Galería relacionada: las ciudades más asequibles de Estados Unidos


Las ciudades grandes más asequibles de Estados Unidos
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad