publicidad
Esta es la familia González conversando juntos alrededor del fuego.

Evacuados por incendios en California cumplen 8 días acampando en la costa de Sonoma

Evacuados por incendios en California cumplen 8 días acampando en la costa de Sonoma

Huyendo del humo y del fuego que acechaba su casa, decenas de personas se agruparon en un área popular de camping en Bodega Bay, en la costa de Sonoma. Esta es su historia.

Esta es la familia González conversando juntos alrededor del fuego.
Esta es la familia González conversando juntos alrededor del fuego.

BODEGA BAY, California.- 50 grados Fahrenheit, fuertes vientos, buenos abrigos, una fogata en el medio, miradas cansadas y cientos de bromas. La familia Gómez cumple este miércoles 8 días de estar acampanando en Bodega Dunes, California, un área estatal muy conocida en la zona para este fin por su belleza escénica junto al océano.

Entre todos suman unos 15, algunos viven en Sonoma y en Santa Rosa, sitios donde los voraces incendios han devastado miles de propiedades -entre ellas las de amigos y familiares suyos- y donde el humo se disipó por múltiples millas contaminando todo a su paso, especialmente los pulmones de los habitantes.

Relacionado
Los bomberos luchan por apagar las llamas de un fuego desatado en el Par...
Bomberos logran contener múltiples incendios en California, pero surgen varios más


Elena Gómez lo sabe bien. Ella, su hermana y su cuñada son asistentes de enfermería en un hospital de la zona. Cuando empezó a sentirse afectada por el humo de los incendios que acechan el estado de California, decidió que era momento de buscar un aire más limpio.

"Uno no podía ni dormir de la preocupación y el olor y entonces mi hermana fue evacuada. No podíamos ir a trabajar porque el hospital fue evacuado también, entonces, alistamos pocas cosas, muy rápido y nos vinimos para acá. Le dije a algunos otros familiares y nos vinimos todos juntos", explicó.

Según ella, la primera idea era buscar una casa de playa para rentarla entre todos, "pero luego nos dimos cuenta de que no fuimos los únicos con esta idea, no había casas disponibles, nada y bueno… entonces tocó acampar”.

publicidad

"¿Qué por qué no nos fuimos a un albergue? ¿Cómo le explico? Somos una familia que nos gusta estar juntos y lucharla juntos y también nos gusta nuestra privacidad y seguridad. Además, nos gusta acampar, vea usted que no es la primera vez que lo hacemos y tenemos nuestras cosas", explica.

Ni las bajas temperaturas han logrado apagar el buen ánimo de estos evac...
Ni las bajas temperaturas han logrado apagar el buen ánimo de estos evacuados que vienen muy bien preparados.


"Sé que muchas personas adentro de los albergues tienen miedo y están asustadas, en los refugios la gente hasta está triste y angustiada y se siente sola porque no está con su familia, pero nosotros estamos juntos aquí, por eso lo decidimos así", comentó al tiempo que se acomodaba el cabello por el viento.

Ella se aparta para continuar la conversación. Su familia se entretiene en el fondo, todos cubiertos con cobijas nuevas.

"Yo no le voy a decir que toda esta experiencia de evacuar un área por incendios es bonita, pero tampoco puedo decir que la hayamos pasado mal, nos hemos hasta divertido un poco. Ya son ocho días, pero nunca nos ha faltado comida ni ropa ni abrigos. La gente que supo que había personas aquí trajo de todo, bolsas de dormir y tacos, cervezas y hasta vino. La gente ha sido espléndida con nosotros y se ha preocupado por venir a darnos vueltas y traernos alimentos y cobijas. Casi todas las tiendas de acampar que ves las regalaron", describió.

publicidad

Esperanza y buena voluntad

Los incendios han causado al menos 41 muertos y más de 90,000 personas tuvieron que ser evacuadas, además de las viviendas calcinadas y los miles de acres arrasados con el paso de las llamas.

Gómez lamenta lo sucedido, pero tiene un mensaje de esperanza para quienes se hayan visto afectados: "Esta situación de los incendios es muy triste y desagradable, no voy a restarle seriedad al asunto, pero ante la preocupación que sé que las personas tienen, especialmente los hispanos, lo que les digo es que tengan esperanza, que hay muchas personas buenas en el mundo que siempre quieren ayudar a otros".

Sobre los miedos que tienen los inmigrantes, Gómez dice que los entiende. "Yo tengo 25 años en este país y 14 en el hospital. He visto de todo. Es verdad que mucha gente tiene muchos temores por su estatus migratorio, pero eso no puede significar que permitan que lo irrespeten". En el condado de Sonoma, uno de los más afectados por las llamas, se calcula que viven 20,000 trabajadores indocumentados.

Esta información en inglés y español explica a los evacuados que son bie...
Esta información en inglés y español explica a los evacuados que son bienvenidos en el área para acampar.


"El mensaje que yo le doy a los hispanos es que se eduquen tanto como puedan, que se informen bien y no crean en cualquier cosa que oyen en cualquier parte. Aunque se sea indocumentado, todas las personas tienen derechos humanos y en casi cualquier lugar van a encontrar personas de buen corazón en quien podrán apoyarse si tienen la humildad de pedir ayuda", dijo.

Según Gómez, para ella esta situación de incendio en California le ha devuelto la esperanza en la gente y ha sido una prueba de solidaridad.

"Muchas personas vinieron aquí por pura buena voluntad a asegurarse que estuviéramos pasándola bien y no solo hispanos, personas de restaurantes cercanos que nos trajeron sopa, gente que nos trajo champú, nos ofrecieron baños para ducharnos y no nos cobraron la cuota diaria por acampar. Uno tiene que aprender a recibir y la mejor forma de no tener miedo es conocer la ley".

Sin saber de sus casas y sin trabajo, incendio deja a hispanos en la incertidumbre en California Univision


Antonieta Méndez, en otro camping en la misma zona, coincidió con Gómez en el agradecimiento que sienten con todos los que vinieron a extenderles la mano. "Ayer esto estaba cubierto de personas por todos lados y a nadie le faltó nada", dijo. La joven salvadoreña trabaja en un viñedo de Napa y vino con su esposo e hijo pequeño. Tenía poca experiencia acampando, pero dice que no le faltaron maestros.

Incertidumbre ante el futuro

Tanto Méndez como Gómez pasaran esta noche en el bosque, pero ambas deben emprender el regreso mañana jueves a sus propios hogares pues ya las mandaron a llamar de sus respectivos trabajos.

Relacionado
Pedro Contreras perdió su hogar y su empleo por los fuegos en Son...
"Alcanzamos a salir corriendo con lo que traíamos puesto": hispanos que lo perdieron todo en los incendios de California


"Al parecer la vida tiene que continuar, ¿no? Yo no estoy convencida de que ya haya pasado todo el peligro, tampoco sé si nuestra casa está ahí todavía o no tenemos donde volver. Cuando salimos corriendo se nos dijo que estaba en peligro y no tenemos contactos de vecinos para preguntarles aún. Me preocupa el futuro, si no tenemos hogar no sabemos qué haremos. Al menos sé que tengo trabajo porque por eso me llamaron, eso el algo. En este momento eso es lo que me preocupa: la salud de mi bebé con este humo y tener casa al volver, en ese orden".

"Lo que yo creo es que todo va a estar bien porque somos personas que nos hemos enfrentado a duros retos en la vida y siempre encontramos la forma de superarlos. Eso es lo que yo le trato de decir a todos los que me preguntan. Vamos a estar bien y vamos a estar mejor si entre todos nos ayudamos, empezando por alentarnos entre nosotros", concluyó su esposo, quien también trabaja en el viñedo pero prefirió no dar su nombre.

publicidad

Según el oficial de turno del parque, cientos de personas estuvieron en la zona acampando y muchos se reconocieron como inmigrantes indocumentados.

En fotos: Los rastros que dejan los incendios en California
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad