publicidad
Los trabajadores hispanos impedirán el descenso en la población empleable en EEUU. En la imagen, un grupo de latinos trabajando en campos de flores en California.

Sin inmigrantes, la población que puede trabajar en EEUU se estancará

Sin inmigrantes, la población que puede trabajar en EEUU se estancará

Un nuevo reporte del Centro Pew muestra la importancia de la inmigración para el futuro del mercado laboral en el país.

Los trabajadores hispanos impedirán el descenso en la poblaci&oac...
Los trabajadores hispanos impedirán el descenso en la población empleable en EEUU. En la imagen, un grupo de latinos trabajando en campos de flores en California.

Los inmigrantes son los trabajadores del futuro en Estados Unidos. Al menos así lo describe un nuevo análisis del Centro de Investigación Pew. De acuerdo a los investigadores, para cuando lleguemos al año 2035, los inmigrantes y sus hijos reemplazarán a los baby boomers (la masiva e influyente generación nacida entre 1946 y 1964) como los mayores impulsores de crecimiento en la fuerza laboral del país.

El número de trabajadores en edad ideal para estar en la fuerza laboral (entre 25 y 64 años) crecerá más lentamente en las dos próximas décadas que en cualquier década desde los sesenta. De los 173.2 millones de trabajadores que tuvimos en 2015 llegaremos a 183.2 millones en 2035. Esto es lo que se esperaba por la jubilación de los baby boomers, una generación gigante que ha inundado la fuerza laboral desde los 1960. Por su retiro (y por la disminución de la tasa de nacimiento desde los setenta), los trabajadores nacidos en EEUU con padres que también nacieron aquí disminuirá de 128.3 millones a 120.1 millones, una descenso que implicará que pasen de ser un 74% de la fuerza laboral a un 66%.

(Centro Pew)

A pesar de esto, la fuerza laboral crecerá en términos absolutos. Pero esto sucederá gracias a los inmigrantes y sus hijos nacidos en Estados Unidos. Debido a ellos, la población de trabajadores seguirá creciendo, aunque sea de manera menos fuerte. Pew proyecta que el número de trabajadores inmigrantes crecerá de 33.9 millones en 2015 a unos 38.5 millones en 2035, con los recién llegados constituyendo todo de ese aumento. Los hijos de inmigrantes crecerán de 11.1 millones en 2011 a 24.6 millones en 2035, pasando de ser un 6% de la fuerza laboral a un 13%.

(Centro Pew)

Todas las proyecciones de Pew están basadas en tasas actuales de inmigración, legal e indocumentada. También asumen que dos tercios de los llegados serán de edades entre los 25 y 64 años, como es el caso ahora.

Pero estos números podrían ser distintos si la administración del Presidente Trump obtiene lo que quiere. Sus órdenes ejecutivas (y los muchos comentarios realizados durante su campaña) han hecho clara su intención de deportar a millones de indocumentados del país, y sus políticas podrán afectar el número de inmigrantes de Latinoamérica que quieren vivir en EEUU a largo plazo. Sus órdenes ejecutivas sobre la entrada de gente de países mayoría musulmanes y refugiados también podrán resultar en una tasa más baja de inmigración de esos países.

(Centro Pew)

Si todo eso ocurre, habrá que esperar a ver qué impacto tendrá en el mercado laboral y la economía de los Estados Unidos, pero Pew deja entrever un difícil escenario al jugar con la idea de qué sucedería en 2035 si se resta la inmigración de sus cifras: Estados Unidos, por primera vez en su historia, decrecería en población que puede trabajar. La diferencia es de 18 millones de personas menos con capacidad de contribuir a la sociedad con su empleo. Y eso sería un serio problema.

Conoce las diez ciudades con más inmigrantes indocumentados en EEUU (FOTOS)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad